Salud

Creando felicidad Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El Síndrome del Sobreviviente

Claves del artículo:

Hoy cuento en mi blog con Arezky Hernández, una persona muy especial con la que tuve el placer de trabajar en los últimos meses. Hay algo en común entre nosotros. Los dos somos de un país pero hemos acabado viviendo en otro. Arezky es cubano pero lleva viviendo mucho tiempo en México. Es profesor de la Universidad de México, Doctor en Física Teórica, Coach Ontlógico y Facilitador de The Work, el poderoso método de cambio de creencias creado por Byron Katie. Arezky tiene esa capacidad de unir lo científico y lo espiritual, de hacer fácil lo difícil y tiene un rigor profesional y una capacidad humana enormes, de modo que todo lo que hace tiene un halo muy especial. Acaba de inaugurar su blog hace poco y te recomiendo visitarlo, después de leer este interesante artículo que no dejará indiferente a nadie.

El síndrome del sobreviviente y los 3 tipos de asuntos.

Envía Tweet

Comencemos con una breve historia:

“Claudia se encontraba ante una decisión.

Su corazón latía fuertemente y su mente intentaba calcular qué acción era mejor tomar.

Conducía tomando el paso a nivel por encima o mejor se mantiene a nivel del suelo.

Si iba por encima podía liberar el semáforo pero temía caer si volvía a temblar fuertemente.

Si iba por debajo se sentía más segura a nivel del suelo pero un semáforo la retrasaría, y quería llegar rápido a casa.

Ambos caminos estaban atascados de coches y no había ninguna señal para los teléfonos móvil.

Claudia recordaba que hacía unas horas estaba dando clases y se encontraba en un tercer piso de la universidad con sus alumnos.

De pronto el piso había comenzado a trepidar fuertemente y todas las paredes crujían con un sonido desagradable.

Todos habían dejado sus cosas rápidamente y Claudia intentaba controlar su mente y mantener la calma haciendo avanzar a sus alumnos hasta la salida más cercana.

Avanzar era difícil ante el constante sacudir del suelo: brincos y zarandeos les impedían mantener el equilibrio y en ocasiones se golpeaban entre ellos o con las paredes.

El edificio se quejaba con sonidos de desgarraduras y algunas alumnas comenzaban a alzar la voz diciendo lo que pensaban: “mis hijos… ¿cómo estarán mis hijos?”

Claudia pudo llegar a su departamento 4 horas después en medio de un increíble tráfico, sonidos de sirenas, caras de angustias y ninguna posibilidad de comunicación vía teléfono móvil.

Su familia y el edificio donde vive estaba en perfectas condiciones. Otros no corrieron la misma suerte.”

Leyendo la historia de Claudia sucedida el 19 de Septiembre de 2017 en la Ciudad de México

Envía Tweet

La historia de Claudia es una de las historia que ocurrieron el martes 19 de septiembre del 2017 en la Ciudad de México debido al temblor que estremeció la ciudad durante varios minutos cortando las comunicaciones, la luz y estremeciendo la vida de cerca de más de 20 millones de habitantes.

Los siguientes días Claudia se ha sentido estresada, ha estado asustada y angustiada y le cuesta retomar las actividades cotidianas de su vida.

Una de sus vecinas, Gloria, le ha confesado que no quiere ni acercarse a las calles por la angustia que le provoca sentirse expuesta, no puede conciliar el sueño y cualquier sonido lo confunde con una posible alarma sísmica.

También le ha dicho que le cuesta regresar a la normalidad debido a la culpa que siente por no haber perdido su casa ni a su familia.

El Síndrome Del Sobreviviente

Al conjunto de los síntomas que está experimentando Gloria se le conoce como Síndrome del Sobreviviente. Incluye:

sentirte mal por volver a tus actividades después de la catástrofe

sentir culpa de estar viva

sentir culpa ante la oportunidad de volver a la rutina

sentir remordimiento de haber podido llegar a tu casa sin verla derrumbada

sentir culpa por volver a la normalidad de tus actividades. Una voz en tu cabeza te dice que eso “no está bien”

sentir culpa de regresar al trabajo y a la vida normal, en especial después de ver las afectaciones que otros padecen

tormento emocional debido a pensar que deberían padecer las mismas condiciones que los demás
El Síndrome del Sobreviviente se comenzó a estudiar al término de la Segunda Guerra Mundial.

El Síndrome del Sobreviviente se comenzó a estudiar al término de la Segunda Guerra Mundial

Envía Tweet

Se le conocía como el Síndrome de los Campos de Concentración debido a que los primeros registros médicos que se tienen acerca del padecimiento se dieron luego de que terminara la guerra.

Los sobrevivientes tenían secuelas psicológicas y emocionales. Manifestaban, entre otras cosas:

pesadillas recurrentes y dificultades para conciliar o mantener el sueño

poco apetito

fuertes estados de ansiedad

hipervigilancia

dificultad para concentrarse

irritabilidad o ataques de ira
¿Qué podemos hacer para apoyar a alguien con el Síndrome del Sobreviviente?

¿Qué puedo hacer si lo he identificado en mi?

Seguramente existen muchas formas de enfrentarlo y trabajarlo.

Mi propuesta para ti hoy es usar el análisis de Las 3 Clases de Asuntos.

El análisis de los 3 tipos de asuntos te ayuda a afrontar el Síndrome del Sobreviviente

Envía Tweet

Este esquema fue introducido por Byron Katie en su metodología conocida como The Work y traducida al español como El Trabajo.

Qué es El Trabajo de Byron Katie

El Trabajo, de Byron Katie, es un método de investigación simple pero profundamente eficaz y nítido que nos permite abordar los pensamientos que causan y fortalecen nuestros ciclos reiterativos de sufrimiento.

¿Cuáles son Las 3 Clases de Asuntos y cómo pueden apoyarte a recuperarte del Síndrome del Sobreviviente?

Te propongo pensar que sólo existen tres tipos de asuntos en el universo: el mío, el tuyo y los asuntos del Universo.

Sólo existen tres tipos de asuntos en el universo: el mío, el tuyo y los asuntos del Universo.

Envía Tweet

Mis asuntos son aquellos que están bajo mi control.

Tus asuntos son aquellos que están bajo tu control.

Los asuntos del Universo están fuera de mi control, del tuyo y del control de todo el mundo.

Te propongo pensar en lo siguiente: Gran parte de nuestro estrés viene de vivir mentalmente fuera de nuestros propios asuntos.

Gran parte de nuestro estrés viene de vivir mentalmente fuera de nuestros propios asuntos.

Envía Tweet

Si yo  pienso "necesitas un nuevo trabajo, quiero que tú seas feliz, debes ser puntual, requieres cuidarte mejor" estoy en tus asuntos.

Si yo estoy preocupado por los terremotos, las inundaciones, las guerras, por mi muerte, estoy en los asuntos del Universo.

Cada vez que estoy mentalmente en tus asuntos, o en los asuntos del Universo, el resultado es mi separación. El resultado es sentirme solo, disminuir mi energía, sentirme perdido, con culpa, triste.

Claves para ayudar a personas con el Síndrome del Sobreviviente

¿Cómo puedo aplicarlo si tengo el Síndrome del Sobreviviente? ¿Cómo puedo apoyar a alguien que lo esté experimentando?

Te propongo hacerte las siguientes preguntas:

Primera pregunta: Cuando estoy pensando en el terremoto, en que debió haber sido distinto con las demás personas, en que debió haber sido distinto conmigo: ¿en asuntos de quién estoy?

Segunda pregunta: Si estoy mentalmente en los asuntos de otras personas, o en los asuntos del Universo, ¿quién está en mis propios asuntos? ¿quién está justo aquí, viviendo mi vida?
Cuando nos permitimos estar en los asuntos externos: los de otros o los del Universo me separo de mí y después me pregunto por qué mi vida no funciona como debería.

Cuando estoy en los asuntos de otros, o en los del Universo, esto me impide estar presente con mi vida, vivir mi proceso, encontrar mi camino.

Cada vez que me siento herido o solo, estoy en el asunto de otra persona.

Envía Tweet

La siguiente vez que sientas pesadillas recurrentes, dificultades para conciliar o mantener el sueño, fuertes estados de ansiedad, hipervigilancia, dificultad para pensar enfocadamente, irritabilidad, ataques de ira, o cualquiera de los otros síntomas del Síndrome del Sobreviviente pregúntate en qué asuntos estás mentalmente.

Esta pregunta te trae inmediatamente a ti y puedes descubrir que no estás realmente presente contigo mismo o contigo misma, que estás viviendo mentalmente en los asuntos del Universo.

Cuando notes que estás en los asuntos del Universo te invito a regresar al ser maravilloso que ya eres.

No quiero decir que no nos sintamos tristes por el sismo, las pérdidas personales o de otros.

Mi invitación es a estar presente, con compasión sobre uno mismo, completamente concentrado y consciente del proceso propio, del duelo que nos corresponda vivir, del camino personal que nos corresponda recorrer.

Cualquier otro camino, estando en asuntos de otros, es una forma de evadir nuestro propio camino y es una forma de perder de vista el ser maravilloso que ya somos independiente de las circunstancias externas.

Sólo estando presente conmigo, sólo estando completamente presente tú contigo podrás manifestar todo tu ser auténtico y brindar todo el apoyo y la ayuda de la cual eres capaz.




Dr. Arezky Hernández  es fundador de arezkyhernandez.com, un espacio donde liberar bloqueos mentales y encontrar la paz y sabiduría para actuar. Para aprender más sobre El Trabajo de Byron Katie, visita thework.com o visita mi sitio web. Si está interesado en llevar The Work a tu vida como una metodología para clarificar tus pensamientos negativos no dudes en ponerse en contacto conmigo en hola@arezkyhernandez.com

The post appeared first on María Mikhailova - Coaching Estratégico.

Fuente: este post proviene de Creando felicidad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida como espejo y como maestra

Claves del artículo: Hace tiempo que no escribía, debido a un delicado estado de salud. Quería tomarme libres las navidades y al final se alargó mi período de descanso y, a pesar de que no quería sen ...

Recomendamos