Temas sobre salud Idea guardada 50 veces
La valoración media de 91 personas es: Excelente

Cómo nos protege la curcumina contra distintos cánceres

Curcumina


Según la Sociedad Americana del Cáncer, una de cada tres mujeres en los Estados Unidos corre el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer en el transcurso de sus vidas.

Para los hombres, la cifra se eleva a uno de cada dos.

Dado que el cáncer es una enfermedad relacionada con la edad en la mayoría de los casos, el riesgo de diagnóstico aumenta cuanto más tiempo se vive, por lo que es la segunda causa principal de muerte en este país.

Estos datos ponen de relieve una cruda realidad.

Cuando se trata de la prevención del cáncer, los servicios de salud y las compañías farmacéuticas siguen siendo extremadamente negligente en proteger al público.

El resultado es un sinnúmero de muertes por cáncer que podrían evitarse cada año.

Hay una necesidad urgente de proporcionar a las personas que envejecen intervenciones validadas para apuntar a los múltiples factores causantes de cáncer antes de que surjan.

Entre los más convincentes y poco reconocido de estos esta la curcumina.

Relacionado: 11 increíbles beneficios para la salud de la cúrcuma

En contraste con el enfoque convencional de la oncología basada en tratamientos tóxicos como agente único, la curcumina ha surgido como un potente agente para prevenir el cáncer, con 240 estudios publicados que aparecen en la literatura científica mundial tan solo en el último año.

En este artículo, conocerás los múltiples factores que intervienen en la carcinogénesis (el desarrollo del cáncer).

La lucha contra los cánceres mortales en las mujeres

Los cánceres de mama varían ampliamente en su respuesta al tratamiento estándar.

Curcumina


Los cánceres que dependen del estrógeno para la supervivencia son tratados de forma más eficaz con métodos convencionales.

Los que carecen de receptores para las hormonas femeninas son mucho más resistentes al tratamiento.

Aquí es donde realmente se encuentra el valor de la curcumina, debido a que tiene la capacidad de inducir apoptosis (muerte celular programada) en una variedad de cánceres asociados a las hormonas femeninas.

Sorprendentemente, la curcumina no produce prácticamente ningún cambio en las células mamarias sanas, con una toxicidad muy baja incluso en dosis tan altas como 8.000 mg al día.

En pacientes humanos con cáncer, dosis de curcumina tan elevadas como 3600 mg al día han demostrado inducir los siguientes efectos favorables contra el cáncer:

Paraptosis: Un proceso similar a la apoptosis (muerte celular programada), la curcumina inicia la paraptosis sólo en las células de cáncer de mama, causando una rápida destrucción.

Provocando la destrucción selectiva de las mitocondrias de las células del cáncer (dejando las mitocondrias de las células sanas no afectadas).

La interrupción del ciclo celular del cáncer: La curcumina puede suspender las células cancerosas en un estado de no-reproducción dentro de su ciclo de vida, deteniendo así su replicación.

Curcumina


Regulación a la baja de células de cáncer: La curcumina bloquea un grupo de moléculas vitales para el proceso de metástasis.

En modelos animales, ha demostrado reducir la diseminación metastásica a los pulmones a través de esta vía.

Detiene el desarrollo de células madre: La curcumina inhibe el crecimiento y la renovación de las llamadas células madre del cáncer.

Las células aberrantes que se consideren la raíz de muchos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama.
La cúrcuma también ha demostrado combatir con eficacia el cáncer de cuello de útero, la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres en los países desarrollados, debido a que es un cáncer bastante frecuente.

Es causada en gran parte por la infección con el virus del papiloma humano, o VPH.

Los efectos antiinflamatorios de la curcumina rompen el vínculo que desencadena el desarrollo del cáncer inducido por el VPH.

curcumina


La curcumina promueve aún más la apoptosis de las células cancerosas en el revestimiento del útero y reduce la tasa de crecimiento de los leiomiomas uterinos dolorosos pero no malignos (fibroides uterinos).

En conjunto, estos efectos hacen que la curcumina sea atractivo tanto como agente quimiopreventivo primaria en mujeres con riesgo de cáncer de mama y una opción de tratamiento adyuvante en las que ya han desarrollado la enfermedad.

La curcumina protege contra el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres estadounidenses.

Afortunadamente, su largo período de latencia y la tasa de crecimiento lento lo convierten en un candidato ideal para la prevención.

La curcumina ataca múltiples objetivos en los tumores malignos de la próstata, interfiriendo con la propagación de las células cancerosas y la regulación de las respuestas inflamatorias a través del factor nuclear potenciador del NF-kB.

Al igual que ciertos tipos de cáncer de mama, el cáncer de próstata a menudo depende de las hormonas sexuales para su crecimiento.

La curcumina reduce la expresión de los receptores de hormonas sexuales en la próstata, acelerando la descomposición androgénica y perjudicando la capacidad de las células cancerosas para responder a los efectos de la testosterona.

También inhibe la iniciación y promoción del cáncer mediante el bloqueo de la formación de metástasis en la próstata y la regulación de las enzimas requerido para la invasividad de los tejidos.

Si bien es posible utilizar simplemente más cúrcuma en la cocina, a muchas personas les resulta más fácil tomar en forma de suplemento.

Hay una serie de alimentos que han demostrado poder ayudar con el cáncer de próstata, así que asegúrate aumentar más su consumo, y no depender solamente de la cúrcuma.

Estos alimentos incluyen el té verde, el brócoli y especialmente la granada.
Curcumina

Relacionado: La granada protección natural contra el cáncer de próstata

La lucha contra los cánceres gastrointestinales

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más común en los adultos y la segunda causa principal de muertes por cáncer.

A pesar de la agresiva atención quirúrgica y quimioterapia, casi el 50% de las personas con cánceres colorrectales desarrollan tumores recurrentes.

Esto puede deberse en parte a la la supervivencia de las peligrosas células madre del cáncer de colon que se resisten a la quimioterapia convencional y actúan como semillas para cánceres posteriores.

Por otro lado, estos cánceres son candidatos excelentes para la prevención, ya que siguen una secuencia predecible a partir de pólipos no malignos a crecimientos cancerosos en toda regla, que normalmente requiere una década en desarrollarse.

Así como con los tumores malignos de mama, cuello uterino y de próstata, la curcumina retarda la progresión de los pólipos de colon al reducir la inflamación desencadenada por el factor NF-kB y las citoquinas pro-inflamatorias.

Detiene además el crecimiento de las células cancerosas antes de que puedan convertirse en tumores detectables a través de una serie de mecanismos moleculares relacionados entre sí.

La curcumina crea un óptimo entorno gastrointestinal más favorable para la salud del colon mediante la reducción de los niveles de los llamados ácidos biliares secundarios, (secreciones naturales que contribuyen al riesgo de cáncer de colon).

Y que tiene un efecto directo, al inhibir la proliferación de células cancerosas y reducir aún más su producción.

La curcumina también suprime el cáncer de colon cuando se combina con otros polifenoles como el resveratrol.

Curcumina


La combinación de la curcumina con extractos de té verde impide el desarrollo del cáncer de colon en ratas inducido experimentalmente.

También actúa de forma sinergica con medicamentos de quimioterapia estándar, ayudando a aumentar su eficacia y reducir potencialmente la dosis de los productos tóxicos de la quimioterapia.

Minimizando tanto el daño innecesario como el sufrimiento en los pacientes con cáncer.

Así mismo, la curcumina aumenta la respuesta celular del cáncer de colon a la radiación.

Una característica novedosa de la curcumina es su capacidad para unirse y activar los receptores de vitamina D en las células del colon.

La vitamina D se sabe que tiene potentes propiedades anti-cáncer.

La curcumina es igualmente efectiva en la prevención de cánceres en el estómago.

Inhibe el crecimiento y la proliferación de células de cáncer gástrico humanos en el laboratorio y es particularmente eficaz en la detención de los cánceres que se han vuelto resistentes al tratamiento de múltiples fármacos.

Puede evitar que las células de cáncer gástrico progresen a través de su ciclo de crecimiento, evitando que el tumor crezca más.

La infección con la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) es una causa conocida de gastritis, úlcera péptica y cáncer gástrico.

La curcumina bloquea el crecimiento de H. pylori y reduce la velocidad de mutación de las células del estómago.

Relacionado: 5 consejos para reducir el riesgo de pólipos intestinales

Este efecto esta de nuevo relacionado con la capacidad fundamental de la curcumina para bloquear la activación del factor NF-kB.

La cúrcuma es conocida por sus efectos beneficiosos sobre el sistema digestivo y los intestinos, incluido el colon.

Consumir los alimentos adecuados y mantener el colon saludable puede permitir prevenir la formación de pólipos como un primer paso en la prevención del cáncer de colon.

Temas sobre salud, las enfermedades en la sociedad actual

Fuente: este post proviene de Temas sobre salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: generalcáncer

Recomendamos