Soluciones Caseras Idea guardada 129 veces
La valoración media de 298 personas es: Muy buena

Remedios para calmar el dolor de lumbago o lumbalgia



El lumbago se caracteriza por la presencia de dolor en las zonas de las lumbares y en las vértebras que están situadas al final de la espalda. Este dolor puede tener su origen en distintas causas, afectando a los músculos, nervios o ligamentos.

Un ataque de lumbago limita enormemente el movimiento al producirse rigidez y dolor en la parte afectada y puede durar varios días o llegar a convertirse en un trastorno crónico, que afecte a la calidad de vida de quien lo padezca. En la entrada de hoy vamos a ver algunos tratamientos naturales que son muy efectivos a la hora de combatir el lumbago.

Remedios naturales contra el lumbago

Calor local

Las lumbares se enfrían fácilmente y para aliviar el dolor puedes calentarlas mediante bolsas de agua o una manta eléctrica. También es un buen remedio ducharte con agua bien caliente y aplicar un chorro directo a la zona afectada. Tendrás que aumentar la temperatura gradualmente hasta llegar al máximo que resista tu cuerpo y mantenerlo durante dos o tres minutos.

Plantas medicinales

Existen plantas medicinales que te van a ayudar a reducir la inflamación y depurar tu organismo, como por ejemplo la cola de caballo y la zarzaparrilla. Para elaborar este remedio tendrás que mezclar ambas plantas en un litro de agua, añadirle el zumo de un limón y algo de stevia si quieres endulzarlo. Tómatelo a lo largo del día en sorbos generosos.

Emplastos de arcilla

La arcilla es una solución natural y económica para cualquier clase de inflamación.


Tienes que preparar un emplasto con agua tibia y arcilla roja o verde, que aplicarás directamente sobre la zona lumbar hasta que queda compacta. Una vez hecho esto, hay que cubrir la pasta con una gasa o paño y con algún tejido grueso (como la lana) para producir un efecto de calor. Déjala actuar al menos una hora o mejor durante toda la noche para obtener sus beneficios. La arcilla depura las toxinas, reduce la inflamación y además aporta minerales a tu cuerpo.

Jugos y tés naturales

Sobre todo los que combinan frutas con hortalizas, como apio, remolacha o zanahoria. También son efectivos el té verde y otras bebidas hechas a base de semillas de chía o jengibre.

Árnica

Es una planta muy usada por los deportistas para prevenir las lesiones. El árnica se puede encontrar en forma de crema o extracto y se puede aplicar directamente sobre la piel o ingerirse. También hay remedios de este tipo relacionados con la homeopatía, en cuyo caso su nombre comercial es “Árnica Montana 9 CH” y viene presentado en pequeñas bolitas.

Vinagre de romero

El romero ayuda a que la sangre circule mejor por el cuerpo y por tanto es muy aconsejable para realizar friegas. Puedes preparar vinagre de romero fácilmente macerando unas ramas de este árbol con vinagre en un recipiente de cristal.

También te va a interesar leer:
- 7 ejercicios para fortalecer la espalda y prevenir el dolor
- Remedios y ejercicios para aliviar el dolor cervical
Síguenos en facebook y descubre nuevos remedios cada día.
Fuente: este post proviene de Soluciones Caseras, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos