skokkamexico Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

No paséis por alto la salud sexual

Un estado de confort físico, emocional, mental y popular relacionado con la sexualidad. De esta forma define la Organización Mundial de la Salud (OMS) la salud sexual.  Para Silvia Sanz García, psicóloga y directora de la clínica Psytel, salud sexual es “tener relaciones sanas respetándose mutuamente, disfrutando del sexo, ensayandolo de modo seguro y con custodia y sin llevar a cabo nada que no deseen”. Vicente Briet, integrante de la Federación De españa de Sociedades de Sexología (FESS) y director del Centro Vicente Briet, en Alicante, hace hincapié en la relación entre salud sexual y mental. “Hay patologías mentales que tienen la posibilidad de derivar en disfunciones sexuales, por las propias enfermedades o por los medicamentos con los que se tratan. Del mismo modo, las disfunciones sexuales tienen la posibilidad de ofrecer lugar a depresiones o ansiedad”, sugiere. Uno de los inconvenientes que encuentra Santiago Frago, médico y instructor del máster de Sexología de la Universidad Camilo José Cela, es que el estilo de vida occidental no posibilita el ocuparse al amor, al erotismo, ni a la pareja, por eso estan tan de moda las escorts en Queretaro. Por esto, es considerable beneficiar esos instantes, además de impulsar unos métodos sanos, como dejar el tabaco, llevar una dieta correcta, vida activa, espacio para el ocio, etc. Los profesionales comentan más detalladamente cómo hacer mejor la salud sexual:

1) Llevar a cabo ejercicio con regularidad
Briet asegura que “al entrenar ejercicio experimentaremos una mejoría emocional y, este estado de confort y agrado, indudablemente va a aumentar la libido. Además, el ejercicio regular va a mejorar la condición física, lo que contribuye a gozar más en la cama”. El profesional apuesta por la natación como ejercicio de bajo encontronazo. “Es un deporte que, en mujeres, puede hacer mas fuerte el tono del suelo pélvico, considerable para que hagan frente a disfunciones sexuales, como el vaginismo y la contrariedad para lograr orgasmos. En hombres, es bueno para sobrepasar inconvenientes de control de eyaculación y hacer mejor las erecciones”. El pilates es bueno para hacer mejor la vida sexual, mientras que no se tengan inconvenientes de suelo pélvico. “Si se tienen, hay que solucionarlos primero para que estos ejercicios no agraven la situación”, apunta Briet.

2) Dejar el tabaco
El integrante de FESS apunta a indagaciones que avalan el perjuicio del consumo de tabaco en la funcionalidad eréctil. “El tabaco perjudica los flujos sanguíneos del pene, adelantando el rápido declive de la edad de sus arterias”, afirma.

3) Tener una dieta equilibrada
“Los hombres que basan su dieta en un contenido elevado en grasas saturadas muestran hasta un 38 por ciento de reducción de la concentración de espermatozoides en la eyaculación, y un 41 por ciento menos de líquido espermático”, dice Briet.

4) No hacer prácticas de riesgo
Una aceptable salud sexual es dependiente de múltiples componentes. “Entre los más indispensables está la utilización de procedimientos anticonceptivos, los cuales asisten a impedir patologías de transmisión sexual (ITS) y embarazos no planificados”, enseña el sexólogo de Alicante. José Luis Casado Santamaría, sexólogo y terapeuta del Centro Sexológico Senso, de Valladolid, afirma que un ejercicio negligente de la sexualidad la transforma en fundamento de inconvenientes de salud, de padecimiento y de desequilibrio personal y popular. Casado recuerda que:  Las ITS no distinguen si se es homosexual, mujer, joven, hombre, bisexual, prominente, heterosexual, etc. A todos les puede tocar.  El exclusivo medio que evita las ITS es el preservativo. 

5) Utilizar anticonceptivos
Casado sugiere comprender todos los procedimientos anticonceptivos: procedimientos barrera (mecánica o química), procedimientos hormonales, DIU y procedimientos quirúrgicos. Advierte de que la marcha atrás no es un procedimiento anticonceptivo.

6) Entrenar técnicas de autocontrol emocional
El estrés frecuenta producir una reducción del deseo sexual al achicar el nivel de testosterona en sangre. En estas situaciones, “la costumbre regular de la respiración, la tranquilidad muscular y el mindfulness o la meditación tienen la posibilidad de contribuir a regular las emociones”, subraya Briet.

7) Evadir relaciones tóxicas
Además en el chato emocional, hay que evadir las relaciones tóxicas. “Toda relación de pareja debe ser una relación entre iguales, consentida por las dos partes, sin presión, chantaje o crueldad”, recalca Casado. En una relación, el exitación, la inocencia y los afectos, se distribuyen. De todas formas, hay que proteger el derecho a desvincularse de la otra persona. El sexólogo del Centro Sexológico Senso cree que es la exclusiva forma de ser coherente y de aceptar que el hombre es libre y responsable.

8) Hacer mejor la información sexual
“Es muy considerable estar informado de las prácticas de peligro y los procedimientos a nuestro alcance para evadir esos riegos. Comprender qué es una relación de pareja sana y entender dónde asistir cuando aparece algún problema”, enseña Casado. Briet se expone en concordancia y advierte de que la carencia de información alrededor de la sexualidad y nuestro cuerpo perjudica a la salud sexual de la gente. “Hay que hacer mejor nuestro autoconocimiento y la psicoeducación sobre los elementos que benefician el confort y el desarrollo erótico y sexual”.

9) Conocerse
En relación con el punto previo, Casado aconseja “conocernos como seres sexuados, comprender nuestro cuerpo, estudiar a querernos, valorarnos, gustarnos, y entender expresar nuestra erótica tal es así que seamos contentos, aceptando todas nuestras peculiaridades”.

10) Comunicarse
El profesional de FESS afirma que a más grande comunicación con la pareja, menor peligro de pésimos entendidos en el lote sexual y más grande posibilidad de hacer mejor la calidad del acercamiento erótico. “La comunicación erótica es un fuerte afrodisiaco y la comunicación relacional y emocional un neutralizador de probables interferencias en el chato sexual”.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.
Etiquetas:

Recomendamos