Yoga sin Fronteras Idea guardada 0 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

Encontrarse con uno mismo puede ser uno de los mayores temores

Por Pablo Rego. 

Son muchas las razones por las que las personas que desconocen el Yoga dicen no practicarlo: “que es aburrido”, “que no me engancho”, “que me duele alguna parte del cuerpo”, “que me cuesta concentrarme”, “que es demasiado suave” o “demasiado fuerte”, “que me da frío” o “calor”, “que me dijo alguien que no era bueno para algo” y un largo etcétera que puede reforzar ideas negativas. Pero es muy difícil escuchar decir “no puedo quedarme en silencio”, “me dan miedo mis propios pensamientos”, “no sé cómo permanecer una hora prestando atención a mí mismo” o “me atormenta no distraerme de mi propio ser”, poniendo en segundo lugar las razones superficiales para quedarse y aprender sobre el propio cuerpo, la propia mente y la propia dimensión espiritual.


Foto ©Freepik
  Lo diferente, lo mejor o lo peor de practicar Yoga.

Cuando las personas se acercan a Yoga desde un lugar cargado de prejuicios suelen darle el gusto a los demás, incluso al profesor o instructor con el que se han encontrado y al que no han podido evitar más, tomando una o dos clases para crear, con la excusa de haberlo experimentado, una nueva idea que utilizar cuando le pregunten “por qué no practicas Yoga”

Llegar a un sitio en el que no se impulsa a las personas a competir, ni se crean ambientes para aturdirse o exacerbar los egos, puede ser la panacea para quienes están hartos de esos valores de la sociedad. Pero algunos, o muchos, si en torno a la actividad que van a realizar (en este caso la sesión de yoga) faltan la mirada hacia el afuera o la mirada del otro, el conseguir ser el mejor, más rápido, más lindo o más perfecto, se encuentran perdidos y les cuesta encontrar su lugar.

Aquellos que tienen problemas de salud debido a la gran exigencia que hacen del cuerpo físico toda vez que descargan en el cuerpo emociones relacionadas con la necesidad de aceptación o la competencia, con la frustración o la apariencia, deben cambiar mucho el punto de vista de lo que es “estar saludable”, especialmente en lo referente a los condicionamientos mentales.

En eso se basan los prejuicios, en creer de antemano que estamos haciendo lo correcto sin observar que si tenemos problemas, a lo mejor no estamos tan acertados en lo que pensamos. Y como uno de los objetivos de Yoga es desbaratar las estructuras mentales para permitirnos realizar otras experiencias, la fuerza de las ideas preconcebidas hacen que, aun intentándolo, la práctica de Yoga no encaje para nada en esas ideas.



Comprender que los dolores y enfermedades son mensajes que debemos escuchar.

Pero muchas de las personas que llegan a la práctica de Yoga lo hacen con algún problema que resolver, luego de buscar en otros sitios respuestas que sólo los conceptos y la filosofía que respaldan una disciplina como Yoga les van a ofrecer. Es en esas diferencias con el resto de las actividades que está la puerta de entrada al universo de las respuestas.

Las ideas rígidas, muchas veces heredadas, van tallando el cuerpo físico. Esas ideas generan un filtro a través del cual creemos que lo bueno es sólo aquello que determinados seres o estamentos convalidan y desde allí elegimos la manera de realizar actividad física o intentamos encontrar un equilibrio emocional o mental sin observar que son esas mismas ideas las que nos llevan a enfermarnos o lesionarnos.

El cuerpo físico se va deteriorando, pasamos de unos simples dolores a dolencias crónicas, de situaciones estacionales a permanentes y en ese proceso insistimos con el punto de vista y con la manera de hacer las cosas, repitiendo los patrones que nos conducen a la enfermedad.

Se nos desalinea la columna vertebral, creamos tensiones en determinadas partes del cuerpo, siempre las mismas contracturas, puede que lleguemos a una intervención quirúrgica con la intención de corregir algunos trastornos. Se nos desordena el funcionamiento de los órganos de la respiración o de la digestión, sufrimos de tendinitis en los hombros o en las caderas y realizamos actividad física con la influencia de la misma carga emocional que nos lleva a esas situaciones. El descontrol de nuestra mente nos lleva a la preocupación u obsesiones recurrentes que devienen luego en ansiedad y pánico y queremos salir del laberinto usando los mismos elementos con que lo hemos construido.

Si vivimos el día a día desde el rencor, el revanchismo, la reacción, reforzando la creencia de que conseguiremos algo bueno intentando alcanzar las cosas por la fuerza o a través de ella, si percibimos todo como una carrera y una competencia, en donde unos son los buenos y otros los malos, unos ganadores y otros perdedores, estaremos compitiendo aunque no sea necesario y nos desequilibraremos, aun cuando estemos realizando actividad física.

Aunque el cuerpo nos hable a través de los dolores o las enfermedades que pueden crearse a partir de esas estructuras basadas en ideas, creencias o hábitos, podemos llegar a creer que por el mismo camino que nos desequilibramos y desarmonizamos vamos a lograr encausar nuestra salud. Aunque parezca obvio decirlo, así sólo lograremos más desarmonía y un estado menos saludable.
 


Foto ©Freepik

El hábito del silencio y la quietud.

Llegar a Yoga con la idea de que allí las cosas deberían ser de una u otra manera es perdernos la oportunidad de aprender algo esencial y es que las ideas pueden ser descartadas. Pero si dedico gran parte de mi día a reforzar unas estructuras mentales, desecharlas me va a resultar un sacrilegio.

La invitación a soltar creencias y perjuicios para tratar de percibir desde el silencio, sin el impulso de correr o competir, puede resultarnos violento y asfixiante, sobre todo si no alcanzamos a vislumbrar un plan B similar al que traíamos de casa, detrás de esa invitación.

El desconocimiento de cómo es permanecer en silencio o en un estado de quietud, aunque pasen muchas cosas en un plano sutil que nos cueste ver al principio, hace que quienes nunca antes hayan estado en esa situación se sientan completamente perdidos y desarmados, cuando la sesión de Yoga pasa por momentos de relajación, contemplación o permanencia en quietud en una postura.



Es en esas situaciones, aparentemente pequeñas e inofensivas, que muchos aspirante a practicantes o iniciantes se apegan a las ideas de todo lo demás (que no es otra cosa que lo que los está enfermando) para justificarse y argumentar todo tipo de situaciones hasta convencerse de que Yoga no es para ellos. En el silencio y la quietud afloran los miedos, las inseguridades o las situaciones sin resolver. Y el camino de autoconocimiento que es Yoga muchas veces comienza por ahí, por la superación de aquello que ignoramos u ocultamos de nosotros mismos.

Por el contrario, quien llega cansado de sus propias dificultades y de los recursos que la sociedad le brinda para aturdirse y distraerse de sí mismo, quien ha llegado a comprender que necesita una guía o ayuda para aprender a hacer otras cosas, quien está dispuesto a cambiar y soltar los patrones tóxicos, comprende rápidamente que los recursos y situaciones que el Yoga le ofrece son la manera de cambiar el enfoque de todo lo conocido para, con tiempo y paciencia, desarticular los conceptos mentales que llevan al desequilibrio.

No se puede forzar a alguien a hacer lo que no comprende. No puede saberse cuál de los golpes será el último. Cuando aquel que cree que sus ideas son más valiosas que su salud llega al límite del orgullo y se rinde ante la posibilidad de cambiar para romper el círculo vicioso, el Yoga estará allí con sus miles de años de sabiduría para mostrarles el camino de la tolerancia, el respeto de sí mismo y la posibilidad de tomar la decisión de dejar de luchar para fluir con el devenir de las circunstancias, sin perder de vista el centro del equilibrio mental y emocional que nos mantiene más cerca de la salud.

©Pablo Rego

Profesor de Yoga

Terapeuta holístico

Diplomado en Medicina Ayurveda de India



Fuente: este post proviene de Yoga sin Fronteras, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

belleza deporte dietas y nutrición ...

Namaste! Haz yoga en tu casa

Cómo diseñar una Práctica de Yoga en Casa? Empecé a practicar yoga hace 2 meses. Lo admito, sucumbí a todos los yogis que llenan el instagram, pinterest y los blogs. Mi objetivos fueron 1) lograr todas las posiciones como esos yogis, obviamente, 2) más realístico- de estar tranquila y descansar un poquito de la locura cotidiana con 2 hijos y 3) de poner mi cuerpo en forma. Como ponerse a hacer ...

yoga

Los 11 beneficios del Yoga para la salud

Hace 10 años que fuí a mi primera clase de Yoga, y desde aquella no he parado de practicarlo. No estoy seguro de qué fue lo primero que me enganchó del Yoga, pero creo que fue cuando descubrí que el Yoga no sólo me ayudaba a encontrarme mejor físicamente, sino que actuaba sobre toda mi persona. Aunque me encanta trabajar la diferentes asanas para mejorar mi fuerza, mi flexibilidad y mi coo ...

consejos de salud deporte medicina natural ...

Razones por las cuales debes empezar a practicar yoga

El yoga es una práctica llena de misticismo y años de sabiduría. Es, junto a la meditación, uno de los únicos ejercicios que conectan cuerpo, mente y espíritu. Tiene un sinfín de beneficios que ayudan, sobre todo, a encontrar un estado de paz absoluto, pese a las diferentes emociones que atravesemos en nuestro día a día. Es una práctica que invita a dedicar tiempo a nosotros mismos y a tener un es ...

Artículos de Pablo Rego Artículos Yoga

Yoga por los pueblos: una experiencia personal

por Pablo Rego | Una feliz circunstancia que con los años se fue transformando en una motivación. Llevar Yoga a donde hace falta. Desde 2008, en la Comunidad Valenciana, España, a pueblos como Almazora, Requena y Nules hasta la actualidad, cuando cada día voy a dar clases a pueblos de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, como Iriarte, Alberdi y Germania. La vida en los pueblos y Yoga. Se suel ...

sin categorizar

¿Qué puede ser si me duele la pierna? diagnósticos mas comunes

Sentir dolor generalizado en una o ambas piernas es relativamente común en la sociedad actual, el pasar todo el día sentados, la vida sedentaria, las alteracines posturales y la mala alimentación son los principales causantes de patologías como la ciática, la pseudociática por irritación de Sacro-iliaca, el síndrome del piramidal, la irradiación de puntos gatillo de cadera, las varices y atasco ci ...

yoga masaje salud ...

Yoga Restaurativo

Yoga Restaurativo: “Vuelve a tu centro” – Posturas sencillas para todo el mundo: En situaciones de estrés o tensión, nuestro cuerpo de manera instintiva se ocupa de mantener un estado de alerta para sobrevivir. Actualmente estos estados de estrés son comunes en nuestra vida. Las posturas restaurativas nos permiten mantener un estado de calma y silencio interno en el que le damos ...

Salud

La práctica de yoga puede mejorar la calidad del orgasmo

Un estudio de la Universidad de Hardvard se ha referido a las ventajas que nos aporta para nuestra vida sexual El yoga tiene una serie de beneficios entre los que se encuentran los que aporta a nuestra vida sexual. El Yoga no solo nos da más apetito sexual, incluso al practicarlo ayuda a aumentar el placer. Según la escuela médica de Hardvard repetir ciertas posturas durante mínimo doce semanas ay ...

posturas de yoga para principiantes posturas del yoga practicar yoga ...

Consejos para evitar lesiones a la hora de practicar yoga

Consejos para evitar lesiones a la hora de practicar yoga Consejos para evitar lesiones a la hora de practicar yoga. Durante los últimos años, debido a los beneficios que se obtienen de la práctica del yoga, cada vez son más las personas que deciden hacer de esta actividad un estilo de vida. Calentamiento antes del ejercicio Si bien es cierto que también es una práctica espiritual, como toda act ...

artículos de pablo rego artículos yoga

El ambiente para la práctica de yoga

Sala de Yoga- Luz de Pueblo / Yoga sin Fronteras - 2017 - Iriarte, Argetina por Pablo Rego I Es imposible separar Yoga de naturaleza. La práctica de esta milenaria disciplina al aire libre, con un entorno natural, el canto de las aves o el murmullo de las olas del mar, el aroma de las flores o de un bosque, algunos rayos de sol o una suave brisa podrían ideales. Pero, en el las ciudades o en época ...

--

Ser uno mismo para ser original

Ser uno mismo para ser original Deja de buscar la aprobación de los demás, tienes que ser original y eso no es otra cosa que ser uno mismo, no existe una sola persona idéntica a otra, y justo eso es exactamente lo que nos hace únicos, nos hace ser originales, diferentes, es ahí dónde realmente conseguiremos crecer como personas y nos hará llegar a grandes cosas. Ser uno mismo puede dar miedo, pode ...