comunidades

Brazos Flexibles

Feldenkrais todos los días
Para un mayor beneficio, al hacer esta lección, te recomiendo realizar los movimientos lentamente para hacerlos de manera consciente y no automática, nunca llegar al límite máximo del movimiento, procurar que la respiración sea continua sin detenerla, en caso de molestia o dolor, hacer más pequeños los movimientos o en su caso visualizarlos e ir sintiendo la organización a través del movimiento.

Las articulaciones de los hombros son la que tienen mayor rango de movimiento y aseguran la movilidad de nuestros brazos. En esta lección comprobarás y sentirás más movilidad y flexibilidad tanto en ellos como en el cuello y la espalda.

Acuéstate sobre el suelo, observa cómo sientes tus apoyos a lo largo de la espalda, cómo se apoyan tus brazos y tus hombros. Observa las diferencias entre tu lado izquierdo y tu lado derecho.

Dobla las piernas y extiende ambos brazos a los lados, a la altura de los hombros, con las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Gira lentamente, las dos manos hacia arriba, de manera que las palmas queden mirando al techo y vuelve a la posición inicial. Realiza estos movimientos giratorios varias veces observando qué sucede en tu espalda media, entre los omóplatos y en los hombros. Descansa.

La siguiente secuencia de movimiento es en la otra dirección. Misma posición que el movimiento anterior, con los brazos extendidos a la altura de los hombros y las palmas hacia el suelo. Gira los brazos lentamente hacia los pies, de modo que las manos rodarán sobre los pulgares y volverán a la posición inicial. Repite varias veces prestando atención al rango de movimiento. Hazlo sin forzar, hasta donde sea cómodo y fácil, sintiendo qué pasa en tu zona dorsal y entre los hombros. Descansa.

Inicia el movimiento de nuevo, uniendo los dos movimientos anteriores. Gira ambos brazos lentamente hacia arriba y hacia abajo. Repite varias veces y siente el movimiento en la columna vertebral y entre los hombros. Descansa.

Retoma el movimiento de nuevo pero esta vez mientras el brazo derecho gira hacia arriba, gira el brazo izquierdo hacia abajo y viceversa. Observa si tu cabeza quiere participar del movimiento. Hazlo varias veces y descansa.

En la misma posición de partida, sigue con los movimientos anteriores alternando un brazo hacia arriba y el otro hacia abajo, moviendo ahora tu cabeza de lado a lado y observando qué dirección elige, ¿mira el brazo que va hacia arriba? o ¿mira el que va hacia abajo? realiza estos movimientos algunas veces y descansa.

Sigue con el movimiento anterior y mientras giras alternando un brazo hacia arriba y el otro hacia abajo, rueda tu cabeza de lado a lado con la otra opción, la que no elegiste anteriormente y sigue con el movimiento. Descansa un momento y siente cómo estás ahora, ¿notas algún cambio con respecto al principio de la lección?

Gira lentamente hacia un lado, siéntate y ponte de pie. Abre tus brazos hacia los lados y muévelos hacia abajo y hacia arriba dejando que tu cabeza acompañe el movimiento. Cuando gires tus brazos hacia arriba gira tu cabeza hacia el techo y cuando gires hacia abajo lleva tu cabeza hacia el suelo. Haz un descanso y retoma el movimiento llevando un brazo hacia arriba y el otro hacia abajo.

Encuentra tu propio “giro” y disfruta de la nueva libertad en tus hombros, cabeza y espalda!

También puedes hacer éstas lecciones y recuerda leer, las pautas a seguir, antes de empezar cualquier lección.

Archivado en: Brazos, Clases Gratuitas, Cuello, Espalda, Feldenkrais Online, Feldenkrais todos los días!, Hombros, Método Feldenkrais Tagged: Clases Gratuitas, Feldenkrais Online, Feldenkrais todos los días!, Método Feldenkrais
Fuente: este post proviene de Blog de Esther Niego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Todas las actividades que realizamos diariamente requieren tener una columna flexible. Esta secuencia corta y simple, de movimientos del Método Feldenkrais, aumentará la rotación en toda la columna y ...

Recomendamos