Principales diferencias entre CBD y THC

¿Sabes qué diferencias hay entre el CBD y THC? Antes de explicarte qué es, veremos de dónde viene. El cannabis es una planta de la familia Cannabácea y contiene más de ochenta compuestos químicos biológicamente activos. Los compuestos más comúnmente conocidos son delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD).

El CBD y THC son compuestos cannabinoides, es decir, sustancias químicas que se enlazan con los receptores cannabinoides de todo el cuerpo, a través del sistema endocannabinoide. El THC es el componente psicoactivo de la planta de cannabis más importante y abundante dentro de las variedades clasificadas como psicoactivas. Por otra parte, hay mucho interés en torno al CBD gracias a su potencial, relacionado con los beneficios para la salud.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE CBD Y THC?

Aunque el CBD y THC son compuestos cannabinoides, hay grandes diferencias entre ellos. Al THC se le atribuyen efectos psicoactivos, los cuales son nocivos, y propiedades antiinflamatorias, relajantes y narcóticas. Por otro lado, los efectos del CBD son relajación muscular, reducción de ansiedad o disminución de convulsiones a la par que dolor. A continuación vamos a analizar cada una de sus diferencias en profundidad.

EL CBD NO ALTERA NUESTRAS CAPACIDADES MENTALES

El CBD actúa reforzando toda la red de receptores cannabinoides, no uniéndose directamente a los receptores, pero lo hace de una manera especial ya que, como no tiene efectos psicoactivos, ayuda de manera natural y saludable a producir hormonas para aliviar muchas enfermedades.

Sin embargo, el THC sí que tiene efectos psicoactivos y se une a los receptores del cerebro y el aparato digestivo desencadenando efectos secundarios psicotrópicos, como el aumento del apetito, deterioro de memoria y coordinación, estado mental alterado o tiempo de reacción más lento

EL CBD CUENTA CON PROPIEDADES BENEFICIOSAS COMO LA DISMINUCIÓN DE CONVULSIONES O LA REDUCCIÓN DE LA ANSIEDAD

La ansiedad provoca que el paciente produzca grandes cantidades de hormonas como la adrenalina y de cortisol. El CBD actúa en el sistema endocannabinoide CB1 y CB2, lo que beneficia la liberación de hormonas reguladoras de la adrenalina y el cortisol, haciendo que los pacientes se relajen.

El CBD tiene la capacidad de reducir los efectos de los diferentes tipos de ansiedad, ya que afecta al sistema nervioso central y produce hormonas para combatir las hormonas producidas por sufrir este tipo de trastornos.

El CBD tiene muchas aplicaciones médicas y una de ellas es que ayuda a reducir las convulsiones. Diversas investigaciones han demostrado que el CBD es capaz de disminuir la frecuencia, intensidad y cadencia de las convulsiones en pacientes diagnosticados con epilepsia. Esto se debe a que el CBD actúa en el sistema nervioso central y mitiga las convulsiones y ataques epilépticos.

EL THC CUENTA CON EFECTOS PSICOACTIVOS Y PROPIEDADES NARCÓTICAS QUE EL CBD NO POSEE

Una de las mayores diferencias entre el THC y el CBD es que el THC tiene efectos psicoactivos y propiedades narcóticas. Ambos compuestos reaccionan el cuerpo humano por el sistema endocannabinoide, pero el efecto es diferente, ya que el THC afecta a partes de nuestro cerebro pero el CBD no altera nuestras capacidades mentales en ningún momento.



 

EL CBD ES DE UN MAYOR USO MEDICINAL Y TERAPÉUTICO, MIENTRAS QUE EL THC ES PARA USO MÁS RECREATIVO

El CBD y THC tienen aplicaciones médicas importantes, pero siempre se descartan los tratamientos de THC por sus efectos psicoactivos, a no ser que sean casos de pacientes en quimioterapia para aumentar su apetito y reducir las náuseas o para disminuir el dolor en pacientes con enfermedades crónicas.

Por ende, el uso de CBD está más ligado al uso terapéutico medicinal y terapéutico, ya que está demostrado que ayuda a pacientes con enfermedades reumáticas, dermatológicas y también con diferentes tipos de epilepsias e, incluso, ayuda a pacientes con Parkinson entre muchas otras. Pero, sobre todo, lo más importante es que su consumo no altera nuestras capacidades cerebrales.

EL CBD NO AFECTA A LA MEMORIA, NI A LA COORDINACIÓN NI AL RITMO CARDÍACO, MIENTRAS QUE EL THC PUEDE TENER ESTOS EFECTOS 

Como hemos comentado antes, el CBD y THC tiene efectos diferentes por su composición química y forma de actuar en los receptores cannabinoides.

El THC, al tener efectos psicoactivos, afecta a la memoria a corto y largo plazo, hace que la coordinación sea más lenta y al ritmo cardiaco en diferentes situaciones, mientras que el CBD es saludable para la salud mental y física del cuerpo humano.

Como habrás podido comprobar, el CBD y THC actúan de diferente manera, tanto a nivel biológico como neuronal. Por un lado el THC es más dañino para la salud y solo se utiliza en situaciones extraordinarias donde los pacientes lo necesitan o para un uso recreativo, mientras que el CBD tiene aplicaciones médicas cada vez más importantes y no tiene efectos psicoactivos dañinos para los pacientes.

Desde LabCBD seguimos investigando los múltiples beneficios del consumo de CBD para traer al mercado nuevos productos y poder ayudar a gente que lo necesita. Si tienes alguna duda sobre qué productos elegir, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra web ¡Estaremos encantados de ayudarte! 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: