Ayuda psicológica en línea Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Qué hacer para superar las llamadas emociones negativas

Share 0 Messenger Whatsapp Tweet 0 Share 0
0Shares

Las emociones negativas lo son cuando nos frenan, cuando nos impiden dar pasos para estar mejor, y tomar decisiones que podrían favorecernos.

Lo peligroso de tales emociones es que si no se aprende a afrontarlas, pueden llevarnos a conductas nocivas para la salud física y afectar también la salud mental, impidiéndonos una vida plena.

Si quieres tener una excelente calidad de vida, necesitas aprender a superar estas llamadas emociones negativas, y por eso hemos decidido presentarte una lista de 4 de esas emociones y cómo superar cada una.

De igual forma, es recomendable contar con la ayuda de un profesional que te guíe con técnicas de afrontamiento cuándo estas emociones te afectan de una manera más profunda.

Puedes recurrir a un psicólogo online que te enseñará a descubrir tus fortalezas y aprovechar tus emociones de una manera más productiva.

A continuación las 4 principales emociones negativas que debes aprender a controlar:

No dejes que la ansiedad te detenga

La ansiedad es una emoción que puede llegar a ser muy desagradable, el cuerpo responde con nerviosismo, los pensamientos se vuelven turbios, se incrementa el miedo a la incertidumbre, entre otras cosas.

Entre las situaciones que encienden la ansiedad está la preocupación por rendir en el trabajo, emprendimiento o que la empresa vaya bien, la búsqueda y necesidad de equilibrio entre la vida laboral y familiar, un cambio de residencia, y situaciones similares.

La ansiedad afecta tu desempeño en todas las áreas de tus vidas, y podría incluso afectar tu relación con amigos y familiares, e incluso contigo mismo.

La ansiedad provoca mal humor, incapacidad para responder adecuadamente a las situaciones, entre otras cosas.

Para combatir la ansiedad, necesitas aprender a darle un significado diferente a los acontecimientos.

Así que aprende a asimilar los cambios, responsabilidades y acontecimientos como partes de la dinámica de vida.

Controla la ira o agresividad

La ira es una emoción que altera notablemente el humor y la conducta, te hace agresivo e incluso afecta tu perspectiva y juicio.

Esta se produce por diversos motivos, puede ser estimulada por insatisfacción, por situaciones en las que te sientes amenazado u ofendido.

Esta emoción puede producir cambios fisiológicos en tu cuerpo, entre otros enrojecimiento facial, sudoración, aceleración del ritmo cardíaco, tensión de los músculos.

Controlar la ira, y la agresividad como reacción inmediata de esta emoción, debes aprender a distanciarte de la persona o situación que la producen.

El distanciamiento debe ser físico y a veces mental, de esa forma dejarás de sentirte abrumado y podrás pensar con claridad.

La idea es tomarte unos minutos y respirar profundamente, así lograrás que la frecuencia cardíaca vuelva a la normalidad. Después reflexiona en la situación y lo que puedes hacer para solucionarla.

Esto te ayudará a controlar la ira y evitar incrementar los conflictos contigo mismo y los demás.

Maneja la tristeza eficazmente

La tristeza cumple una función adaptativa, además que señala tu necesidad de apoyo social, conserva tu energía para reponerte ante un suceso grave, como una pérdida.

Ahora bien, cuando la tristeza es permanente, necesitas afrontarla y superarla y para ello debes planificar actividades que te mantengan ocupado y fuera de tu zona de confort.

Cuando la tristeza se profundiza, comienzas a centrarte en lo negativo, y esto sigue alimentando la tristeza, te aíslas y en consecuencia no consigues cómo superarla. Por eso es importante que planifiques actividades que te pongan en contacto con otras personas.

Sal a pasear, a cenar con tus amigos, haz deportes, y mantente siempre activo. También es importante que expreses tu tristeza, para así sacarla de tu interior.

Despójate de la culpabilidad

La última emoción negativa que debes sacar de tu sistema, porque te hace sentirte mal contigo mismo, y distorsionas tu propia imagen.

Para superar la culpabilidad y despojarte de ella debes enfrentar la situación, si te sientes mal contigo porque piensas que has herido a una persona lo mejor es que hables con ella.

Si sientes culpabilidad porque has cometido un error y te haces consciente de ello, asúmelo como un aprendizaje y corrígelo.

Conclusión: Apóyate en un profesional para superar tus emociones negativas

Por último, todas las emociones que te hemos presentado y las otras que puedan amenazar tu bienestar, pueden ser superadas con terapias.

Consulta con un psicólogo online que te guíe en el reconocimiento y superación de las llamadas emociones negativas.

Ayuda a tus amigos a superar sus emociones negativas, comparte con ello este artículo.

Share 0 Messenger Whatsapp Tweet 0 Share 0
0Shares

Fuente: este post proviene de Ayuda psicológica en línea , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Emociones negativas

Recomendamos