comunidades

¿Que es la dieta macrobiótica y cómo ayuda a la mente?

que es la dieta macrobiotica
Macrobiótica

Hoy contamos en nuestro blog con la colaboración de asimejor.com, que nos va a hablar sobre la dieta macrobiótica. ¡No te lo pierdas!

Índice

Historia de la macrobiótica

El primer uso registrado del término macrobiótica (del griego macro que significa gram o largo y bios que significa vida) se encuentra en el siglo IV 4 A.C. en la Antigua Grecia, en los escritos de Hipócrates.

Hipócrates es considerado como el padre de la medicina occidental, escribió sobre la importancia de la comida fresca estacional, el ejercicio al aire libre y cómo éstos factores se reflejaban en la salud de sus pacientes. Sus ideas fueron más tarde retomadas por otros escritores clásicos como Galeno Aristóteles y Herodoto.

El término reapareció nuevamente en 1796 cuando el doctor Christopher Wilhelm, médico prusiano, publicó su libro Macrobiótica:

El arte de prolongar la vida. Su enfoque estaba en una dieta de alimentos naturales y en su mayoría vegetarianos.

Hacia el final del siglo XX, un militar de alto rango el doctor Sagan Ishizuka, quien había entrenado en medicina occidental, notó la creciente incidencia de la enfermedad japonesa local, a medida que se adoptaba una nueva dieta y medicina occidental.

Él se centró en el uso de alimentos naturales enteros sin refinar, granos como un alimento básico central alimentos frescos cultivados localmente y consumidos en temporada y atención al equilibrio de nutrientes. Con buenos resultados ayudó personas a recuperar su salud.

La macrobiótica en el siglo XX

alimentacion macrobiotica
Luego a principios de la década de 1920, un joven más tarde conocido como George Ohsawa, quién se estaba muriendo de tuberculosis, tomó contacto con los conceptos de Ishizuka y decidió intentar curarse. Usando estos preceptos junto con su comprensión de la filosofía china antigua sobre los opuestos complementarios Yin y Yang, lo consiguió.

Tras esto, dedicó su vida a compartir sus ideas sobre salud, libertad y paz. En sus escritos describió los 6 atributos necesarios para estar sano y vital: apetito por la comida y por la vida, sueño profundo, buena memoria, emociones armoniosas y un sentido de justicia y gratitud.

Usando el término macrobiótica para describir este camino a la salud, junto con su esposa Lima inspiró y enseñó a muchos estudiantes en Japón y en Europa.

Ahora que el mundo se ha vuelto más globalizado, complejo y se está alejando de una forma de vida simple y natural, necesitamos principios y prácticas para mantenernos saludables.

Las enseñanzas de Ohsawa y otros continúan brindando soporte a muchas personas.Maestros y consejeros aportan su propio conocimiento y experiencia para hacer de la macrobiótica moderna un beneficio único y relevante en el mundo que vivimos hoy.

¿Qué es la macrobiótica?

La macrobiótica es la disciplina que busca comprender las cualidades humanas físicas, emocionales, mentales y sociales, así como descubrir cómo desarrollarlas y sostenerlas a través de una selección y preparación de nuestro régimen alimenticio con base en la creatividad, una dinámica mental y en los principios de la observación de la naturaleza.

Esta disciplina no implica un régimen alimenticio general que pueda seguir cualquier persona. Por el contrario, la macrobiótica aplica principios adaptables y flexibles para todas las personas sin importar el clima, cultura, tradición o circunstancia en que ellas se desenvuelven, a fin de alcanzar el balance alimenticio a favor de su salud y bienestar como seres humanos.

Se trata, por lo tanto, de una forma de vida que fortalece la salud de forma integral, usando los alimentos en su totalidad y su vitalidad.

En consecuencia, el objetivo que guía el ejercicio de la dieta macrobiótica es el desenvolvimiento de la conciencia humana partiendo de los fundamentos biológicos del ser humano: sangre, células, tejidos y órganos, incluyendo el cerebro.

Como podemos observar, la cultura macrobiótica no sólo se enfoca en la salud física, sino en el descubrimiento de la felicidad y de la satisfacción personal.

Mucho más que una dieta

La dieta o alimentación macrobiótica es una forma de comer que tiene sus cimientos en la teoría del equilibrio entre el Yin y el Yang. Así pues, según esta filosofía con raíces en el taoísmo, vigente desde hace más de 5000 años en el Lejano Oriente, el tipo de comida que comemos, la manera en que lo hacemos y la cantidad tienen un efecto directo sobre nuestra salud, comportamiento y felicidad.

Algunos de los principios sobre los cuáles se asienta la dieta macrobiótica son realmente simples, por ejemplo, evitar los excesos y los alimentos procesados en la medida de lo posible, así como masticar correctamente los alimentos.

Una de las principales conclusiones de la macrobiótica es que una dieta que siga sus principios ayuda tanto a prevenir las enfermedades como a curarlas.

El consumo responsable

La macrobiótica no solo está relacionada con la alimentación, sino con el consumo local, ecológico y sostenible

La alimentación macrobiótica trata, mediante algunos de sus principios, de fomentar el consumo local y ecológico de alimentos, de manera que este consumo sea lo más sostenible posible.

Así pues, al consumir alimentos de nuestro entorno más inmediato, estamos ahorrando recursos en el transporte y distribución de estos alimentos, además de que esto repercute directamente en nuestro bolsillo y en nuestra salud.

Por otro lado, el consumo de productos ecológicos tiene un efecto directo sobre la preservación del medio ambiente, ya que estos alimentos se producen en ausencia total de pesticidas y herbicidas, así como fertilizantes sintéticos.

Todo esto contribuye, como ya hemos dicho, a la preservación inmediata de la flora y la fauna adyacente a los lugares de cultivo, a parte de preservar nuestra salud, evitando que los productos químicos sintéticos acaben en nuestro cuerpo, bien sea por la parte residual que se queda en los alimentos, o bien por la contaminación no deseada de acuíferos.

El hecho de consumir alimentos de temporada hace que también ahorremos en recursos en la cadena de producción de alimentos no autóctonos, que muchas veces necesitan de cámaras frigoríficas para acelerar o evitar su madurez.

Por último, impulsar el comercio local hace que el dinero se reparta en el territorio, de manera que evitamos que al hacer la compra nuestro dinero vaya a parar a la otra parte del mundo.

En lo referente al comercio justo, se trata de evitar los márgenes de beneficio desproporcionados que normalmente se quedan los intermediarios en la distribución de los alimentos, haciendo que los productores primarios, normalmente personas sin muchos recursos, acaben viviendo en condiciones de extrema pobreza.

¿Qué debemos comer en cada época del año según la macrobiótica?

Según los principios de la dieta macrobiótica, se debe comer de manera acorde a la época del año en que nos encontramos

Sabemos que la alimentación adecuada para una persona varía según su sexo, edad, trabajo, salud pero también sabemos que el clima es un factor importante a tener en cuenta, ya que cada época del año pone a prueba nuestro cuerpo de una manera distinta.

Cada estación del año tiene unas particularidades a seguir por lo que respecta a la alimentación

Por lo tanto, y respetando en todo momento los principios de la alimentación macrobiótica, vamos a ver algunos de los alimentos recomendados para cada época del año:

Invierno: debemo priorizar los alimentos con un aporte calórico mayor: verduras de raíz, salsa de soja, pepinillos, miso, sal y aceite, mijo, o arroz frito.

Primavera: la comida debe ser más ligera, con alimentos cocinados al vapor: cereales, verduras de hoja o fermentados.

Verano: comida muy ligera: mucha verdura, fruta, algunas comidas crudas, cebada, bulgur o maíz dulce.

Otoño: vuelta otra vez hacia comidas más pesadas: mochi, calabazas, judías o cereales.

Composición de la dieta macrobiótica

Cereales integrales: 50-60%

Frutas y verduras: 25-30%.

Proteínas: 10%.

Sopas: 5-10%

Algas 5%.


Únete y ten acceso a todo nuestro contenido antes que nadie. Además, recibirás en tu mail el libro Alimentos quemadores de grasas.

Correo electrónico Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¡Gracias!

Sígueme en instagram

La ansiedad es seguramente el enemigo común número uno de nuestra sociedad . El ritmo acelerado y la continua estimulación a la que estamos acostumbrados a vivir, hace que cada vez lleguen a consulta más personas que sufren de estrés o ansiedad. Por eso, si eres reacio o reacia a tomar medicación, o ya estás en tratamiento psicológico y quieres tener una herramienta saludable para calmar los nervios, hoy quiero hablarte sobre los ansiolíticos naturales. En la bio tienes un enlace a un artículo completo que descubre los mejores ansiolíticos naturales. Muchas veces, cuando no sabemos que hacer con lo que sentimos, acabamos comiendo u otras cosas peores. Así que, ¿por qué no probar? Cuéntame tú también ! Dime qué te sirve hacer cuando tienes ansiedad para calmarte. Tu comentario puede ayudar a otras personas #ansiedadcomida #calmarlosnervios #calmarlaansiedad #ansiedadgeneralizada #ansioliticonatural #remediosnaturales
Hoy toca hablar sobre la alimentación consciente, un concepto en vogue en España, sobre todo desde que de la mano de #CarlosRios, cada vez hay más personas que siguen el movimiento #realfooding. Cómo en todo, existen diferentes opiniones. Yo voy a compartir contigo la mía personal: Que podemos cuidar nuestra salud aprendiendo a comer y a elegir lo que compramos, me parece indiscutible. Sin embargo, el riesgo está en la obsesión. De hecho, cada vez ocurren llegan a consulta más casos de ortorexia. Un trastorno parecido a la anorexia, dónde la preocupación no está enfocada sobre la imagen personal, si no sobre la salud. La alimentación consciente, tal y como yo lo entiendo, no tiene que significar dejar de comer todo lo que no sea recomendable. Si no, saber lo que comemos. Debemos movernos en un marco de flexibilidad. Es muy positivo que podamos mejorar nuestra lista de la compra, porque la verdad, tenemos integrados en nuestra dieta cantidad de sustancias e ingredientes totalmente nocivos e innecesarios. Sin embargo, también es salud , pero mental, tomarnos un helado de vez en cuando en verano, a pesar de que sepamos la cantidad de azúcar que llevar. Por ejemplo. Vamos a tener un equilibrio y sentido común Más sobre alimentación consciente en el enlace de la bio ! #alimentacionconsciente #alimentarseconsabiduria #alimentarse #alimentacionsaludable #alimentosreales #aprenderacomerbien #realfooders #grullapsicologiaynutricion
Si en ocasiones resulta complicado definir "que es eso que sentimos", todo se complica cuando ese algo se llama vacío. Porqué... ¿Que es el vacío? El otro día en consulta, trabajando con una paciente que se da atracones de comida, estábamos evaluando que le pasaba justo antes de estos atracones. Ella lo llamaba ansiedad. Indagando un poco más determinamos que la mayoría de veces que le ocurría, era en situaciones donde no tenía que hacer nada. Es decir, cuando se aburría. Entonces yo le pregunté, ¿Qué te pasa con el aburrimiento? Al principio no entendía a que me refería, pero según avanzamos, apareció el sentimiento de vacío. Una gran sensación de vacío al sentirse a solas consigo misma. Como si en ese momento de parar, se mirase y descubriese que no sabe porque hace las cosas, ni que quiere realmente. Al conectar con esa parte de sí, sintió angustia y ansiedad. Entonces entendió que comer le servía para activarse (placer) y también para evadirse (alivio). #sentimientodevacio #vacioexistencial #sentirsevacio #sentirelvacio #atracones #comeremocional #ansiedadcomida #comerporansiedad #grullapsicologiaynutricion
El falocentrismo sexual consiste en la creencia de que una experiencia sexual depende del pene, simplificando en una mota de polvo, todo un universo. Cuestiones como el tamaño o el grado de erección, son el abismo que se abre en la mente de un hombre entre decirse así mismo que es buen o mal amante. Durante una charla distendida sobre sexualidad en un bar, una mujer nos comentaba: Los hombres en la cama os comportáis de dos maneras: si estáis orgullosos de vuestro pene pensáis que ya está todo hecho, y si no, os entra a la ansiedad y sólo os importa si estáis a la altura. Cuando nos miramos el pene, tanto para sentir gratitud como decepción, perdemos de vista a la otra persona. Nos olvidamos que la sexualidad es un acto complejo, qué aunque se produzca en el espacio de un vínculo efímero, continua habiendo un lazo emocional. Y sobre todo, que jamás deberíamos construir nuestra identidad entorno a una ¿capacidad sexual?. ¿Quieres saber más sobre el falocentrismo? Visita el enlace que te he dejado en la bio para leer el artículo completo. - #falocentrismo #falocentricos #sexualidadplena #feminismoysexualidad #sexualidadsana #conceptosfeministas #feminismo
Recibirás en tu mail: artículos, podcasts, vídeos sobre psicología y nutrición. Además de las mejores ofertas y promociones.

Correo electrónico Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¡Gracias!

Otras entradas del blog

Fuente: este post proviene de Grulla blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos