comunidades

Ocho recetas fáciles de hacer para llevarte a la playa o a la piscina

Ocho recetas fáciles de hacer para llevarte a la playa o a la piscina

Ocho recetas fáciles de hacer para llevarte a la playa o a la piscina


Si no deseas ir todos los días de restaurante, con todo lo que conlleva, y optas por cocinar tú personalmente, tampoco querrás matarte la cabeza con el menú semanal ni pasarte horas ante los fogones preparándolo todo. 

Lo más fácil sería recurrir a la típica tortilla de patatas, al filete empanado y al melón fresquito metido en la nevera portátil, pero vamos a intentar echarle un poco más de creatividad al asunto para disfrutar de las centenares de alternativas que nos ofrece la dieta mediterránea. Esperamos inspirarte.

Ensaladilla con sardina anchoada y papaya: tan fácil como cocer medio kilo de patata, a la que añadirás, cuando esté fría y a tacos, 200 gramos (g) de sardina anchoada troceada, media papaya a taquitos, una cebollita picada y 20 g de alcaparras. La puedes aliñar con aceite y reducción balsámica de Pedro Ximenez. Comprueba si necesita sal solo cuando lo tengas todo removido, porque la sardina ya aportará el punto salado.

Pan de cristal con anchoas en salmuera: el pan de cristal, como su propio nombre indica, es muy delicado y crujiente, porque prácticamente solo tiene la corteza. Por eso nos lo vamos a llevar abierto pero lo rellenaremos junto antes de hincarle el diente. Y como ingredientes hemos escogido unas buenas anchoas de Santoña en su aceite con unas piparras y un chorrito de reducción de Módena para darle el contraste dulce.

Sandwich de tomates secos con cabrales y pavo: empieza por poner unas hojas de rúcula sobre cada rebanada del pan, mejor si es de cereales, que tiene más sabor, y corta en trocitos unos tomates secos en aceite. Altérnalos con pellizquitos de cabrales y cúbrelos con un par de lonchas de pavo ahumado. Vas a alucinar con la intensidad del sabor.

Quiche de salmón con queso brie y espárragos: para hacerlo solo tienes que extender masa filo en una bandeja con mantequilla y harina para poder desmoldarla después y reservar. Bates un huevo por persona y apartas en un bol. Por otro lado, sofríes cuatro espárragos trigueros hasta que estén blanditos, agregas 200 g de salmón desmenuzado y los mezclas ambos con 200 g de queso brie, que funde bien y rápido.

Lo viertes todo sobre el huevo, revuelves bien y lo esparces sobre la pasta filo. Métela al horno durante 25-30 minutos, hasta que esté todo cuajado y la masa dorada.

Fajitas de ahumados con salmorejo: ve al súper y hazte con unas tortitas en la sección mexicana, dos paquetes de bacalao ahumado y de trucha ahumada y medio kilo de tomate maduro. Empieza por calentar las tortitas en la sartén, a fuego medio, durante diez segundos por cada cara; o bien en el microondas a la máxima potencia por 30 segundos. 

Para el relleno, puedes hacer rápidamente un salmorejo pasando por la batidora los 500 g de tomate troceado sin piel, 100 g de pan, un diente de ajo, 75 mililitros de aceite de oliva extra virgen y sal. Lo untas generosamente sobre las tortitas y vas distribuyendo por toda su superficie tiras del bacalao y de la trucha ahumados (para que no arrastres con toda la pieza al morder). Las cierras bien y las envuelves en papel de aluminio.

Tortilla de mozzarella con jamón york: ya no que no podemos ir hasta Buenos Aires a probar la tortilla de patatas con jamón york y extra de queso mozzarella de Las Chicas de la 3 que sale en la serie de Netflix Street Food, capítulo Argentina, hemos intentado adivinar la receta.

Esta es nuestra interpretación: tras freír 600 g de patatas a daditos hasta que obtengan un color dorado, las mezclas con seis huevos batidos, 400 g de mozzarella rallada y 100 g de jamón dulce a taquitos. Lo viertes todo en una sartén bastante alta y preparas otra bien caliente untada con aceite para poder darle la vuelta e ir haciéndola a fuego lento. O bien echas toda la mezcla en un molde muy alto y lo metes al horno para que se cuaje bien por dentro y salga el queso derretido. 

Dip de mejillones con queso de untar: untar en la playa o la piscina es otro recurso muy socorrido, ya sea con crudités o bien con tostadas de pan o piquitos. Mezclas una lata de mejillones en escabeche con una tarrina de queso blanco de untar en la batidora, esparces con un poco de pimentón de la Vera una vez lo tengas en el táper ¡y voilá!

Rollitos rellenos de cecina con guacamole: trituras un aguacate, le añades un poquito de cebolleta, unos tomatitos cherry y un poco de cilantro bien picaditos con una pizca de sal y, cuando lo tengas bien machacado, vas rellenando las lonchas de cecina estiradas sobre una tabla y enrollándolas. Los metes en un recipiente hermético y a la nevera portátil.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Original:Ocho recetas fáciles de hacer para llevarte a la playa o a la piscina

Tags: comer sano

Fuente: este post proviene de Diagnostico de sintomas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos