Yasmany Idea guardada 7 veces
La valoración media de 11 personas es: Excelente

¡No creerás todo lo que las almendras pueden hacer por tu cuerpo!

A continuación de detallamos algunas de las ventajas de comer este delicioso snack.


 

Previenen enfermedades


Las almendras son buenas para el corazón. Estudios han demostrado que aquellas personas que las comen de manera frecuente, es decir unas cinco veces por semana, tienen un cincuenta por ciento más de posibilidades de reducir el riesgo de padecer un infarto y otras enfermedades cardiovasculares. Esto, debido a que fortalecen y protegen las paredes de las arterias. Incluso, hay quienes aseguran que también reduce considerablemente el riesgo de padecer cáncer.

Fortalecen huesos y dientes

Por su alto contenido de fósforo, son un poderoso alimento para proteger y fortalecer huesos y dientes. Esto podemos lograrlo sólo comiendo un puñado diario a lo largo del día. ¿Suena bien, no?

Ayudan a bajar de peso

Las almendras contienen grasa, pero ésta no perjudica el metabolismo. Al contrario, aquellas personas que las consumen con regularidad son más delgadas. Es importante diferenciar entre las grasas que nos benefician (como las de los frutos secos) y las que nos perjudican. Las que debemos eliminar de nuestra dieta son las que se incluyen en frituras, aceites de mala calidad, bollería industrial, margarina, etc.

Son excelentes para el cerebro

Consumir almendras, ayudará al cerebro a tener una mayor actividad, reduciendo así el riesgo de padecer enfermedades tan complicadas y degenerativas como el alzhéimer. También proporcionan poderosos nutrientes al sistema nervioso, aumentan nuestro nivel intelectual y hasta nuestra longevidad.

Te mantienen con energía

Otro de los beneficios de las almendras es que son fabulosas para obtener energía de manera natural, así que no dudes en comerlas si te sientes cansado o con sueño.

Seguramente te preguntas, ¿cómo debes incluirlas en tu dieta?


Es sencillo. Puedes comerlas en ensaladas, batidos o postres, pero siempre toma en cuenta que deben ser recetas saludables. También puedes preparar una mezcla de almendras con frutos secos o simplemente consumirlas solas en pequeñas porciones.

Lo importante es que en cualquiera de sus formas te encantarán y disfrutarás de sus beneficios.

Fuente: este post proviene de Yasmany, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: wellness

Recomendamos