comunidades

Las enfermedades menos conocidas

Cuando escuchamos la palabra enfermedad se nos viene a la cabeza una simple gripe, un catarro o alguna más grave como puede ser el cáncer. Esto ocurre porque son dolencias que están a la orden del día, algunas porque son muy comunes y otras, desgraciadamente, porque debido a su gravedad provocan mucho sufrimiento y en muchas ocasiones la muerte. Además de estas enfermedades, en países lejanos al nuestro, existen otras que en eso lugares también son comunes y que a nosotros nos parecen raras, como puede ser el cólera o el ébola. Estas dos son graves enfermedades que además, se propagan con mucha facilidad debido a las condiciones que existen en los países donde es más frecuente padecerlas.

Hace décadas en nuestro país había enfermedades que de aquellas se consideran comunes pero que hoy en día, debido a los cambios en la higiene y en la alimentación, se han convertido en poco comunes o han desaparecido. Antes era muy común ver a los niños enfermos de escarlatina. Debido a que era una enfermedad bacteriana y que se contagiaba con cierta facilidad, los niños que la padecían sufrían dolores de garganta, fiebre alta y tenían grandes sarpullidos en la piel.


 

Pero además de las enfermedades comunes o enfermedades graves existen otro tipo de dolencias menos comunes y que padecen pequeños porcentajes de la población. Por ejemplo existen las conocidas enfermedades raras. Se denominan de esta manera aquellas enfermedades que solo padecen 1 de cada 2000 personas y que por desgracia no poseen cura. La gran mayoría de estas dolencias se caracterizan porque se manifiestan en edades muy tempranas, provocan mucho dolor y además son dolores crónicos, provocan una gran pérdida de autonomía de la persona afectada y el índice de mortalidad derivado de esta enfermedad es muy elevado.

Entre estas enfermedades menos conocidas podemos destacar algunas como puede ser el Síndrome de Patau, que es una enfermedad genética que provoca la muerte del paciente antes de los tres meses de vida. La insensibilidad congénita al dolor, otra enfermedad poco común y que afecta al sistema nervioso, provoca en los enfermos una interpretación anormal del dolor, lo que deriva en la posibilidad de lesiones y traumatismos de forma más común y cuyo índice de mortandad es bastante elevado, sobre todo entre los pacientes jóvenes. La micropsia, a la cual también se le conoce como el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas, afecta a las neuronas de la persona y provoca que esta vea las cosas más pequeñas de lo normal y a mayor distancia de la que están, por lo que provoca graves problemas de perspectiva.

Son solamente algunos ejemplos de enfermedades menos conocidas pero que son igual o más graves que otras que son más comunes. Da igual la enfermedad que sea y el porcentaje de población que la padezca. Debemos concienciarnos y ayudar como sea para la erradicación de ellas o por lo menos la mejora en la calidad de vida de los pacientes.

Si te ha gustado el artículo, en la portada de mi blog puedes leer más

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos