SaludDeporte Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Entrenadores personales con seguro

Actualmente han proliferado mucho los negocios, regentados por licenciados en actividades físicas y del deporte, que nos ayudan a ponernos en forma. No solo eso, los entrenadores personales se dedican a entrenar a las personas que quieren alcanzar un objetivo, como puede ser una marca en una carrera, conseguir acabar una prueba con un alto grado de dificultad o alcanzar una forma física para sentirse bien con uno mismo.

Como cualquier otro negocio que se dedica a trabajar con terceras personas, el entrenador personal necesita contratar un seguro de responsabilidad ante lo que pueda ocurrir. Si estás pensando en montar un negocio de este estilo, infórmate bien sobre todos los seguros, las coberturas que se te ofrecen, los precios y una vez comprobadas y estudiadas las características de cada uno escoge el seguro de responsabilidad perfecto y evita disgustos en caso de que ocurra algo.


 

Lo más común en este tipo de negocio es que los clientes que acuden sufran algún tipo de lesión. Si esta se produce porque el entrenador personal ha realizado mal su trabajo, la persona lesionada puede interponer algún tipo de denuncia debido a una mala praxis por parte del profesional. Si esto ocurre, un buen seguro de responsabilidad civil, va a cubrir todos los gastos que deriven de la denuncia, como pueden ser gastos judiciales, gastos médicos y los gastos que `puedan generar las sesiones de recuperación.

Pero también es posible que la lesión del deportista se produzca porque el material que está utilizando se encuentre en mal estado. Si levantando una pesa esta se rompe y nos provoca un traumatismo o algo más grave como una rotura, por poner posibles ejemplos, la responsabilidad en este caso es del dueño de ese material y por ello es necesario que tenga contratado un buen seguro que en este caso responda ante tal accidente.

A veces debido al esfuerzo continuo y sin darnos cuenta, podemos estar causando algún daño a nuestro cuerpo que hasta que no se agrava no somos conscientes del. Daños como lesiones crónicas, hernias o algún tipo de dolencia que se convierten en crónicas y que vienen derivadas de un esfuerzo durante mucho tiempo o debido a la práctica incorrecta de algún deporte. Si esto sucede y el entrenador personal ha sido quien ha supervisado los entrenamientos, sin duda la persona afectada, puede sentirse engañada y presentar algún tipo de reclamación. En caso de suceder, teniendo contratado el seguro de responsabilidad civil adecuado, los gastos que se puedan generar serán cubiertos por este seguro, evitando así grandes pérdidas económicas debido a un desembolso muy elevado para pruebas médicas y sesiones de recuperación.

Además si tienes un seguro de responsabilidad civil que responde ante cualquier problema que ocurra, eso hará que la gente afectada, pueda seguir confiando en ti, pues aunque se haya producido un problema, tu como responsable has sabido responder haciéndote cargo de todo lo que esa lesión ese problema haya generado.

Recuerda que en este caso, si eres un entrenador personal, estás obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil. NO te la juegues y hazlo. Tienes muchas opciones, con diferentes precios y diferentes coberturas, todas validas para tu negocio. Estúdialas todas y decídete por aquel que se ajusta a tus necesidades y a tu capacidad económica y evita que debido a un accidente tu negocio pueda desaparecer.

Si este artículo te ha gustado, en la portada de mi blog puedes leer más

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos