Viaje Interior Idea guardada 21 veces
La valoración media de 31 personas es: Excelente

Culpar a los demás

Hace algunos años, un anuncio de televisión mostraba a varios niños sentados en una mesita ante una caja de rosquillas prohibidas. Uno de ellos se comía traviesamente (ante el pasmo y la risa de los demás) uno de esos dulces y, al volver el adulto que les había dicho explícitamente que no se los comieran, el rebelde acusaba inmediatamente a otra niña: "¡Ha sido ella!" Es la defensa psicológica más antigua y generalizada del ser humano. "¡Yo no he sido"! Esta es la base de innumerables trastornos psicológicos, de pareja y sociales. "El culpable eres tú, el otro, los demás". ¿Pero nosotros tenemos alguna parte de responsabilidad en nuestros problemas? ¡No! ¡Nunca! ¿Por qué tantas personas son así?

En nuestro desarrollo psicoafectivo ya desde bebés, una de las primeras defensas que adquirimos contra el dolor y la culpa es la acusación. Porque si YO no puedo soportar algo, si no consigo dejar de sentirlo (reprimirlo) exitosamente, la prioridad más urgente es entonces negarlo, expulsar fuera de mí ese dolor, sentir que ese malestar no es mío. Y si no es mío, ¿de quién puede ser? Pues tuyo, de alguien, de quien sea. De cualquiera que esté a mi alcance. Y si no existe... también puedo inventármelo.

Por ejemplo, puedo acusar a Dios, que me castiga. O al demonio, que me atormenta. O a mi pareja, que es egoísta y no me entiende. O a los políticos, que todos son decepcionantes y corruptos. O los genes, que todo lo "controlan". O a ciertas invisibles "energías", que me poseen, etc. A cualquier cosa imaginable, excepto a mi propia parte (o a veces totalidad) de responsabilidad en aquello que me está doliendo. En psicología llamamos a todo esto proyección. Es decir, expulsión de nuestro dolor contra los demás. Es la psicodinámica característica de todos los procesos paranoicos.

Cuanto más infantiles y narcisistas somos, más paranoicos somos. Cuanto más hemos sufrido en la infancia y más débil es por tanto nuestra personalidad (sólo habría podido fortalecerse en una familia amorosa), más acusadores nos volvemos. Porque estamos tan heridos que no soportamos ni un solo golpe más, por pequeño que sea. Y para defendernos, ponemos preventivamente nuestro "ventilador" de acusaciones. Culpamos a todo el mundo de lo que nos ocurre, incluso de nuestros propios errores. Lo hacemos inconscientemente o incluso también dándonos cuenta. Pero lo cierto es que esta paranoia permanente, que sí nos fue útil para sobrevivir en la infancia, se convierte en una coraza que nos impide asumir nuestras responsabilidades, desarrollar autoconciencia, autocrítica, ambas cosas imprescindibles para solucionar nuestros problemas.

Por ejemplo, en vez de atacar una y otra vez a tu pareja, ¿por qué no asumes, poco a poco, tus miedos y te separas de ella? En vez de despreciar al otro sexo, ¿por qué no eliges mejor a tus parejas o resuelves los rencores de tu personalidad? En vez de odiar a tus opositores políticos o ideológicos, ¿por qué no admites tus propios egoísmos y corruptelas? En lugar de echar la culpa a cosas invisibles (dioses, genes, neuronas, enemigos, mala suerte, Murphy, incluso a tu penosa infancia que no quieres trabajar), ¿por qué no te concentras en ti, en crecer, en hacer con tu vida lo mejor que puedas?

Los yoes débiles (maltratados, desamados e inmaduros) proyectan, acusan, vomitan sobre los demás porque no pueden soportar las cargas de la vida, los conflictos de cualquier relación, ni siquiera los suyos propios, y tampoco pueden aprender y prever las consecuencias de sus actos. Sólo pueden ¡lamentablemente! defenderse. Los yoes fuertes (personas amadas y maduras, con terapia o sin ella), en cambio, conciencian, comprenden, asumen, se responsabilizan, solucionan sus problemas sin acusaciones ni victimismos. Sin paranoias. Saben que sólo atreviéndose a mirar en su interior, afrontando su propia sombra, lograrán ser más felices.

Fuente: este post proviene de Viaje Interior, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El paciente narcisista

El terapeuta sufre a menudo con sus pacientes pero lo soporta por amor a ellos, y a su propio oficio. Sin embargo, hay también esfuerzos y sufrimientos que, demasiado a menudo, no sirven para nada. No ...

"¡Ha sido sin querer!"

Todos conocemos los lapsus y actos fallidos, esos "goles" que le marca el inconsciente a nuestra voluntad. Por ejemplo, cuando queremos decir una palabra pero se nos "escapa" otra. ...

Recomendamos

Relacionado

dolor crónico de espalda lumbalgia protusión discal ...

7 actitudes a evitar en caso de dolor crónico de espalda

Evitar estas actitudes te van a ser de ayuda para cuando tu dolor aprieta, cuando tu cerebro no tiene compasión de ti. Si sigues mi blog ya sabes que la decisión del dolor sólo depende de tus neuronas, de tu cerebro. Tu no puedes hacer nada si no conoces su funcionamiento. Antes de leerlos te recomiendo repasar este enlace y sobretodo, si es la primera vez que lees uno de mis posts. Es importante ...

actitudes disfuncionales conflictos y trastornos la culpa ...

El sentimiento de culpa: ¿qué es?

En un post anterior os hablábamos del llamado "complejo de Pepito Grillo" (ir) ¿Recordáis? Pepito Grillo, aquel personaje que se aparecía a Pinocho cada vez que decía alguna mentira o hacía algo indebido, y que de alguna manera representa a la voz de nuestra conciencia pero también a nuestro sentimiento de culpa. Pero?¿Qué es el sentimiento de culpa? ¿Para qué sirve? Cada vez que sup ...

general bricomindfulness cómo vivir bien ...

hábitos de vida saludable escuchando a los demás

Vivir bien  y tener hábitos de vida saludable escuchando a los demás es vivir en dependencia con todo lo que nos rodea. Para saber vivir bien,  y tener hábitos de vida saludable escuchando a los demás, hay que saber diferenciar entre escuchar y oir. Cuando vamos por la vida sumidos en nuestros propios problemas, nuestro ego se adueña de todo y no sentimos las palabras que los demás nos dicen. Una ...

Siente autocontrol controlar emociones ...

No culpar a los demás: toma las riendas de tu vida

Una de las aficiones favoritas de muchas personas es la de culpar a los demás de lo desagradable que ocurre en sus vidas. Esto es algo habitual, y siempre hay momentos en los que caemos en esta tentación. Cuando culpamos a alguien de lo que nos sucede, nos quitamos la responsabilidad, y es así como dejamos de tener las riendas de nuestra propia vida. Es muy cómodo echar la culpa a los demás de lo ...

general autoayuda coaching ...

Formas Sencillas de Hacer Felices a los Demás

Se acerca la Navidad, un tiempo de buenos propósitos y deseos positivos. Una época en la que muchas personas se preguntan cómo pueden hacer felices a los demás. Lo cierto es que son los detalles más pequeños del día a día los que pueden marcar la diferencia. En Psicología y Autoayuda te damos algunas ideas prácticas que puedes llevar a cabo durante todo el año. Consejos para sumar felicidad en la ...

general autoayuda coaching ...

Formas Sencillas de Hacer Felices a los Demás

Se acerca la Navidad, un tiempo de buenos propósitos y deseos positivos. Una época en la que muchas personas se preguntan cómo pueden hacer felices a los demás. Lo cierto es que son los detalles más pequeños del día a día los que pueden marcar la diferencia. En Psicología y Autoayuda te damos algunas ideas prácticas que puedes llevar a cabo durante todo el año. Consejos para sumar felicidad en la ...

psicología autoayuda felicidad

Antes de cambiar a los demás, empieza contigo mism@

Consejos para cambiar tú, en lugar de perder el tiempo queriendo cambiar a los demás. Construye tu felicidad a tu medida. Consejos para el cambio personal Existe una realidad que por mucho que nos cueste aceptar es una ley básica de la autoayuda: antes de cambiar a otras personas, comienza por gestionar tu propia vida. Es decir, antes de centrarte únicamente en aquello que no te gusta de otros, em ...

Varios beneficios del perdon

Los beneficios psicológicos de perdonar a los demás

En el día a día en nuestras relaciones con los demás surgen conflictos, desacuerdos, a veces incluso malentendidos, que nos llevan a enfadarnos o a sentir ira y rabia hacia otras personas. Hasta aquí podemos decir que es condición natural del ser humano, asumimos que en el contexto de todas las relaciones pueden surgir conflictos. Sin embargo, no todas las personas los resuelven del mismo modo. A ...

cambiar actitudes hoy me propongo relajacion hoysiquesi ...

'HOY ME PROPONGO...' DEJAR DE CAMBIAR A LOS DEMAS Y CAMBIAR YO

Buenos días de Viernes, vamos con nuestro "Hoy me propongo..." semanal, y es una frase que deberíamos utilizar todos, ahí va la imagen: ¿Cuántas veces hemos dicho, es que me saca de quicio? o "por su culpa siempre salgo tarde del trabajo", hay actitudes en los demás que nos molestan o nos hacen sentir mal, no tienen porque ser actitudes dañinas o que la otra persona las haga co ...

filosofía moral psicología

365 Días de Filosofía: unos nacen con estrella...

"Unos nacen con estrella y otros estrellados", recuerdo oír decir a mi madre como una letanía cuando algo no salía como ella esperaba. Yo siempre pensé que el significado de esta frase es que hay personas que tienen mucha suerte y otras que todo les sale mal. O casi todo. Hoy en día pienso que lo que llamamos suerte, depende mucho de las semillas que nosotros mismos vamos sembrando; y ta ...