Salud

LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

De las manos de mamá

Parece que por fin el otoño ha llegado al sur y con él, los cambios de armario, el no tengo nada que ponerme y el renovar el vestuario de los peques de la casa (qué suerte estrenar cada temporada, majas).
Hasta ahora, había customizado algunas camisetas para mis niñas, con lazos, piculinas o puntillas, pero este año me he lanzado de cabeza y sin red a hacerles estos vestidos, sin haber cosido prácticamente nada antes y sin más ayuda que la de sangúgel y los tutoriales de youtube y blogs. Y el resultado no está nada mal. ¿no?


Para hacer estos vestidos, más la ranita para bebé, necesitamos un metro de tela (la más adecuada es la villela o la micropana), y dos jerseys de punto. En mi caso, los jerseys son de Lefties (7,99 â?¬ cada uno), aunque podéis encontrar parecidos en Zara o en Primark. 
En primer lugar, hay que medir el largo adecuado del jersey para cada niña. Normalmente, este tipo de suéters quedan a mitad de muslo, pero quizá sea demasiado largo para añadirle la faldita, pues lo normal sería que nos quedase a la altura de la cintura. Una vez marcada la altura de la cintura en el jersey, cortamos e hilvanamos el dobladillo.


Ahora, pasamos a confeccionar la falda. Mediremos la longitud desde la cintura hasta donde queramos que quede el vestido de largo. Como a mí me gustan cortitos, hice las faldas de 17 centímetros para mi hija de dos años y medio y de 21 centímetros para la de cuatro años. Normalmente la tela tendrá un ancho de 1,50 metros; este ancho no lo tocamos, pues nos servirá para hacer los pliegues. Cortamos el largo de la falda, dejando un margen de unos tres centímetros más de la medida deseada para los dobladillos. 



Antes de hacer los pliegues, hemos de coger el dobladillo inferior. Yo lo hice doblándolo dos veces, para esconder la parte de corte de la tela y evitar que se deshilache. Primero lo hilvanamos y a continuación, lo pasamos por la máquina, pues una vez que la tela esté plisada será algo más difícil. Si vais a añadir alguna piculina como hice yo, también conviene que la hilvanéis ahora con el dobladillo, pues así evitáis hacer más de una costura a máquina (el resultado es más basto si se hacen dos costuras).
Una vez tenemos cosido el dobladillo, pasamos a hacer los pliegues. Ya hemos dicho que normalmente, la tela tendrá un ancho de 1,50 metros. Tenéis que medir la anchura del jersey por la cintura, pues la falda ha de quedar a la misma medida. Un poco a ojo, empezamos a doblar la tela como si fuera un abanico, sujetando con alfileres el pliegue. Mi consejo es que vayáis midiendo la tela conforme vais plegando para ver si el pliegue es adecuado, o si tenéis que hacerlo más grande o pequeño. 


Una vez tengáis todos los pliegues hechos y la falda tenga la medida de la anchura necesaria (lógicamente, el doble, es decir, si medimos el bajo del jersey y mide 30 cm, la falda debe medir 60 cm de ancho, pues debe cubrir la parte delantera y trasera), hemos de hilvanar los pliegues. Para que no se deshagan, hemos de hilvanar con punto atrás, es decir, dar un punto y volver hasta el anterior para que nos quede una línea continua de hilo, de forma que toda la tela quede sujeta.

Ahora vamos a unir la falda al jersey. Para, de nuevo, evitar hacer más de una costura a máquina, vamos a hacer coincidir el hilván que hicimos en el dobladillo del suéter con el hilván en la cintura de la falda, de forma que la misma costura sujete ambas cosas, a la vez que une las dos piezas. Si nos ha sobrado mucha tela por encima del hilván de la cintura de la falda, cortadla antes de unir ambas piezas, de modo que quede como mucho medio centímetro por encima de ese hilván.

Una vez unidas a máquina ambas piezas, nos queda disimular la unión. Yo he elegido hacer una cinturilla de la misma tela, decorándola con piculina y una puntilla. Sólo tenemos que cortar la tela al ancho necesario, doblar los bordes hacia adentro y añadir los adornos que nos gusten. 



Yo he hecho la cinturilla en dos piezas, es decir, he cortado la tela a la mitad (dos piezas de 30 cm, el ancho de la cintura) y las he unido por los extremos, de modo que he hecho coincidir las costuras de la cinturilla con las costuras del suéter. Una vez las tenemos unidas y tenemos de nuevo una pieza continua, la presentamos en la cintura, la hilvanamos y pasamos a la máquina.

Por último, nos queda decorar a gusto de cada una con lazos, puntillas, piculinas... ¡el mundo de la mercería puede ser infinito! Yo preferí hacerlos diferentes y este fue el resultado:



En cuanto a la ranita, hemos de partir de una prenda que ya tengamos para sacar el patrón o incluso de un pañal (habrá que estirar los elásticos para tomar la medida). La forma, más o menos es esta:



En esta ocasión, vamos a hacer la ranita forrada, para lo que vamos a utilizar un popelín (lo que se usa normalmente para tela de sábanas de carrito), aunque también podríamos hacerlo con una villela lisa.
Encaramos las dos partes exteriores de la tela (es decir, el dibujo de la tela, lo que se verá, debe ir ahora hacia dentro) ponemos alfileres sujetando el patrón y ambas telas, y cortamos, dejando un centímetro y medio de sobra para poder hacer la costura y que no se nos quede pequeño. 


Una vez hemos cortado, sujetamos las dos telas con alfileres, quitamos el patrón e hilvanamos por todos lados excepto por uno, para poder dar la vuelta a la tela como a un calcetín una vez esté cosido a máquina. 


Una vez lo tenemos cosido a máquina, damos la vuelta a la tela y planchamos, para que los bordes de las costuras nos queden bien rectos. La doblamos como en la foto y hacemos los pliegues, para que quede bombacha. Podemos añadir en los laterales un adorno antes de coserlos a máquina. 



Por último, nos queda hacer la cinturilla igual que hemos hecho para los vestidos y... ¡listo!



En este caso, yo he preferido no poner gomas ni en las piernas, ni en la cinturilla. Pero en caso de querer ponerlas, sólo habría que dar más anchura a la hora de cortar a las piernas y la cintura y meter la goma para rizar a la medida adecuada. 

Como veis, con apenas 30 euros, hemos sacado tres modelos exclusivos para nuestros niños. ¡Los míos los estrenaron el sábado y causaron sensación! Varias personas me preguntaron que de dónde eran los vestidos y cuando decía que "de las manos de mamá" alucinaban.



 Si os animáis a hacerlos y necesitáis ayuda, dejad un comentario y estaré encantada de echar una mano. ¡Atreveos!
Fuente: este post proviene de LUZ ESPERANZA DEL IBEROAMERICA, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Máximas del dharma

En el Budismo y en el Zen no existe el concepto del pecado. Nada está bien o está mal. Pero las comunidades Budistas y Zen asumen una serie de compromisos, mandamientos, que se juramentan que se segui ...

Ego

La vida es una búsqueda para conocerte a ti mismo. Para ello necesitas un espejo, que son tus relaciones. Cada una de las relaciones que tienes con otros seres humanos te cuentan aspectos de tu propio ...

Escucha a tu cuerpo

Nuestro cuerpo es un mecanismo complicado que reacciona de forma sensible no solo a los estímulos externos sino internos también. La doctora Susan Babbel, psicóloga, especialista en depresión, propuso ...

Recomendamos

Relacionado

general costura. diy ...

De las manos de mamá

Parece que por fin el otoño ha llegado al sur y con él, los cambios de armario, el no tengo nada que ponerme y el renovar el vestuario de los peques de la casa (qué suerte estrenar cada temporada, majas). Hasta ahora, había customizado algunas camisetas para mis niñas, con lazos, piculinas o puntillas, pero este año me he lanzado de cabeza y sin red a hacerles estos vestidos, sin haber cosido prác ...

general actividad física fisioterapeuta ...

El poder de las manos

La fisioterapia no es nada más que el arte de saber mover las manos sobre la piel o lo que conocemos como un buen masaje. Para todo fisioterapeuta su mejor herramienta es el saber usar sus manos para poder conseguir que la persona a la que les está dando un buen tratamiento pueda sentirse mejor. Por medio de sus manos, un fisioterapeuta puede prevenir lesiones o incluso diagnosticar que es lo que ...

consejos trucos de belleza

LAS MANOS, CUIDADOS

¡Hola Chic@s! LAS MANOS Las manos son quizás son donde las miradas se fijan constantemente, por eso mismo es de suma importancia que estén siempre impecables, tanto las uñas como el resto. Igual que cuidamos nuestro rostro hemos de cuidar nuestras manos, hemos de mantenerlas súper hidratadas y con las uñas arregladas, las maquilles o no. Creo que todas sabemos cuáles son los principales enemigos d ...

consejos recetas caseras manos ...

Belleza: recuperar la tersura de las manos

Hay infinidad de recetas caseras para recuperar la piel ajada de las manos y devolverles la tersura que añoramos. Una de ellas es aplicar una loción preparada de la siguiente manera:Receta 1 Toma como medida un vasito de licor y pon en un frasco de vidrio una medida de glicerina una medida de jugo de limón una medida de agua oxigenada 10 vol.Tapa el frasco y guárdalo en el refrigerador para que no ...

general artículo higiene de manos ...

¿Te lavas bien las manos?

Vídeo explicativo del lavado de manos La técnica debe durar mínimo 30 segundos . Hay que secar bien, preferiblemente con papel de un solo uso. El grifo debe cerrarse con el papel desechable, no con las manos directamente debido a que son objetos contaminados. En este artículo, la enfermera Raquel Álvarez Aliste nos explica en qué consiste una correcta higiene de manos y la diferencia entre ...

consejos

Lavarse las manos aclara las dudas

El gesto de lavarse las manos permite hacer “borrón y cuenta nueva” al eliminar las dudassobre decisiones que hemos tomado recientemente, según se desprende de un estudio de la Universidad de Michigan (EE.UU.) publicado en Science. “No es sólo que el lavarse las manos contribuya a lalimpieza moral tanto como a la higiene física, según demostramos en una investigación anterior”, explicó Spike W.S. ...

general

Lavado de manos

Como sabemos las manos están en contacto con infinidad de cosas y por lo tanto aunque no lo veamos están llenas de microorganismos que pueden enfermarnos y en el caso de la comida incluso contaminarse, por ello es muy importante un correcto lavado de las mismas antes de ponernos a realizar las tareas culinarias. http://temasdeenfermeria.com.ar/2014/04/5-de-mayo-de-2014-campana-mundial-anual-de-la- ...

BELLEZA DERMOCOSMÉTICA manos manos invierno ...

El cuidado de las manos en invierno

Durante el invierno, si hay una parte de nuestro cuerpo que se lleva la peor parte en cuanto a agresiones externas, son sin duda las manos.  Por ello, el cuidado de las manos en invierno es fundamental para mantenerlas saludables y bonitas. Las acciones que realizamos constantemente con nuestras manos, el uso de detergentes y otros productos químicos y los lavados frecuentes contribuyen a desestru ...

Seguridad alimentaria seguridad e higiene alimentaria

Lavarse las manos salva vidas

Lavado de manos El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias, que son responsables de muchas muertes infantiles en todo el mundo. Las manos están en contacto con innumerable cantidad de objetos y personas, y también con gérmenes que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando una persona no se lava las manos co ...

consejos cúrcuma hongos en las uñas ...

Cúrcuma para los hongos en las uñas de las manos

Los hongos en las uñas de las manos pueden aparecer por diversos motivos. Entre ellos destacan, principalmente, la falta de higiene y la humedad que invade nuestras manos cuando no las secamos por completo al salir del baño. Otro aspecto a destacar de los hongos en las uñas de las manos es que pueden transmitirse de una persona a otra y que traen consigo la aparición de manchas amarillas o blanque ...