Ego y Esencia - Qué Son y Cómo Actúan e Interaccionan entre sí




Ego y Esencia: ¿Ying y Yang? ¿opuestos incompatibles? ¿o necesitas una vacaciones para encontrarlos?

Antes de pasar a analizar ambas partes me gustaría recalcar la importancia de saber reconocerlas, de entender el Big Picture.  De nada sirve saber que tienes un Ego y una Esencia si, en la práctica, no los diferencias y usas a conciencia (lo cual equivaldría a saber que tienes un destornillador de estrella en tu maletín, pero sigues utilizando el de punta plana para quitar cualquier tornillo).

Quizás estás tan embebido en tu “día a día” que necesitas unas vacaciones para poder reflexionar sobre quién eres, qué haces, y por qué eres y actúas así. Es complicado analizar cuánto esfuerzo dedicas a tus quehaceres y qué precio pagas por ello si es algo que ya tienes incorporado a la rutina.

Actuar en Piloto Automático te desvía de tu visión y propósito (aun cuando eso que estuvieses haciendo fuera en un principio algo encaminado a acercarte a esa meta). La verdadera valía reside en poner consciencia a aquello a lo que te enfrentas a diario (sea lo que sea), a estar abierto a experimentar cosas nuevas y no dar nada por sentado, y a tratar de aprender y mejorar cada día un poquito más.

La Esencia comprende toda tu vida, y siempre (que estés dispuesto) podrás seguir aprendiendo de ella y disfrutarla como un niño en su Ahora. 
Para comprenderla fielmente se necesita mucho estudio general y propio, además de práctica, ésta pasa desapercibida ante las gafas del Ego que solemos llevar puestas. Especialmente, si nos identificamos demasiado con ellas.

En tal caso, ¿es el Ego algo malo? ¿es la versión tóxica de cada uno? ¿puede purgarse? Si nos remontamos a su origen, el Ego es...

¿Te está gustando el artículo? Disfrútalo al completo y con referencias divertidas aquí. Te veo en el otro lado ;)
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: