comunidades

Alergias o intolerancias alimentarias y diabetes

Alergias Alimentarias
Las alergias alimentarias no es lo mismo que las intolerancias alimentarias, sin embargo con ambas hay que tener especial cuidado, ya que unidas a la diabetes pueden ser más graves. ¿Nunca habéis notado que un alimento os produce gases, demasiadas subidas de azúcar, dolor de cabeza o incluso que os hincha u os sale urticaria? Puede que el motivo sea este y por ello hay que detectarlo mediante un estudio en sangre.

¿Qué son las alergias o intolerancias alimentarias?

Alergia (lgE): es una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. En el caso de la alergia hay una reacción causa-efecto muy rápida que se desencadena a las pocas horas de haberlo ingerido y cuyas manifestaciones suelen ser clínicamente evidentes.

Los síntomas principales que alertan son: la urticaria, voz ronca, sibilancias, dolor abdominal, diarrea, picores, dificultad para deglutir, mareo, desmayo, náuseas, congestión nasal, hinchazón de los párpados, la cara, los labios y la lengua, rinorrea, vómitos, cólicos y dificultad para respirar.

Estas son muy peligrosas y pueden llegar incluso a un shock anafiláctico, teniendo que administrar adrenalina o acudir a urgencias.

Para diagnosticar alergias alimentarias se precisa de pruebas analíticas llamadas RAST o CAP RAST para la lgE con alimentos específicos.

Algunas de las más frecuentes son a la leche, el gluten, los huevos, frutos secos, mariscos…

Intolerancia (lgG): a diferencia de la anterior esta tiene una reacción retardada ya que pueden producir determinados anticuerpos frente a alguna proteína como mecanismo de defensa inmonológico, pero sus reacciones se observan con el tiempo. Sin embargo, en determinados casos los efectos pueden ser evidentes dando lugar a diarreas o trastornos digestivos, aunque el sobrepeso o el dolor de cabeza son también muy comunes. Además, aunque no tan grave como el anterior, sus efectos pueden dañar gravemente la salud de manera paulatina.

Cada persona es diferente y puede reaccionar a uno u otro de manera distinta, por ello tras notar algún síntoma frente a algún alimento es conveniente comentarlo al endocrino, nutricionista o dietista que nos prescribirá el test de intolerancia alimentaria. Éste se basa en una extracción de sangre que servirá para ver como reaccionan los anticuerpos frente a distintas proteínas que están en nuestra dieta.

*Muchas veces las alergias se diagnostican a través del alergólogo en una prueba cutánea en el brazo, donde nos ponen una muestra de la proteína del alimento o un alérgeno (como el polen, polvo…) y tras una pequeña incisión en la piel, si a los diez minutos aparece alguna evidencia se profundiza sobre esta posible reacción.

Haciendo referencia a las más comunes ¿cuáles pueden ser los alimentos de sustitución?

Alternativas a la leche y otros lácteos:

Frente a la leche de vaca hay muchas alternativas como son la leche de arroz, soja, coco, patata, oveja, cabra, búfala o avena. Mientras que para los lácteos podemos tomar tofu tierno en vez de queso fresco o aceite de oliva prensado en frío en vez de mantequilla.

Alternativas al trigo: 

En cuanto al pan, podemos optar por el fabricado a partir de harina de arroz, centeno o la mezcla de patata y maíz. Los tallarines a base de alforfón y arroz también son una buena opción. Las galletas disponibles en el mercado para sustituir al trigo suelen ser de maíz y avena. En cuanto a los cereales existen el muesli sin trigo, los copos de avena, el hojaldre de mijo o arroz integral, hojaldre de alforfón, copos de quinua o avena troceada/polvo.

Alternativas al huevo:

Existen sustitutivos a base de proteínas de soja y almidón de patatas. Sin embargo a la hora de hacer pastelería, Sanitas nos da algunas recomendaciones:

1 cuchara sopera de harina de garbanzo o de soja y una cucharada sopera de agua

2 cucharas soperas de harina y 1/2 cuchara sopera de grasa vegetal

1/2 cuchara sopera de polvo de pastelería y 1 c.s de agua

50 gramos de tofu mezclado en la porción líquida de la receta
Alternativas a las levaduras:

Estas se encuentran enmascaradas en muchos alimentos por ello es más difícil detectarlas. Por ello hay que tener mucho cuidado con el etiquetado. Algunas de las opciones son: los panes de soda u otros como la Iza, Ryvita, arroz, tortas de avena o tostadas de centeno integral.

Si notas cualquier síntoma no dudes en contactar con un especialista ya que tu organismo lo agradecerá 

Fuente: este post proviene de Vive tu diabetes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Estar en hipoglucemia es una sensación que no le gusta a nadie, los síntomas, el malestar, el miedo a que nos pase algo y no podamos controlar la situación por nosotros mismos, nos lleva en muchas oca ...

Ajustar la basal creo que es uno de los ejercicios más complejos que hay, porque aunque pueda parecer sencillo, si no tienes una bomba para gestionar tramos horarios, con bolis, siempre hay algo que f ...

Recomendamos