Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Por qué cuesta tanto mantener la motivación en invierno?

Lo se, aún no ha llegado el invierno, quedan por delante bastantes días de alfombras de hojas de colores y cálida luz otoñal, pero las temperaturas ya han empezado a bajar y, poco a poco, los abrigos se van haciendo lugar en nuestro armario.
Y, con la bajada de las temperaturas, viene lo que yo llamo el síndrome del oso polar, que no es nada más ni nada menos que esa pereza que suele invadirnos y que hace que solo nos apetezca una dosis de sofá, manta, algo calentito y a poder ser dulce y no hacer absolutamente nada que implique movernos.


Mmmm vale, me habéis pillado, no es un oso polar, pero es peludita y en invierno se enrosca como ua bolita cerca de cualquier fuente de calor, así que, para lo que viene al caso nos sirve para ilustrar la entrada, y no me negaréis que está monísima! :P
Bueno, punto humorístico a parte, ya veis porque lo del oso? aunque no invernemos en una cueva, más de un día transformamos nuestra casa en una con mil excusas para no salir ni movernos lo más mínimo y, si de por si ya somos de las que les da pereza ir al gimnasio, en esta época esto se puede llegar a convertir en una misión imposible.
Que si me resfriaré si salgo con el pelo medio mojado, que me voy a congelar como salga a correr, que hoy está lloviendo un montón y llegaré empapada, parece que cualquier excusa es buena para justificar el no salir de casa.
Y no, eso no es plan, porque después llega la primavera y nos lamentamos y ya no únicamente por esto,  sino porque nos encarcaramos, nos olvidamos de lo que es sudar y, cuando decidimos volver a ello, se nos hace más cuesta arriba que nunca, por lo que nos desanimamos y volvemos al mismo círculo vicioso de siempre: quiero pero no lo consigo, acabo tirando la toalla, lo dejo para más adelante y vuelta a empezar.
Hacer el oso es fantástico, a mi también me encanta, pero para esto existen los domingos, nada de ampliarlo a toda la semana, el resto toca currar!
hacer ejercicio en invierno, motivación y consejos
Pero, como el síndrome del oso polar está por ahí acechando y preparándose para atacar al más mínimo signo de debilidad, hoy os traigo unas serie de pautas para combatirlo y poder relegarlo al domingo que es donde debería de estar, así que ahí van!
1. Recuerda todo el esfuerzo y sudor que le has dedicado, seguro que no quieres que sea en vano.
Cada vez que te esté tentando la idea de no ir hoy al gimnasio, saltarte tu clase de fitness, o cualquier actividad que hagas, recuerda lo mucho que te ha costado llegar donde has llegado, las horas de sudor, de esfuerzo, la sensación tan agradable que deja después al saber que hemos cumplido y el bienestar que le aporta a nuestro cuerpo.
En serio, no hay nada mejor que la sensación que te queda en el cuerpo tras una dura sesión de entrenamiento, esa sensación de ligereza, como de flotar, es impagable, pero para ello hay que estirar bien.
2. Busca alternativas a aquello que te causa molestias.
Si lavarte la cabeza después de entrenar se convierte en un suplicio por tener que secar bien el cabello o salir medio mojada, prueba a combinar tu champú habitual con alguno de lavado en seco.
Que al salir a correr tienes mucho frío durante los primeros minutos, hazte con un par de camisetas térmicas y unos buenos calcetines.
Y, si te da pánico el pensar que tienes que salir de casa con la que está cayendo, enfúndate en unas buenas UGG, es como ir con unas zapatillas de estar por casa bien calentitas por la calle, un abrigo mullidito y una bufanda abrigada y no hay excusas que valgan.
3. Opta por alguna actividad que realmente te guste. 
Si de por si esto es siempre importantísimo, en las épocas en que nos da más pereza se vuelve imprescindible.
Como ya os dije aquí, no os dejéis guiar por modas, lo que se supone que se debe hacer o lo que hagan las amigas, sed sinceras con vosotras mismas porque al fin y al cabo esto lo hacéis por vosotras y os tiene que gustar.
estiramientos


4. Estira más que nunca, y, cuando te parezca suficiente, estira un poco más aún.
Cuando las temperaturas bajan no nos resulta tan fácil estirar por lo que es necesario emplearse más a fondo que en verano para obtener resultados similares.
Esto vale para cualquier tipo de deporte o actividad física, da igual la disciplina que sea o si es un hobby o algo más.
También es importante aunque no hagas deporte, verás como mejoras tu postura y te sientes más ágil, ligera y menos acartonada.
5. Ten cuidado con los cambios de temperatura. 
Aunque empieces a sudar no es conveniente que te quites toda la ropa de golpe, es mejor hacerlo de forma progresiva y pecar de ir demasiado tapadas y sudar demás que coger un catarro tras otro.
Lo ideal es llevar varias capas de ropa para poder ir poniendo o sacando en función de nuestras necesidades, y, siempre mejor si se trata de materiales suaves y naturales como el algodón que nos permitan transpirar bien.
6. Aunque con el frío no apetezca tanto beber agua no te olvides de ella. 
Es indispensable para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y no beber suficiente afecta negativamente a nuestro rendimiento y a nuestros ánimos.
Y tú, padeces el síndrome del oso polar cuando empiezan a caer las temperaturas o te mantienes igual de activa llueva, haga frío o calor?¡Nos vemos el viernes!

Fuente: este post proviene de Rosa Ballerina...deporte en femenino y mucho más..., donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Blog - Noticias Consejos De Todo un Poco ...

¿Por qué cuesta tanto hacer ejercicio?

¿Te cuesta la vida hacer ejercicio? Si eres de los que no hay forma de comenzar un programa de ejercicio físico, puede que no tengas la culpa del todo. Hay otras razones además de la obvia de la pereza que nos invade, y es que puede ser que además de esa falta de volunda, puede que tengas una predisposición genética que hace que comenzar a moverte sea todo un calvario. Desde luego, llama poderosam ...

Salud-Enfermedad Vida Saludable Enfermedades ...

¿Por qué cuesta tanto sanarse?

Fuente: revistadonna.clicrbs.com Sanación y curación parecen términos sinónimos, sin embargo muchos pensamos que son términos diferentes, mientras la sanación viene de dentro la curación viene de fuera.  El médico nos puede curar pero sólo nosotros nos podemos sanar. Ante una enfermedad o desequilibrio emocional, mental, físico; la sanación siempre va a implicar un cambio interno, a veces es darle ...

deporte featured motivación

Motivación para correr en invierno | #Video

Cuando llega el invierno y los días fríos invaden las ciudades, son demasiados los corredores que evitan salir a correr y prefieren quedarse en sus casas. Aunque el frío extremo puede ser molesto e intimidante,  es importante que un corredor sepa que las temperaturas bajas son ideales para obtener un mejor rendimiento. Por ello, siempre recomendamos salir a correr (tomando las precauciones necesar ...

consejos temas de interés general

¿Por qué tu cerebro necesita escuchar música?

¿POR QUE TU CEREBRO NECESITA ESCUCHAR MUSICA?

Una buena opción para cuando te duela la espalda es escuchar una canción. Te será más beneficioso que tomar un fármaco. Los fármacos nunca te van a servir para mejorar tu dolor crónico de espalda. La música libera endorfinas que son los fármacos naturales del cuerpo... Te voy a dejar un interesante post sobre los beneficios de escuchar tu canción o música preferida. Para disfrutar mejor este tem ...

¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

Cuántas veces hemos querido cambiar un hábito o algo en nuestro comportamiento y nos hemos visto incapaces, cayendo de nuevo en nuestros viejos patrones. ¿Te ha ocurrido que has intentado no enfadarte con ese familiar que te saca de quicio, y has acabado repitiendo la misma escena? ¿Has intentado perder esos 4 kilos que te sobran y tras hacer grandes esfuerzos un día vuelves a caer en la tentación ...

otras

Encontrar y mantener la motivación 

Sabes que tienes muchas cosas que hacer pero no consigues ese impulso, esa chispa para arrancar o esa fuerza para concluirlo. A veces te invaden sentimientos de frustración, ansiedad y culpa. El estrés entonces empeora las cosas porque estás agotado. ¿Cómo puedes encontrar la motivación para concretar todas esas cosas pendientes o que deseas? Sabemos que de entrada no se ve sencillo, pero aquí pod ...

Habilidades Sociales

¿Por qué nos cuesta tanto expresar los sentimientos?

Expresar #Expresarlossentimientos Para muchas personas tener que expresar los sentimientos es una tarea complicada y me atrevería a decir que incluso antinatural. No hay una razón única que explique por sí sola porque nos cuesta tanto decir lo que sentimos. Voy a exponeros algunas de las causas más frecuentes que suelo encontrarme en consulta. Dificultad para identificar y comprender emocionesUna ...

ligar y conquistar pesimista psicología positiva ...

Cómo Dejar de Ser un Pesimista en el Amor

El pesimismo en el amor puede ser consecuencia de haber tenido experiencias negativas. Sin embargo, existen personas que se quedan estancadas en dichas experiencias negativas pero no van un paso más allá para analizar qué se puede esconder detrás de esas decepciones. Por ejemplo, las personas que son muy idealistas y enamoradizas tienden a crearse una imagen mental de otra persona a la que no cono ...

coaching dejar de procrastinar gestión del tiempo ...

Procrastinación: ¿por qué dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy?

A muchos esta palabra les suena a chino… o al menos a inglés. Pero ya forma parte de la RAE, según la cual procrastinar significa diferir, aplazar… o lo que es lo mismo: dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. ¿Pero por qué la procrastinación es tan peligrosa para nuestra vida diaria? Seguro que a ti también te ha pasado. Te ibas a poner a trabajar, estudiar, investigar sobre esa ...

decir no consejos para decir no

PERO, ¿POR QUÉ ME CUESTA TANTO DECIR 'NO' A LOS DEMÁS?

¿Cuántas veces te has encontrado en una situación en la que aceptas hacer algo que en verdad no quieres? Hay muchas razones por las cuales nos cuesta trabajo decir "No", depende de la situación y de la persona. La dificultad para decir "No" es algo normal y adapatativo en cierta medida. Como en todas las conductas humanas, existen los extremos, y mientras más nos acerquemos a u ...