Salud

Dieta Coherente Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Alimentación recomendada a enfermos de hepatitis | Dieta hipotóxica



En este artículo, exponemos la alimentación recomendada en Hepatitis. La hepatitis supone una inflamación hepática que cursa con aumento de las transaminasas. Cuando esta inflamación ha aparecido recientemente hablamos de hepatitis aguda y cuando dura más de seis meses, hepatitis crónica.

Aunque existen varios tipos de hepatitis, las causas más frecuentes son agentes vivos, fármacos o tóxicos. Los virus más comunes son los A y E -causantes de hepatitis agudas epidémicas, transmitidas por el agua o alimentos contaminados- y los virus B, C y delta,-causantes tanto de hepatitis agudas como crónicas-, que se transmiten fundamentalmente por vía parenteral (transfusiones, agujas contaminadas, relaciones sexuales).

La ingesta de bebidas alcohólicas constituye una de las principales causas de hepatitis en el mundo occidental. También existen hepatitis autoinmunes y las denominadas criptogenéticas, sin causa conocida.

Funciones del hígado

Las funciones del hígado son depurar la sangre, metabolizar las toxinas y facilitar la digestión y el tránsito intestinal. La alimentación recomendada en hepatitis se basa en controlar el consumo de proteínas, restringir el sodio en la dieta y evitar el alcohol.

Qué son las transaminasas?

Las transaminasas son enzimas del interior de las células hepáticas, que miden la función del hígado. Existen tres tipos:
GOT – ALT: Valor normal entre 0 y 37 U/L
GPT – AST: Valor normal entre 0 y 41 U/L
GGT: Valor normal entre 11 y 50 U/L

Por qué se elevan las transaminasas?

Una elevación de las transaminasas indica que tu hígado no está realizando correctamente su función de filtro de la sangre, por ello debes seguir una dieta hipotóxica que le ayude a recuperar su vitalidad.

Las transaminasas pueden verse aumentadas en casos de hepatitis víricas, consumo de alcohol, cáncer hepático, cirrosis u obstrucciones de la vía biliar.

El hígado graso o esteatosis hepática, se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y de triglicéridos en las células hepáticas. En las analíticas de sangre aparecen los valores de las transaminasas alterados. Los pacientes suelen tener asociado sobrepeso.

Alimentación recomendada en hepatitis

La dieta para hepatitis depende del grado de daño hepático del paciente y del tipo de hepatitis. En muchas ocasiones no presenta síntomas, pero puede aparecer, fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general y sensación de pesadez principalmente tras las comidas.

Dieta hepatoprotectora para la hepatitis

Evita alimentos muy grasos o procesados.

Evita los azúcares ocultos y el exceso de sal.

Evita el consumo de bebidas alcohólicas.

Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas. Ayuda al hígado a metabolizar las grasas y eliminarlas.

Consume frutas, pero evita aquellas con gran contenido de ácidos orgánicos, como el melón, la sandía y las fresas.

Reduce la ración de proteínas, evita las bebidas alcohólicas y las grasas desfavorables (saturadas, trans y aceite de palma).

Reduce al máximo (elimínalos de la despensa): azúcar, membrillo, mermelada, bebidas azucaradas, grasas desfavorables (grasas saturadas -carne grasa, tocino, mantequilla, panceta, embutidos grasos, quesos ricos en grasas, yemas de huevo- y grasas trans: -bollería, cereales de desayuno, galletas, chocolates, bombones-), bebidas estimulantes*, etc.

Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta:
En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.

Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.

No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.

No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.

Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).

Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar.

La preparación de los alimentos será a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.

Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…) para dar sabor a los platos.

Es conveniente realizar una depuración hepática con plantas medicinales, como el diente de león, alcachofa, boldo o cardo mariano.

Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 40 minutos de caminata al día.

Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga.

Toma tres días a la semana este caldo depurativo para reforzar tu alimentación recomendada en hepatitis.

En caso de insuficiencia hepática o de ictericia, como el hígado ya no puede procesar adecuadamente la bilirrubina (producto de desecho formado a partir de la degradación de los glóbulos rojos envejecidos), ésta se acumula en la sangre y se deposita en la piel, otorgando el tono amarillo a estos pacientes (ictericia). El paciente debe seguir una dieta restringida, limitando la cantidad de proteínas de origen animal, para no comprometer la función cerebral.

También debe limitarse el consumo de sodio (sal y muchos alimentos). Si se hace, se puede ayudar a evitar la acumulación de líquido en el abdomen. El alcohol está completamente prohibido, ya que agrava la lesión hepática.

La ración de carne debe ser de 100-125 gramos (pollo, ternera, cerdo, conejo, cordero) y la de pescado 140-150 gramos. Si aumentas la cantidad de proteína se puede descompensar el fósforo.

Ten en cuenta que en la dieta occidental existe mucha sal oculta en los alimentos, como puedes ver en nuestro post.

En una cirrosis compensada no es necesario hacer restricción de proteínas, pero cada caso debe ser evaluado de forma individual. Estos pacientes tienen alterados la utilización y el almacenamiento de los carbohidratos y presentan un aumento del catabolismo proteico y graso, que conduce a la pérdida de las reservas proteicas y lipídicas.

Si te ha gustado nuestro post de Alimentación recomendada en Hepatitis, o tienes dudas con algún alimento en el que te podamos ayudar, déjanos un comentario y nuestros nutricionistas te responderán enseguida. Be coher!

Puedes seguirnos en nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestGoogle +Instagram o nuestro Canal de Youtube para seguir todos nuestros consejos.

Ebook dieta recomendada en hepatitis

€ 8,50 Iva Incluído


Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos