comunidades

8 consejos inteligentes para no ganar peso en Navidad

Entre mediados de noviembre y finales de diciembre, el aumento de peso es casi inevitable. He aquí algunos consejos para evitarlo de manera saludable

No es ningún secreto que el aumento de peso durante la temporada de Navidad es una preocupación común para muchas personas. De hecho, durante las vacaciones de Navidad, siempre hay excesos, comportamientos más sedentarios y un mayor consumo de alimentos ricos en calorías.

El aumento de peso es inevitable entre mediados de noviembre y mediados de diciembre. Consejos para evitarlo:

1. Moderación La moderación es el verdadero secreto. No hay nada malo en disfrutar de una cena familiar, pero debe asegurarse de que las comidas disponibles sean saludables y nutritivas. En Nochebuena, es natural que la cena sea la comida que haga la mayor diferencia. Así que ese día, trate de hacer un desayuno y un almuerzo más ligero y saciante, añada huevos revueltos o medio aguacate a una rebanada de pan para su desayuno y a la hora del almuerzo elija acompañar su carne o pescado con una buena ensalada o vegetales.

2. Tenga cuidado con los bocadillos altos en calorías La Navidad está directamente asociada con los chocolates y las galletas nutricionalmente densas. Para resolver esta situación, la regla es simple: no hay comida en casa. Esta frase no debe ser llevada al extremo, pero obtenga la menor cantidad posible de este alimento para su hogar. Desde este exterior no se corre el riesgo de consumirlos en exceso. Elija mezclas de nueces, semillas, frutas secas e incluso verduras crudas, por ejemplo. De esta manera puede evitar los alimentos que contienen azúcares añadidos.

3. Controle sus porciones El control de porciones será tu mejor amigo durante la temporada navideña. Para evitar comer en exceso en las comidas principales, elija usar platos más pequeños o no repetir su contenido más de una vez. Divida el plato en tres partes: ½ debe estar relleno de ensalada y/o vegetales, ¼ debe tener carne o pescado o huevos (tamaño de la palma de la mano) o tofu y el resto del plato (¼) debe contener arroz, pasta o patatas dulces o blancas.

4. Coma lenta y conscientemente Aunque la comida que tenemos a nuestra disposición en esta época del año nos hace sentir ansiosos por comer, un consejo importante para mantenernos sanos es reducir la velocidad de su ingesta durante las comidas. Varios estudios muestran que comer despacio puede dar al estómago tiempo suficiente para enviar la señal hormonal al cerebro, informándole de que está lleno, lo que nos impedirá comer demasiado.

Esto hace que sea más fácil mantener un mayor control sobre las porciones. Por otro lado, debe evitar comer con distracciones como la televisión, los teléfonos móviles o los comprimidos. Los estudios muestran que los que comen distraídos son más propensos a comer demasiado porque no pueden prestar atención a las señales del cuerpo. Aproveche este tiempo para hablar con su familia y amigos y conciliar la convivencia con la comida de forma consciente y relajada.

5. Atención a las bebidas que acompañan a la comida Durante las comidas de Navidad, el alcohol, los refrescos y otros jugos prevalecen en la mesa. Estas bebidas pueden contribuir con una alta cantidad de azúcar y calorías a su dieta, lo cual puede promover el aumento de peso. Además, el consumo de alcohol a menudo se asocia con un aumento del apetito (un factor de riesgo para el aumento de peso). Dé preferencia al agua y a los tés y manténgase hidratado siempre con bebidas naturales no procesadas industrialmente.

6. Evite los alimentos procesados En estos momentos, evite poner papas fritas, salsas o salchichas en su mesa. Aunque se preparan rápidamente, contienen un exceso de azúcar y grasas saturadas (insalubres) que afectan su peso. Opte por alimentos naturales y cocine sus propias comidas desde el principio.

7. Relájate Cuando usted está estresado, sus niveles de cortisol aumentan. Los niveles altos de esta hormona pueden causar un aumento de peso, ya que provocan un mayor deseo de ingerir alimentos. Para evitar el estrés en esta época del año, planifique sus comidas con tiempo, defina sus recetas y decida lo que va a comer o no de acuerdo a lo que esté disponible. Hay ciertos alimentos que ayudan a disminuir el estrés y siempre deberían estar en tu mesa. 

8. Manténgase activo La inactividad (como sentarse a ver la televisión) puede contribuir al aumento de peso, especialmente si va acompañada de una ingesta excesiva de alimentos. Haga algún tipo de actividad con su familia y amigos: como una caminata planeada, juegos al aire libre o una caminata corta.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.
Etiquetas: estrés

Recomendamos