comunidades

☑️ 3 Remedios Caseros Para El Vértigo Que NO Conocías

El año pasado, una seguidora que padecía de vértigo, se comunicó conmigo para solicitarme ciertas recomendaciones naturales para mejorarlo.  Esa solicitud, se honró en su momento. Nuevamente este año, otra seguidora se comunicó conmigo, a los fines de que le indicara alternativas que puedan ponerse en práctica en casa para el vértigo.

Ella me comenta, que comenzó a padecer de vértigos, hace unos dos meses. Y que la sintomatología, básicamente se manifestaba cuando giraba la cabeza sobre su almohada, para cambiar de posición. Me comentó que la sensación, experimentada era como si el mundo girara en derredor suyo y se sentía que caía. Ella es una persona joven, estudiante universitaria y aficionada a los paseos por el bosque en compañía de su grupo de amigos.

De acuerdo a lo descrito, ciertamente se trata de vértigo, pues según los entendidos, equivale a una especie de alucinación de movimiento. Ello provoca, un desequilibrio entre la realidad y las sensaciones que los ojos, tacto y oído interno, hacen llegar al cerebro.

Lo que si debe estar claro, es que el vértigo propiamente tal, no es una enfermedad. Se catalogaría más bien como un síntoma, que está reflejando algún desajuste a nivel corporal. Nuevamente, me puse manos a la obra y me dediqué, a mencionarle ciertas generalidades acerca del vértigo y luego le realicé explicaciones muy sencillas para preparar algunas soluciones naturales en base a aceites esenciales.

Considero, que mientras más información se maneje en relación a los temas de salud, se sabrá comprender adecuadamente, el funcionamiento del cuerpo humano.  Una cifra usualmente manejada, menciona un dato impresionante, para personas mayores de cuarenta años en los Estados Unidos, estableciéndose que la tercera parte de ellas, llegarán a experimentar vértigo, por lo menos una vez a lo largo de su vida.

Ahondando un poco acerca del vértigo

Tal como se dijo al inicio, el vértigo es una sensación originada por un desequilibrio en las señales emitidas desde ciertos órganos del cuerpo. Esto puede incluir, la forma en la cual el cerebro interpreta dichas señales. Por lo general, se puede experimentar una sensación de que las cosas que rodean están girando. Precisamente, se distingue del mareo, debido a esta inconfundible sensación de giro de objetos. Esto puede estar asociado a la pérdida del equilibrio, náuseas y vómitos.

Esta condición, se ha observado, que es mucho más frecuente en personas mayores de sesenta años. Sin embargo, puede manifestarse a cualquier edad. Claro está, es un poco más difícil detectarlo en niños, porque a ellos se les dificulta describir con exactitud los síntomas.

Se ha observado que la probabilidad de ocurrencia de vértigo en las mujeres, duplica el de ocurrencia en los hombres. Las teorías manejadas por la ciencia, sugieren que esta mayor predisposición de las mujeres, se relacionaría con la pérdida ósea. Esta, en la mayoría de los casos, posee causas cronológicas, mayor frecuencia de migrañas o déficit de vitamina D.

que-es-el-vertigo


Existen pruebas científicas, de que el equilibrio y el movimiento ocular, están controlados por el sistema vestibular. Dicho sistema, está constituido por partes del oído interno y el cerebro. Muchos trastornos vestibulares, a menudo inducen vértigo. A saber, hipofunción vestibular bilateral (causa problemas de equilibrio) y neuroma acústico (tumor benigno que ocasiona tinnitus o pérdida auditiva). Además de ciertas enfermedades autoinmunes del oído interno, como la hipoacusia.

Se sabe además, que puede ser ocasionado por la ingesta de medicamentos ototóxicos, es decir, aquellos que producen lesiones auditivas temporales.

¿Cómo se clasifican los tipos de vértigo?

Desde el punto de vista médico, el vértigo, se divide en dos categorías. Vértigo periférico y vértigo central.

El periférico, es el más frecuente de ambos y se origina en el oído interno. Las causas más frecuentes de este tipo de vértigo son:

Vértigo posicional paroxístico benigno (vinculado al desprendimiento de micropartículas de calcio provenientes del vestíbulo)

Neuronitis vestibular (lesión inflamatoria de origen viral en el nervio vestibular)

Enfermedad de Ménière (trastorno crónico que afecta el equilibrio y la audición)

Meningioma o tumor benigno cerebral, que origina presión en el nervio vestibular

Lesión (traumatismo craneal, conmoción cerebral)

Laberintitis (inflamación el oído interno producida por irritación química o infección microbiana)

Empleo de ciertos medicamentos ototóxicos, es decir aquellos capaces de causar lesiones auditivas temporales: antibióticos, aminoglucósidos, diuréticos y salicilatos. A manera de ejemplos se mencionan, ácido acetilsalicílico, cloroquina, gentamicina, estreptomicina, neomicina, piretanida, furosemida, cisplatino, clindamicina, azitromicina y propanolol
En el caso del vértigo central, se puede afirmar que éste se origina por algún problema a nivel del tronco encefálico. Esto puede incluir al cerebelo o región posterior del cerebro. Sus causas principales son:

Enfermedad vascular (condición que afecta el sistema circulatorio)

Empleo de ciertos fármacos anticonvulsivantes: carbamazepina, oxcarbazepina, fenobarbital y ácido valproico. El ácido acetilsalicílico en altas dosis puede desencadenar este tipo de vértigo

Consumo de alcohol

Esclerosis múltiple (degradación de la cubierta de los nervios)

Convulsiones o epilepsia del lóbulo temporal

Accidente cerebrovascular

Procesos tumorales (benignos y cancerosos)

Migraña vestibular (tipo de cefalea primaria que genera vértigo episódico recurrente)

Tratamiento farmacológico del vértigo

En la actualidad, el tratamiento del vértigo, persigue estabilizar los problemas asociados con la función vestibular periférica, que son las partes del oido interno y el cerebro que son las que ayudan a controlar el equilibrio y los movimientos de los ojos.  . Además de ello, busca establecer una compensación central, en el caso de que esté presente, un déficit permanente de la función vestibular.

Se ha observado que los fármacos se emplean con la finalidad de amortiguar la actividad vestibular descompensada. Hasta ahora, se ha visto que su eficacia es sintomática, ya que no suprimen la causa que origina el vértigo. Dado que estos fármacos, solo atenúan el desequilibrio originado por la disfunción vestibular, son denominados supresores vestibulares.

Es importante destacar, que a nivel mundial, para decidir qué fármaco debe emplearse, se considera el conocimiento de sus efectos. Aparte de ello, se toma muy en cuenta la intensidad del episodio de vértigo y de su evolución. Por lo general, se recomienda más allá del medicamento utilizado, seguir estrechamente a la persona que tiene el padecimiento para detectar cualquier efecto secundario. Esto es importante, pues mientras más rápido se logre actuar, los resultados serán mucho más eficaces.

Posibles efectos secundarios originados por el tratamiento farmacológico

Los tratamientos farmacológicos, varían según el tipo de vértigo que presente el paciente. Por lo general, combaten los síntomas del vértigo, mas no su causa. Sin embargo, suelen presentar ciertos efectos secundarios.
vertigo-efectos-secundarios-por-tratamiento-farmacologico


Los efectos secundarios más frecuentes, incluyen indigestión, estreñimiento, dolores de cabeza, somnolencia, cansancio e insomnio. Por ejemplo, la proclorperazina puede causar espasmos musculares en los hombros, la cara y el cuello. Esto generalmente desaparece una vez que se suspende este medicamento.

Tratamientos no farmacológicos

El vértigo posicional paroxístico benigno es causado, como habíamos mencionado, por restos de calcio en los canales semicirculares. Por ello, la mayoría de las veces, no se recomiendan fármacos para el tratamiento de esta afección.

Hasta ahora se ha observado, que el vértigo puede mejorar con las maniobras de rotación de la cabeza. Ellas permiten desplazar los depósitos de calcio, logrando que los mismos, se desplacen de vuelta a la zona del vestíbulo. La maniobra más empleada se denomina maniobra de Epley, logrando por este procedimiento, el reposicionamiento de los canalitos o micropartículas de carbonato de calcio. Existe de hecho una propuesta de maniobra de Epley modificada, la cual está adaptada para realizar en casa.

Algunas propuestas naturales para el vértigo

Les voy a mostrar algunos tratamientos naturales bastante antiguos. Muchas civilizaciones, se dieron cuenta que las emociones negativas, muchas veces son la causa principal de las enfermedades físicas. Han sido empleados, sobre todo, en la Medicina Ayurvédica de la India, lo cual incluye ciertos aceites esenciales. Para realizar estas sugerencias, se deben emplear aceites reconocidos, de grado terapéutico. Hace un tiempo, vimos, que los aceites esenciales de todas las especies cruzan la barrera hematoencefálica. Ellos son por lo general, mezclas complejas que poseen unos cien componentes.

Usualmente presentan la siguiente naturaleza química: compuestos alifáticos de bajo peso molecular (alcoholes, aldehídos y ácidos), terpenoides (sesquiterpenos y diterpenos) y fenilpropanoides (ácido cafeico y ferúlico). Esto los hace extraordinariamente capaces de enfrentar diversas dolencias, no sólo a nivel corporal, sino a nivel de las emociones. Incluso, estudios realizados el año 2017, revelaron que los aceites esenciales afectan la expresión génica de todo el genoma en las células de la piel humana. Este estudio inédito, logra establecer una base para futuras investigaciones sobre sus mecanismos biológicos.

De esta forma, se puede afirmar, que los aceites esenciales, poseen una serie de propiedades que permite tratar trastornos neurológicos. Gracias a ello, se accede al sistema nervioso central, al cruzar la barrera hematoencefálica. Esto permite calmar los procesos convulsivos, ataques de pánico, vértigos e insomnio.
remedios-naturales-para-el-vertigo


1. Aceites esenciales de albahaca dulce o blanca y albahaca morada

Dentro de los aceites esenciales de mayor empleo en prácticas de inhalación, se encuentran los aceites esenciales de albahaca. Posee una serie de compuestos activos flavonoides, alcaloides, saponinas, taninos, polifenoles, antocianinas y triterpenoides. Dentro de los polifenoles, uno muy estudiado por sus potentes actividades antioxidantes, es el ácido rosmarínico. La interacción de estos componentes, hace que las inhalaciones de este aceite esencial, mejore la función respiratoria, se suple de oxigeno al cerebro y favoreciendo un mejor desempeño del mismo y disminuyendo los efectos indeseables del vértigo.

Este aceite además, posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiespasmódicas, carminativas, analgésicas y calmantes. Lo cual, favorece el equilibrio de los nervios, surtiendo un efecto calmante y relajante. Se ha observado que esto ayuda a disminuir el estrés ocasionado por el vértigo.

¿Cómo lo realizo?


En un recipiente mediano que contenga agua filtrada recién hervida añadir seis gotas de aceite esencial de albahaca

Colocar el recipiente en un lugar de la habitación que permita que se impregne el aroma en toda la estancia

Sentarse cómodamente en una poltrona o apoyar la cabeza sobre almohadas para mantenerla en alto y respira lentamente

Con un difusor eléctrico, no se necesita emplear el agua caliente

Se puede absorber el aroma el aceite directamente del recipiente, acercando la nariz y olfateando muy despacio

2. Aceites esenciales de mandarina, naranja dulce, limón o lima

El aceite esencial de cítricos, posee un alto contenido de limoneno. Este compuesto, es capaz de activar el funcionamiento de los glóbulos blancos, es decir favorece el desempeño del sistema inmunológico. Aparte de ello, posee propiedades antinflamatorias, antimicrobianas, analgésicas y hepatoprotectoras. Los compuestos volátiles presentes en los aceites esenciales actúan en menos de un minuto y son capaces de refrescar el aire del ambiente. Ello ayuda a mejorar el estado de ánimo, trae alivio frente a la ansiedad y logra calmar los efectos producidos por el vértigo.

¿Cómo lo realizo?


Hervir agua en un recipiente mediano, colocar las cáscaras deshidratadas e inhalar el vapor, sin que este queme la piel unos dos o tres minutos respirando despacio

Si no se desea realizarlo de esta forma, se puede emplear el difusor eléctrico directamente con el aceite esencial e impregnar el lugar.

Se puede inhalar también de forma directa desde el recipiente del aceite esencial

También se puede añadir cinco gotas de cualquiera de los aceites esenciales de cítricos en una cucharadita de aceite portador (puede ser aceite de almendras dulces)

Luego realizar masajes circulares en los dedos gordos del pie, sienes y nuca.

Esto puede ser realizado unas dos veces al día

3. Aceite esencial de menta

La menta (Mentha piperita) ha sido una opción empleada desde hace siglos, para tratar las náuseas. Siendo también muy utilizada para el vértigo y el alivio de la congestión respiratoria. Se sabe que posee propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales, coleréticas (activa la producción de bilis), tónicas y estimulantes.

¿Cómo lo realizo?

Tan pronto se logre recuperar de la sensación de vértigo:

Añadir a una cucharadita de aceite de almendras dulces, tres gotas de aceite esencial de menta

Aplicar sobre la frente y en la nuca masajeando de forma circular por uno dos minutos

Acostarse boca arriba con la cabeza sobre una almohada y cerrar los ojos

Se puede colocar gotas de aceite esencial de limón en un difusor para mantener el efecto del limoneno activo en la habitación a lo largo del día

Si se presentan náuseas, añadir dos gotas de aceite esencial de menta a una taza de agua filtrada y bébela en pequeños sorbos

Concluyendo

Se pudo observar, que el vértigo es la ilusión de movimiento. Expuesta claramente la diferencia entre vértigo periférico y vértigo central. Se pudo apreciar, que dentro de las causas más comunes encontradas, destacan algunas muy reconocidas. Entre ellas, se mencionan: vértigo posicional paroxístico benigno, neuronitis vestibular aguda o laberintitis, enfermedad de Ménière, enfermedad vascular y esclerosis múltiple.

Algo bien importante, es que la mayoría de los pacientes con vértigo no requieren pruebas diagnósticas complicadas. Esto permite que su tratamiento pueda realizarse en centros de atención primaria. Muchas personas, han logrado equilibrarse, del vértigo posicional paroxístico benigno, implementando sesiones con la maniobra de Epley. Incluso una dieta adecuada baja en sal, así como la ingesta de diuréticos naturales, han servido para estabilizar la enfermedad de Ménière.

Hay que reconocer, que ciertos casos de migraña vestibular, han respondido a los cambios implementados en la dieta, el empleo de antidepresivos tricíclicos más una beta bloqueadora de los canales de calcio. Sin embargo, muchas veces los fármacos empleados causan una serie de efectos secundarios indeseables.

Es importante hacer uso de las propuestas naturales, que han sido empleadas por diversos grupos humanos a lo largo de muchos siglos. En este caso, se tomaron en cuenta algunos aceites esenciales, que han permitido estabilizar el vértigo, sin efectos secundarios.  Así se apreció el papel importante de los cítricos, la menta, y las albahacas blanca y morada.

La joven seguidora, realmente se sintió muy a gusto con lo que le compartí, que es lo que ahora aparece en el post. Ella me comentó, que puso en práctica todo lo que recibió, e incluso se motivó a indagar. Particularmente creo, que más allá de dar una serie de recomendaciones, la intención final es despertar. La joven seguidora me comenta que ahora guarda celosamente todas sus cáscaras de cítricos.

“El vértigo es el conflicto entre el miedo a caer y el deseo de caer.”

Salman Rushdie

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Sí la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias:



https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5460461/

https://www.emedihealth.com/treat-vertigo.html

https://www.everydayhealth.com/home-remedies-alternative-treatments-vertigo/

https://www.medicinenet.com/vertigo_overview/article.htm

https://wexnermedical.osu.edu/blog/vertigo-treatment

http://ayurvedichospital.com/ayurvedic_conditions/Vertigo

https://www.organicfacts.net/essential-oils-vertigo.html

https://www.mentalfloss.com/article/548532/facts-about-vertigo

Fuente: este post proviene de ✅ Salud, Nutrición y Remedios Naturales | Coco Mar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos