Salud

Saludterapia Idea guardada 20 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Síntomas y tratamiento de la plexopatía bacteriana

Cómo diagnosticar las plexopatías braquial y lumbosacral
Algunos tipos de neuropatías todavía son un desafío para medicina convencional. Se nota la ausencia de un enfoque elaborado sistemáticamente para definir y tratar estas enfermedades.

Con otras palabras, en la vida cotidiana a veces medicamentos como ibuprofeno, cortizon o celeston administrados por el doctor no funcionan, o su efecto se nota tres meses a partir del uso, puesto que su eficacia depende del papel del flujo sanguíneo como proveedor de sustancias curativas,y porque en este caso la sangre no reparte bien las sustancias curativas de los medicamentos ingeridos oralmente o inyectados por una jeringa - el flujo sanguíneo está obstruido por los tejidos musculares fuertemente contraídos. Ni el propio sistema de defensa corporal, el sistema inmunitario, lo puede lograr por la misma causa: las contracturas masivas presionan los vasos y obstruyen la circulación de los líquidos en las zonas afectadas.

En varias ocasiones, a causa de la gravedad de las contracturas, los anticoagulantes tampoco ayudan. Por eso, muchos médicos experimentados en este caso recomiendan a sus pacientes visitar a un terapeuta manual – masajista, quiromasajista, fisioterapeuta, etc.

¿Quizá este desafío es para las terapias manuales?

Lamentablemente, por un lado, sus propios métodos para evaluar las neuropatías son escasos y el terapeuta manual confía en el diagnóstico del médico y, por otro lado, no dispone de suficientes herramientas, aparatos y técnicas para parar el desarrollo de esas enfermedades. Por eso, como mucho, él se limita post facto (después de la enfermedad transcurrida) a aplicar tablas de ejercicios para la recuperación del aparato locomotor afectado.

El punto esencial en cualquier caso de enfermedad es diagnosticar la causa para neutralizar y parar su desarrollo. En nuestro caso se refiere de plexitis braquial y lumbo-sacral, unas neuropatías muy típicas, que afectan las extremidades y su aparato locomotor.

Con frecuencia, la neuropatía plexitis braquial se confunde por el terapeuta manual con contracturas musculares o con un concepto general, no bien definido, comúnmente llamado cervicalgia, que no es nada más que una traducción: dolor en la zona cervical; a veces aun se confunde con artritis o con radiculitis.

La otra neuropatía que afecta el plexo lumbo-sacral (popularmente llamada en varias ocasiones ciática) suele confundirse con el síndrome piriforme (a veces se desarrollan juntos y esto complica bastante el estado del paciente) o se trata de una consecuencia de la discopatía lumbar.

Algunos terapeutas también hablan de lumbalgia (que no significa nada más que una traducción: dolor en la zona lumbar) y a veces la confunden con la ciática. En realidad el caso de lumbalgia es un simple desequilibrio y falta de coordinación entre músculos en la zona de la cadera y los muslos en plano sagital o frontal, lo que al final provoca presión muscular sobre determinados nervios y bloquea determinados movimientos.

Si se sigue la lógica de patología descriptiva, el primer síntoma típico de las dichas neuropatías es que el propio paciente no puede localizar y enseñar precisamente los puntos de dolor por una simple causa: el dolor es radiante, acompañado de sensaciones de corriente floja en las extremidades, suele cambiar su localización y con el tiempo a veces se muestra fuerte y insoportable, a veces leve, a veces desaparece temporalmente hasta demostrar de nuevo su presencia sin clemencia y sin piedad. Por esta razón, el paciente no demuestra en concreto el punto de dolor y a la pregunta ¿Dónde duele? describe sus molestias "en la zona entre el hombro y la mano" o "en la zona entre entre la cadera y el muslo".

Puntos de presión para indicar la plexitis

Pero en el cuerpo humano el terapeuta puede encontrar algunos puntos de dolor con ubicación constante y una presión ejecutada con pulgares provoca diferentes niveles de dolor en diferentes personas, lo que corresponde a su estado de salud, o sea, determinados puntos duelen indicando la plexitis:

1. En caso de plexitis braquial el primer índice que levanta sospechas es el dolor localizado en la zona entre la columna (al lado de T5-T6) y la escápula, más cerca de la escápula.

El punto de dolor está cerca de la mitad del borde medial de la escápula, un pulgar hacia adentro a la columna. Por debajo del músculo trapecio está el romboide mayor - probablemente se refiere de la placa motora (sinapsis neuromuscular) que activa el musculo; la presión con el pulgar sobre ella provoca una repentina y dolorosa contracción de los romboides por la irritación de los tejidos. La respuesta al dolor hasta una convulsión muscular es muy significativa y muy común en el caso de plexitis braquial. Los romboides están continuamente contraídos aunque con distinta intensidad.

A la pregunta ¿Cómo duerme Ud. por la noche?, el paciente contesta, que por tener dolor pasa mucho tiempo desde acostarse hasta dormir, cambia varias veces su postura de un lado a otro, pero nunca duerme de lado afectado. ¡Significativo!: cuando el cuerpo pasa de un estado de reposo por la noche a estado activo durante el día (trabajar, hacer deporte, pasear etc.) el dolor en la zona de los romboides, según confiesa el paciente, disminuye o casi desaparece. Habitualmente se observa un leve hinchazón en la zona y en plan frontal el hombro afectado se ve mas alto que otro. La sospecha de plexitis en el brazo se confirma o descarta según la respuesta al nivel de dolor en los siguientes puntos del chequeo:

2. El punto Kun Lun de la acupresión china - el punto se encuentra por detrás y un poco abajo del maleolo externo de la pierna izquierda, en la mitad de la línea ideada desde el maléolo hasta el triángulo del talón en plan sagital; una presión normal puede provocar dolor hasta convulsión y a la pregunta "¿Cómo puede describir el dolor?", la respuesta del paciente muchas veces es "Como un cuchillo clavado".

A la pregunta "¿Si tiene una escala desde 1 hasta 10 con que grado puede valorar el nivel de dolor?" la respuesta suele ser 8 o 9. En caso negativo, cuando no se trata de la dicha enfermedad o todavía no está avanzada llegando hasta el nivel de afectar el sistema nervioso vegetal, al apretar en el punto no hay convulsión y la respuesta del paciente es "Siento molestia o duele poco". Según mi experiencia el dolor significativo en el punto Kun Lun indica en común muchas neuropatías.

3. El plexo braquial derecho - la mano derecha del paciente con el cuerpo en posición decúbito prono se coloca en la camilla al lado de su cuerpo bien estirada y controlada por la mano izquierda del terapeuta y al mismo tiempo él con el pulgar de su otra mano aprieta en el punto del plexo. La reacción muchas veces es convulsión dolorosa. Los pacientes suelen valorar el nivel del dolor entre 8 y 9.

4. Comparación de la rigidez de los deltoides y prueba de calor; parestesia - una de las consecuencias de la plexitis es, que el tono muscular del brazo y de la mano afectada es bastante elevado. Es normal cuando el paciente describe una sensación de hormigueo, ardor o corriente flojo desde el brazo hacia los dedos. Esto se debe principalmente a dos causas:

Por la compresión de los músculos el intercambio de señales entre los receptores y el plexo en la red sináptica local está perturbado y disfuncionado.

Uno de los músculos afectados por la plexitis es el deltoide. Este músculo se presenta contraído continuamente y por el aumento de su volumen el flujo sanguíneo del brazo y de la mano está reducido. El oxígeno suministrado por la sangre ya no es suficiente para las células y ellas, por falta de energía y para ahorrarla para sobrevivir, se van a "dormir" y “despertar” con frecuencia de un interruptor electrónico - evidentemente eso da la sensación de hormigueo. Los receptores están disfuncionados y la sensibilidad hacia los dedos disminuye hasta casi desaparecer. La disminución de la sensibilidad se puede experimentar y verificar de la siguiente manera: Se llena un vaso de vidrio con agua a temperatura de 45ºC aproximadamente. Pasado un minuto con la pared del vaso se tocan las yemas del dedo medio de ambas manos. La mano más afectada de la dicha neuropatía no reacciona al calor. La prueba de pinchazo con palillo de madera (¡bien limpio con alcohol!) presenta semejantes resultados. Cuando la plexopatía es bilateral la sensibilidad de los dos dedos medios - tanto de la mano derecha como de la izquierda, es casi igual, pero eso si visiblemente reducida.

5. Los infraescapulares, longísimo y iliocostales contraídos - el paciente se queja de que unos movimientos de la cintura de los hombros, de la cintura pélvica o movimientos simultáneos entre esas dos cinturas provocan dolor. La palpación detecta que el infraespinoso y los redondos de la zona de la escápula, longísimo y los iliocostales de la zona torácica son bastante duros - la presión fuerte provoca dolor. Parece que por subyacentes a los romboides, la contaminación siempre afecta primero estos músculos.

Los puntos en los que se detecta la neuropatía en el plexo sacro-lumbar y el nervio ciático, llamada popularmente ciática, se encuentran principalmente en la cadera y las piernas.

Plexopatías. Detectando neuropatías en el nervio ciático


El primer punto específico de la ciática está en la parte superior de la conexión tendinosa llamada banda iliotibial, donde cerca de la epidermis sale una ramificación del nervio ciático que inerva el bíceps crural. El punto se detecta fácil: el paciente está en decúbito prono y el dedo medio de la mano del mismo lado estirada rosa el punto.

Según la acupuntura china el nombre del punto es Fengshi (VB-31). Si al presionar este punto el terapeuta observa reacción convulsiva de dolor en la pierna del paciente, se supone que el nervio ciático está irritado más que normal. El punto corresponde a las raíces del nervio ciático, que forman allí placa sensitiva.

Por estar irritada la respuesta a la presión sobre el punto es una contracción repentina y dolorosa del bíceps crural. La reacción del paciente es un motivo para que el terapeuta haga unas preguntas. La primera es "¿Cuando siente más dolor en los músculos de la pierna: en reposo o en acción? Por ejemplo: cuando camina, ¿se mueve o inclina el cuerpo o cuando tiene que permanecer sentado en un avión o tumbado en la cama para dormir?"

La respuesta a esta pregunta puede distinguir relativamente la ciática (el dolor aumenta cuando el paciente está en reposo) de la discopatía lumbar (dolor aumenta al empezar a moverse) y del síndrome piriforme (el dolor está tanto en reposo como en acción).

La pregunta más significativa es cómo se siente el paciente por la noche, ¿cuánto tiempo pasa después de acostarse y antes de dormir? Si la intensidad del dolor en las piernas (ante todo en la zona del muslo) en este tiempo no le permite relajarse, si el dolor es radiante pasando desde arriba abajo y el paciente no puede localizar un punto de dolor concreto, si a veces en la zona se notan impulsos caóticos de electricidad floja, es muy probable que se trate de un caso de ciática. No es excepcional que al comienzo la enfermedad se manifieste con fuertes síntomas; para el paciente la primera noche de la enfermedad se convierte en una noche de pesadillas sin sueño.

Si todas las respuestas del paciente son positivas y se supone ciática, el terapeuta puede averiguar y detallar el estado del paciente con los siguientes puntos de chequeo:

El punto 2 Kun Lun.

El punto 3 se localiza al final del hueso tibial izquierdo, cerca de la articulación astragalocalcánea, frontal, en horizontal un tsun(pulgar) adentro y en vertical tres tsun arriba de la articulación y se denomina H5 en el meridiano del hígado.

El punto 4 en la ceja derecha, un tsun hacia fuera del vertical de las narices. Anatómicamente el punto corresponde a la escotadura (agujero) supraorbitaria del nervio supratroclear. Aunque es raro la red sináptica del nervio ciático es muy amplia, sofisticada y usa como agentes informáticos axones alcanzado hasta a partes de la cabeza. El alto nivel de dolor en este último punto confirma definitivamente la neuropatía lumbosacral popularmente llamada ciática. Sin embargo, todos estos puntos indicadores son receptores del sistema nervioso vegetal - la presión sobre un receptor siempre provoca dolor. Pero en este caso como los receptores están irritados presentan un dolor significativo e insoportable. En estado normal al presionar el paciente responde como nivel de dolor hasta 5 y en estado de neuropatía - 8 o 9. Aunque duele mucho, hasta la convulsión, algunos pacientes demostrando buen humor, responden 11... En caso de inflamación del sistema nervioso vegetal se supone que la cantidad de neurotransmisores alrededor de raíces nerviosas aumenta, lo que hace los receptores fácilmente irritables bajo presión.

La etiología: buscando las causas

En caso de plexitis braquial el tono muscular es muy elevado hasta provocar continuadas contracturas sobre todo en los músculos romboides, trapecio, infraescapular, redondos y deltoides y en caso de plexitis lumbar (ciática) en los músculos bíceps femoral, el vasto lateral del gran cuádriceps y el piriforme. Una contractura en principio significa trastorno del aparato locomotor. Las causas pueden ser varias: actividad física intensiva y luego concentración alta de ácido láctico, disfunción hormonal, infección bacteriana etc.

Es correcto asignar una enfermedad por su causa osea, cuando su nombre presenta la relación "causa - consecuencia". Sin embargo una disfunción del plexo braquial o del plexo lumbo-sacral y nervio ciático desencadena síntomas visibles - graves contracturas, que provocan un dolor fuerte e insoportable en la zona controlada por el nervio ciático o por los nervios del plexo braquial, parestesia, descoordinación de movimientos etc. La consecuencia clave en este caso es disfunción del plexo como parte del aparato locomotor local.

Cuando los impulsos de la red sináptica están sujetos a una causa fuera de la fisiología normal, cuando no mantienen la homeostasis de los procesos en el cuerpo sino provocan caos y desorden, entonces ya tienen una función destructiva. En vez de provocar movimiento racional, lo que se espera del aparato locomotor, ellos provocan repetitivas contracturas, fuertes espasmos musculares, calambres etc.

¿A qué se deben, en este caso, los impulsos desordenados y caóticos de la red sináptica del nervio ciático o de los nervios que pertenecen al plexo braquial? ¿Solo a las causas biomecánicas como la hernia discal o artrosis vertebral y las causas de la disfunción de las vísceras glándulas, riñones, hígado)? ¿Y si es así, por qué en algunos casos de ciática o plexopatía braquial, el dolor es más fuerte en la noche o por la mañana, cuando el paciente se despierta antes de levantarse de la cama? En estos casos, la causa biomecánica se puede ignorar- durante la noche la columna vertebral permanece en posición horizontal y la gravedad del cuerpo no presiona los discos entre las vértebras L4 - L5 o L5 - S1.

La causa visceral tampoco es significativa - mientras dormimos por la noche la función de las vísceras es bastante reducida. La circulación de los líquidos corporales también es reducida. A pesar de todo el paciente no puede dormir por sentido de dolor alto o se despierta con fuerte dolor en los muslos o en los hombros. ¿Tal vez se ignore una causa más?

En este artículo sobre plexopatía braquial dicen que

La plexopatía braquial es una forma de neuropatía periférica. Se presenta cuando hay daño en el plexo braquial. Esta es un área a cada lado del cuello en donde las raíces nerviosas de la médula espinal se dividen en los nervios de cada brazo.

Las causas se definen así:

"El daño al plexo braquial generalmente está relacionado con una lesión directa al nervio, lesiones por estiramiento (entre ellas, traumatismo al nacer), presión por tumores en la zona (especialmente por tumores pulmonares) o daño como consecuencia de la radioterapia.

La disfunción del plexo braquial también puede estar asociada con:

Anomalías congénitas que ejercen presión sobre la zona del cuello.

Exposición a toxinas, químicos o drogas.

Anestesia general, empleada durante la cirugía.

Afecciones inflamatorias, como las que se deben a un virus o un problema del sistema inmunitario.

En algunos casos, no se puede identificar ninguna causa. El posible origen bacteriano

En algunos países como Estados Unidos y Noruega esta causa "desconocida" se está investigando. Se explora la causa de origen bacteriana - bacterias, que viven en la piel y en unas circunstancias pueden pasar a epidermis.

Algo más: según unas estadísticas cada quinto caso de ciática, o sea unos 20% de los casos tienen origen bacteriano. Una bacteria, que a veces penetra debajo de la piel formando colonias de alta concentración alrededor de determinados nervios y músculos. Y lo más importante: los residuos de la actividad de esta bacteria tienen efecto tóxico sobre los tejidos nerviosos, lo que provoca como respuesta descarga de impulsos caóticos hacia los músculos inervados.

En Wikipedia afirman que "Las bacterias que más frecuentemente producen infecciones cutáneas son los estafilococos y estreptococos. Otros agentes bacterianos que pueden originar infecciones cutáneas aunque con menor frecuencia son: clostridium, micobacterias (Mycobacterium tuberculosis, mycobacterium marinum, mycobacterium kansasii, mycobacterium ulcerans), corinebacterias, bacilos Gram (-) e infecciones polimicrobianas mixtas.[1]". El grupo clostridium de los mencionados agentes necesita más exploraciones - está averiguado que los residuos de su actividad son tóxicos para los tejidos nerviosos. La clostridium tetani del mismo grupo ya tiene una fama bastante espantosa...".

Primera hipótesis:

Los residuos de esta bacteria "X" son tóxicos para los tejidos nerviosos. Unos días después de penetrar en epidermis, en la zona de los nervios, que controlan los hombros o los muslos, la población y la concentración de la dicha bacteria es suficiente para provocar una reacción química que afecta estos tejidos y al final desordena la función del sistema nervioso local - plexo braquial o plexo lumbosacral (y ante todo el nervio ciático). Ante todo rompe el proceso de la liberación normal de los neurotransmisores en la zona del sinapsis: las toxinas estimulan una descarga de neurotransmisores no necesaria, demasiada, involuntaria y continua y esto provoca no movimiento racional si tensión alta en el músculo inervado.

A partir de este momento los nervios, saliendo del plexo frecuentan a mandar impulsos caóticos y falsos hacia los músculos pertinentes, impulsos de irritación por este efecto tóxico. Son impulsos con frecuencia que depende de la concentración bacteriana en la zona, impulsos de baja calidad, mal estructurados, sin coordinación y subordinación necesaria, pero continuos. Por lo tanto, el tono muscular en la zona sube hasta dolorosas contracturas.

Un comprobante indirecto, que demuestra que se trata de infección bacteriana: Cuando el terapeuta trata plexopatía braquial solo unilateral, ignorando el lado opuesto, en una semana el paciente vuelve a la consulta quejándose de semejante dolor en la zona del hombro opuesto. Lógicamente las bacterias se mueven continuamente, desplazándose de la zona tratada y colocándose en el lado opuesto no tratado, formando nuevas colonias de concentración.

Segunda hipótesis:

Si la causa es una cepa bacteriana ¿dónde está en esta situación crítica nuestra defensa – el propio sistema inmunitario? En este caso está parcialmente aislado y bloqueado. Los músculos contraídos están hinchados y obstruyen la circulación de los líquidos corporales en la zona afectada, apretando y estrechando los vasos sanguíneos y linfáticos. Gran parte de los anticuerpos no pueden acceder a la zona afectada y destruir la colonia bacteriana. Algo mas: eso sucede en una zona cerca de la superficie de la piel - aproximadamente unos 3 - 5 mm abajo - ella abunda de vasos muy finos(capilares) y los músculos hinchados los aprietan con facilidad. Pocos anticuerpos (leucocitos, macrofagos etc.) alcanzan la zona afectada y la colisión entre ellos y esta cultura bacteriana provoca sus muertes y aparición de pus. Por la velocidad del flujo baja este pus no se puede integrar en el proceso de disimilación natural.

La velocidad del flujo sanguíneo indirectamente pero bien explica el carácter bacteriano de la enfermedad. Durante el día cada músculo en movimiento funciona como bomba, ayudando al corazón para empujar más líquidos corporales y repartir más anticuerpos que combaten bacterias nocivas. Pero el reposo nocturno de los músculos y régimen reducido de la función cardíaca disminuyen la velocidad del flujo, respectivamente se reduce el suministro de anticuerpos, lo que permita crecimiento de la colonia bacteriana. Por eso el dolor se nota mas en la noche y ante todo en madrugada. El paciente confiesa que aveces le duele a acostarse y el dolor no le deja dormir, aveces el se despierta por la noche de dolor, pero casi siempre al despertarse por la mañana él nota dolor.

El flujo de los líquidos en la zona tanto por la causa del reposo nocturno, como por los músculos continuamente contraídos es muy lento y una parte de la pus no puede salir - las raíces de los nervios quedan atrapados en vesículas llenas de pus. Ésto estimula la liberación demasiada de neurotransmisores y desencadena una reacción de impulsos de pánico, impulsos caóticos, la cual al final disturbe la función del plexo braquial o lumbosacral. En este caso la sensación de dolor aumenta porque tiene su origen como de los receptores subcutáneos, tanto de los receptores musculares y los receptores en las arterias presionadas. Quizá por esto el paciente describe el dolor en el sitio como una "mordida de perro" continúa.

Tercera hipótesis:

Los procesos descritos en la primera hipótesis no descartan los procesos de la segunda y ambos transcurren juntos.

En el desarrollo de la enfermedad la causa se convierte en consecuencia y la consecuencia en causa: los residuos de la bacteria X son tóxicos para los raíces de los nervios y los impulsos falsos y continuos del plexo provocan más músculos contraídos y contracturas más fuertes; luego los músculos contraídos impiden él flujo sanguíneo y linfático (resp. el reparto de anticuerpos) y la concentración bacteriana sube - esto significa más residuos tóxicos para los tejidos nerviosos y más impulsos falsos; resp. más impulsos falsos - más nuevas contracturas. El círculo vicioso esta serrado; el próximo se repite a un nivel más profundo y doloroso.

Fases de la enfermedad y posibles consecuencias de no tratarla adecuadamente

En la consulta una parte de los pacientes relatan que días antes de sentir molestias o dolor habían tenido algún esfuerzo físico. En varios casos se refiere de una actividad laboral o deportiva con mucha carga muscular. Normalmente estas actividades provocan calor corporal y secreción de sudor.

Otra gran parte de mis pacientes no practican deporte, pero vienen de países nórdicos - allí el cambio brusco de la temperatura del entorno es algo habitual diariamente. Fuera pasan al aire frío con temperaturas bajo cero y luego entran en edificio caliente, lo que provoca sudoración. En Gran Canarias, durante el invierno tenemos bastante turistas nórdicos, gozando nuestro invierno que parece a verano noruego.

Pero ellos vienen de su invierno donde el cambio brusco de temperatura es frecuente. Por eso el número de los nórdicos afectados de plexitis bacteriana en esta temporada es bastante elevado. El verano disminuye significativamente. Por un lado el sudor como líquido es un ambiente alimentario (caldo) para el desarrollo de determinadas bacterias y por otro los poros, propulsando el sudor, no se sierran automáticamente después. Evidentemente al colocarse y multiplicarse en el sudor de la piel, la bacteria X penetra por los poros, encontrando en los tejidos epidermales un ambiente mucho más rico de alimentos.

La biología describe el proceso de población de las células con el término “mitosis” - proceso de reproducción de una célula que consiste en la división longitudinal de los cromosomas y en la división del núcleo y del citoplasma; como resultado se constituyen dos células hijas con el mismo número de cromosomas y la misma información genética que la célula madre

Al grano: de una célula nacen dos, de esas dos nacen cuatro, de esas cuatro nacen ocho ...etc; mitosis es un proceso de multiplicación de la célula. Solo unos días después de penetrar el número de las bacterias es bastante alto y la cantidad de los residuos tóxicos ya es suficiente para provocar liberación abundante de neurotransmisores, irritación, tensión y disfunción, o "pánico" en el sistema nervioso local (el plexo y los nervios que pertenecen a el). Normalmente cada movimiento empieza por uno o unos impulsos nerviosos hacia la placa motora de un músculo o hacía las placas de un grupo de músculos. Evidentemente son importante los parámetros del impulso, su puesto en la estructura de un complejo de impulsos, coordinación y subordinación entre los impulsos: pues los impulsos ordenados provocan movimientos y los desordenados - contracturas, espasmos o calambres musculares y no movimientos racionales y voluntarios.

El balance entre la carga eléctrica en el impulso nervioso y la descarga eléctrica en el movimiento muscular está roto: la descarga falta. Por recibir impulsos demasiado fuertes, caoticos, falsos y desordenados, muy frecuentados y continuiados, que no provocan movimientos, algunos músculos sufren dolorosas contracturas. Por eso el paciente en la fase de desarrollo de la enfermedad no puede dormir toda la noche o duerme poco. Es algo habitual que los próximos días (mas o menos dos semanas) el tono muscular esté alto; las contracturas a menudo provocan dolor y insomnio.

Pero poco a poco la alimentación disminuida de los tejidos prepara la próxima fase de la enfermedad - atrofia muscular local y parcial. Por insuficiencia de sangre y sustancias nutritivas los músculos afectados empiezan a aflojarse, las contracturas disminuyen y desaparecen. Los tejidos van a la otra margen de la normalidad - el tono muscular muy bajo. Los músculos, ahora débiles, necesitan reeducación a la manera de contraerse en coordinación entre ellos por lo cual el paciente siente sus extremidades como si no fueran suyas. La debilidad muscular abre los vasos y aumenta el flujo sanguíneo - los anticuerpos eliminan más bacterias, ¡pero no todas! Empieza la recuperación de los tejidos musculares. La condición importante para que esta fase sea exitosa es la calidad de los movimientos de las extremidades afectadas, su estructura y reeducación con ejercicios adecuados.

Pero el cuerpo todavía no es sano. Una parte de las bacterias se adaptan y sobreviven esperando el otro momento oportuno para desarrollar de nuevo colonias de alta concentración bacteriana. Es algo habitual si la misma neuropatía reaparecería más dolorosa y severa dentro de 10 - 12 meses. Si no se tomaren medidas adecuadas y la enfermedad repite varias veces, la escoliosis en el dorso es la consecuencia típica de una plexopatía braquial no tratada de largo tiempo y la artrosis en la articulación acetabular (coxartrosis) - de una ciática.

Tratamiento y riesgos - Estrategia y plan de tratamiento

En su trabajo cotidiano el terapeuta manual no siempre puede detectar dichas neuropatías para tratarlas a tiempo y adecuadamente. A veces por falta de experiencia o por negligencia él no detecta la dicha enfermedad ni evalúa el estado del paciente. En otros casos el propio paciente insiste en recibir un tratamiento que no corresponde a su estado de salud y por motivos comerciales el terapeuta actúa conforme el deseo del paciente. En este caso corre riesgo - la enfermedad se puede agravar. ¿Cuál es el masaje recomendado? ¿Cómo se implican las técnicas del masaje y otras terapias manuales y cómo se organizan en todo un programa terapéutico? ¿Cómo se determina la intensidad y continuidad de cada una terapia en el programa?

¡Ante todo es importante ceder el objeto general del programa: remover la causa: esta bacteria nociva del cuerpo. En este aspecto de las respuestas de pacientes se puede deducir algo importante: el tiempo del periodo de reposo en la noche, cuando se sufre más dolor, es diferente. Por el tiempo cuando surge el dolor se puede evaluar el estado de la enfermedad al momento:

Si el paciente nota dolor a) después de acostarse y este dolor no le deja dormir, b) si a veces se despierta por la noche de dolor y c) por la mañana al despertarse, el estado de la enfermedad se puede calificar como grave.Si el paciente nota dolor a) este acontecimiento falta b) si a veces se despierta por la noche de dolor y c) por la mañana al despertarse, el estado de la enfermedad se puede calificar como medio. Si el paciente nota dolor a) este acontecimiento falta b) este acontecimiento falta c) solo por la mañana al despertarse, el estado de la enfermedad se puede calificar como leve. Los puntos indicadores que comprueben la enfermedad también aportan en la evaluación del estado. El terapeuta presionando los puntos índices pide el paciente que valora el nivel de dolor experimentado en una escala subjetiva de 1 hasta 10; cuando las respuestas del paciente se acercan a 10, acompañados por espasmos y convulsiones, el estado de la enfermedad se puede calificar como grave.

Cuando en las respuestas el nivel de dolor experimentado oscila entre 6-7 y faltan espasmos y convulsiones, el estado de la enfermedad se puede calificar como leve. La evaluación propuesta sin embargo no se puede ni generalizar tampoco aprobar como absoluta a 100%. Siempre hay que tener en cuenta por lo menos dos factores individuales, que provocan fluctuaciones en la evaluación: el nivel de tono muscular y umbral de dolor. Como por su herencia genética tanto por las circunstancias de su crecimiento y desarrollo personal (por ejemplo practicar deporte)unos pacientes presentan buen estado de su musculatura y otros no, unos pacientes tienen un sistema nervioso muy sensual y irritable y los demás no. Aún hipotéticamente sin embargo una biopsia en la zona epidermal de los romboides (plexitis braquial) o del bíceps femoral (ciática) puede evaluar el estado del paciente con puntualidad matemáticamente alta - por los números de las bacterias en un espacio unificado, por ejemplo en 5 mm cúbico, se puede medir el grado de la concentración bacteriana.

La evaluación del estado ayudará para seleccionar y coordinar los métodos de tratamiento adecuados y determinar sus intensidad y continuación en un programa terapéutico entero. La tarea de las técnicas de masaje en este programa es: a) acelerar la circulación de los líquidos en la zona de terapia y b) preparar la piel para absorber determinados bálsamos. La primera condición para que la terapia sea exitosa es esterilizar con alcohol de alto grado la piel del paciente en las zonas tratadas. Esterilizar las manos del terapeuta no cabe duda - es una exigencia profesional.

Mis recuerdos desde unos 10 años, cuando me encontré con primeros casos de plexitis, entonces sin saber que era la plexitis, al aplicar amasamiento superficial los pacientes, después del primer alivio, uno o dos días más tarde se quejaban de dolor igual o más fuerte. Probablemente por estimular la población bacteriana el amasamiento no es recomendable en los casos de plexopatía: en primer momento el amasamiento reduce la concentración bacteriana, pero también estimula la mitosis y luego nacen más células.

Siguiendo esta hipótesis más tarde he elaborado unas técnicas diferentes, llamándoles "masaje sin masaje". En esas técnicas importa el masaje profundo y a través a las fibras musculares, combinado con dos tipos de ejercicios pasivos: a) de estiramiento y b) de movilización de los músculos afectados con el fin de quitar la tensión muscular, aflojar los músculos y abrir espacio libre para aumentar el flujo sanguíneo.

Típico ejemplo de combinar el masaje profundo y transversal con estiramiento y movilización es una técnica de shiatsu. En realidad hablamos de cuatro técnicas consecutivas y entre ellas la técnica del shiatsu es central:

Estiramiento de los romboides: La plexitis ya está detectada en el plexo braquial derecho - el paciente está en la camilla en posición decúbito prono. Su antebrazo derecho se coloca detrás de la espalda (junto en la línea horizontal de los hombros). La mano izquierda del terapeuta está por encima de la palma, controlando la mano derecha del paciente y la mano derecha por encima de su codo. Al presionar lento pero profundo el codo abajo resulta un estiramiento de los romboides, preparando la dicha técnica del shiatsu. Este estiramiento se puede intensificar colocando una toalla por debajo del hombro del paciente.

Movilización – las manos del terapeuta cambian sus posiciones: la mano izquierda sujeta por debajo el codo del paciente y la mano derecha está por debajo de su hombro. De esta posición el terapeuta hace lentas y profundas rotaciones (5 – 7 veces) primero hacia adelante y luego atrás para movilizar la escápula y la articulación del hombro.

La técnica del shiatsu: El terapeuta no cambia su posición y su mano derecha sigue estando por debajo del hombro del paciente. La diferencia es que la cadera izquierda del terapeuta controla y aprieta a la camilla el codo del paciente y su mano izquierda es libre. Con los dedos o con los codillos de esta mano él presiona las contracturas en los romboides y en sincronía con la mano derecha mueve arriba y abajo el hombro.

La siguiente técnica trata los músculos infraespinoso y los redondos. Como adyacentes de los romboides son bastante afectados. La mano derecha del terapeuta sujeta por debajo el codo derecho del paciente y la mano derecha del paciente se coloca por encima del codo derecho del terapeuta, él sigue con lento, pero profundo estiramiento del brazo. Los dedos de la mano izquierda del terapeuta palpando localizan las contracturas; simultáneamente la mano derecha del terapeuta lleva hacia atrás (empujando) el brazo del paciente y luego hacia adelante(tirando) y los dedos o los nudillos de su mano izquierda presionan atravesando las contracturas. La técnica se puede repetir hasta 5 – 7 veces.
El uso del shiatsu para tratar plexopatías de origen bacteriano


"Masaje sin masaje"

Aflojar los músculos afectados es una condición importante para aplicar luego la acupresión china, tratando determinados puntos en el cuerpo. Según la medicina china no es necesario tomar siempre sustancias curativas del exterior. Porque en el cuerpo humano las funciones de los órganos están coordinadas como un taller, que produce y reparta medicinas. En unos casos es suficiente activar "el taller", presionando determinados puntos según la enfermedad evaluada. Por el dolor, manifestado a presión, se puede deducir que esos puntos son receptores de la red sináptica y activan unos o otros órganos del cuerpo, estimulando reacciones endocrinas. Los puntos principales de acupresión están divulgados en Internet.

Para preparar la absorción de unos bálsamos, la piel se puede tratar con varias técnicas de pellizcos y palmeadas. Todas estas técnicas manuales, llamadas "masaje sin masaje" son solo un principio y forman parte de un método de tratamiento completo, que comprende el uso de más técnicas y herramientas coordinadas entre sí; la utilización de más "agentes físicos" y “químicos” (bálsamos) del exterior se puede organizar en sistema.

Uno de los agentes físicos imprescindibles es la luz de lámpara infrarroja (luz IR). Por equivocación algunos terapeutas desprecian el papel de la luz IR, pensando que se trata solo del agente físico, llamado "calor". ¡Esto no es cierto! Por su frecuencia especifica la luz IR posee la propiedad de penetrar hasta 4-6 mm debajo de la piel y eliminar muchas bacterias nocivas. Esta luz junto con los colores visibles (azul, rojo, blanco etc...) forma la parte invisible del espectro solar. Tomar un baño de sol es una actividad saludable que tiene sus razones no solo para calentar el cuerpo o fortalecer el sistema óseo (vitamina D), sino también para eliminar las bacterias nocivas en las capas subdérmicas.

En España gozamos de abundante sol, pero si el terapeuta trabaja con pacientes nórdicos los casos de plexopatías son mucho más. Como lo he explicado la causa principal es frecuente y de repente cambio de temperatura en la vida cotidiana: fuera frío - dentro calor. Este cambio provoca sudor y contaminación bacteriana. La carencia de sol también aporta el desarrollo de esas plexopatías. Es muy significativo que cuando el paciente nórdico vive en España por larga temporada y regularmente toma baños de sol, su estado mejora visiblemente. En diferencia de la naturaleza durante la terapia la luz IR proviene de la lámpara y se puede controlar y concentrar sobre determinadas áreas del cuerpo, evaluadas por sus síntomas. Según mi propia experiencia y teniendo en cuenta la potencia de las lámparas IR (oscila entre 250 - 300 W) se puede recomendar la fórmula de dos “25”. ¿Que significa la fórmula? 25 cm de distancia entre la lámpara y la piel del paciente por un tiempo de 25 minutos. La distancia más corta puede ser dañina y la más larga - sin efecto; son las semejantes razones con respecto al tiempo.

Aplicar ventosas en la zona de los músculos infectados ayuda a destruir las colonias de concentración bacteriana – ¡el vacío es un poderoso agente físico! De un lado provoca más expulsiones de plasma de los capilares en ambiente extracelular y cambia favorable la estructura de líquido intersticial, lo que significa más anticuerpos en la zona contaminada, apenas músculos contraídos, y de otro abre los poros para que absorben determinados aceites y bálsamos con efecto antiinflamatorio y antibacteriano (como aceite de eucalipto) en las zonas tratadas.

Después del tratamiento el terapeuta puede recomendar al paciente los siguientes agentes físicos:

Ropa interior de lana natural – en caso de plexitis braquial llevar camiseta de manga corta de lana y en caso de plexitis lumbosacral calzoncillos de lana hasta la rodilla, durante el día (¡pero no por la noche!) en invierno o según la zona climática (los países nórdicos) todo el año. Este remedio viene de la medicina tradicional de los siglos pasados y tiene sus razones científicas: por un lado por su naturaleza los impulsos nerviosos son electricidad baja y por otro la fricción entre lana y piel produce un campo de electricidad estática. En los casos de señaladas neuropatías los impulsos son caóticos, mal estructurados y este campo electrostático influye sobre sus reestructuraciones hasta volverlos a su normalidad. Las contracturas en los músculos disminuyen y más anticuerpos entran para eliminar las bacterias. El tiempo recomendado de llevar - por lo menos un mes. Siguen tres medidas, recomendables 10 días, una hora ante de dormir, en este orden:

Ducha en la zona de los romboides (plexitis braquial) o en la zona de los isquiotibiales - se hace de esta manera: agua caliente, más y más y más caliente - hasta el punto de no aguantar más y de repente fría. Nota: Si el agua caliente es por unos minutos, el agua fría es por unos segundos (4 sec. como máximo).

Usar lámpara de luz IR, después del cambio frío - calor por el ducha, siguiendo la fórmula de 2 X 25.

Tomar tisana de hierbas antibacterianas (canela, caléndula, manzanilla) mínimo 10 días, después del tratamiento con la lámpara de luz IR. La lógica de puntos 1 y 2., seguido por 3., está basada en los beneficios del cambio calor - frío y uso de la lámpara – relaja los músculos y aumenta el flujo sanguíneo. Las sustancias antibacterianas, ingeridas con la tisana y suministradas por el flujo de los líquidos corporales, alcanzan la zona afectada curándola. Otras recomendaciones importantes:

Fortalecer el sistema inmunitario con un remedio conocido de la medicina tradicional: preparar una mezcla de jengibre + miel: 50% + 50% en un bote y tomar una cucharada sopera cada mañana en ayuno (¡Ojo! - para miel usar solo cuchara de madera).

¡No café, no alcohol! - por irritar el sistema nervioso vegetal (los plexos). Por un periodo de 10-20 días después del tratamiento el paciente tiene que abstenerse de ellos.

Practicar YOGA - sí! . Practicar deportes como pilates – más tarde! Dimitar Genov

PD: El autor de este articulo está investigando en los últimos 8 años las citadas neuropatías para elaborar un método de curación. El pueblo donde trabaja – Puerto Rico de Gran Canaria, es una zona de vacaciones, preferida por muchos nórdicos.
 

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Descubriendo el aceite de Rosa Mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se obtiene de las semillas del rosal silvestre “rosa rubiginosa”. Aunque es originario de Europa, este arbusto crece de manera excepcional en Chile por su climatología y par ...

Arcilla y primeros auxilios de verano

Quiero hacer hincapié en este artículo de las posibilidades terapéuticas de la arcilla en uso cotidiano sobre pequeñas heridas, molestias, accidentes y percances que podamos sufrir a lo largo de las v ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

Los síntomas de la vaginosis bacteriana

Existen varios síntomas típicos relacionados con la vaginosis bacteriana, pero el síntoma más común y distintivo pudiera ser el olor muy desagradable, como a pescado, y por lo general muy fuerte. El olor puede ser muy repulsivo y a menudo perjudica la autoestima de la mujer afectada. A esas personas le decimos que no se depriman, ese no es su olor natural, es solo producto que una infección que se ...

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

Medicamentos más eficaces en el tratamiento de la vaginosis bacteriana

El metronidazol y la clindamicina son los antibióticos más recetados para el tratamiento de la vaginosis, ya que son efectivos para librar a la vagina del grupo de bacterias anaerobias que causan esta condición. La formulación oral de metronidazol genérico, o su formulación marca Flagyl, son los más prescritos a una dosis de 500 miligramos dos veces al día, durante 7 días. Precauciones especiales ...

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

Tratamiento de la vaginosis bacteriana: diferentes opciones para su curación

¿Te avergüenzas de buscar ayuda médica y tratamiento para síntomas como un flujo vaginal anormal, molesto, de color turbio y con mal olor? Posiblemente tengas una vaginosis bacteriana y a pesar de no ser una condición grave, no debes dejarla sin tratamiento por mucho tiempo, podrías estar poniendo en riesgo tu salud reproductiva. A continuación hablaremos sobre algunas opciones de tratamiento que ...

enfermedades análisis de orina análisis de sangre ...

Pielonefritis: síntomas y tratamiento

Después de haber pasado mi enésima pielonefritis, creo es el momento de escribir algo sobre ella... La pielonefritis o infección urinaria alta es una enfermedad de las vías urinarias que ha alcanzado la pelvis renal. Normalmente, los microorganismos ascienden desde la vejiga hasta el parénquima renal. La epidemiología dice que existe mayor probabilidad en mujeres que en hombres, siendo 12,5 casos ...

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

Prevención de la vaginosis bacteriana

Veamos algunas recomendaciones sobre cómo reducir el riesgo de alterar el equilibrio natural de las bacterias en la vagina, ya que es el principal desencadenante de la vaginosis bacteriana. El sexo y la vaginosis bacteriana Aunque la vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual, los métodos de prevención de la enfermedad a menudo se centran en los comportamientos sexuales. Si ti ...

Infección Vaginal. Lo Que Toda Mujer Necesita Conocer Vaginosis Bacteriana

¿La vaginosis bacteriana es contagiosa?

Aunque la vaginosis bacteriana no es considerada como una condición contagiosa, la función de transmisibilidad de bacterias entre los individuos no se entiende completamente. Dado que el tener múltiples o nuevas parejas sexuales aumenta el riesgo de desarrollar vaginosis bacteriana en una mujer, esto sugiere que la propagación de bacterias entre las personas puede alterar el equilibrio de las bact ...

Infección vaginal Candidiasis vaginal

Candidiasis, tipos, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La candidiasis es una infección micótica causada por levaduras del género Candida. La Candida albicans es la causa predominante de la enfermedad. Actualización esencial: La FDA emite advertencia para el medicamento antifúngico ketoconazol La FDA anunció que los médicos no deberían prescribir ketoconazol (Nizoral) como terapia de primera línea para cualquier infección por hongos, incluyendo las inf ...

Vida Sana Migraña

Migraña – causas, síntomas y tratamiento

La migraña no es nueva para nosotros, es un problema que sufren una de cada 4 mujeres y 1 de cada 12 hombres. La migraña es un problema que implica fuertes dolores de cabeza, náuseas y vómitos. Después del diagnóstico de la migraña se debe evitar los analgésicos, prohibir algunos medicamentos contra dolores. Los posibles desencadenantes son, las drogas anti-inflamatorias, si no se realizan estos p ...

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

Remedios herbarios para la vaginosis bacteriana

Cuando se sospecha de una posible vaginosis bacteriana, se recomienda que la mujer acuda al médico para averiguar si realmente tiene esta condición y para descartar la ppresencia de otras condiciones similares, como la infección por hongos Candida. Al confirmar el diagnóstico, el siguiente paso es definir cuál será el tratamiento que puede librarla de los síntomas tan molestos, generalmente flujo ...

mujer infección vaginal vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana recurrente: sus causas

Para muchas mujeres que sufren de vaginosis bacteriana (VB), la idea de experimentarla más de una vez parece ser una pesadilla y sin duda lo es. De hecho, es embarazosa, molesta, incómoda, y la pone en un mayor riesgo de desarrollar otras complicaciones de salud. La vaginosis recurrente puede desencadenar una amenaza mayor para la salud reproductiva de la mujer, específicamente la enfermedad infla ...