Salud

Integra Salud Talavera Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Por qué se siente fatiga con el cáncer?

fatiga y cáncer
La fatiga relacionada con el cáncer o con sus tratamientos convencionales no se debe al cansancio que se pueda sentir de no descansar suficientemente, dado que esta no mejora con el descanso y no está relacionada con la mayor o menor actividad física que tenga la persona afectada.

En este artículo, la Dra. Nathalie Orens, médico y especialista en Medicina Integrativa, nos explica los orígenes de la fatiga en el cáncer y nos habla sobre la evidencia de las diferentes alternativas que hay a día de hoy para poder combatirla.

¿Por qué se siente fatiga cuando tenemos cáncer?

La fatiga está relacionada con los 3 ejes de la salud del ser humano: bio-psico-social.

El estado afectivo de la persona juega un rol muy importante: si estamos deprimidos o ansiosos permanentemente esto nos desgasta y nos fatiga.

Pero también se sabe hoy día que ocurren otras alteraciones, biológicas, que pueden explicar el síntoma como ser niveles elevados de citoquinas proinflamatorias, alteraciones en las vías metabólicas mitocondriales, resistencia a la insulina, función neuromuscular anormal, desregulación en el eje hipotalámico-hipofisiario, alteraciones del sistema nervioso autonómico, entre otros (1,2).

No debemos dejar de lado la propia actividad metabólica del cáncer y los tratamientos utilizados para tratarlo como ser la quimio y radioterapia. Por último, los factores individuales como la edad, el sexo, las otras enfermedades acompañantes del cuadro, también son variables a tener en cuenta (1).

¿Qué podemos hacer para reducir la fatiga?

Reducir la fatiga debe ser uno de los enfoques fundamentales en el tratamiento de personas con cáncer ¿Por qué? Porque afecta su calidad de vida.

Muchos de los/as médicos nos preguntamos “¿qué puedo hacer para ayudar a que mi paciente con cáncer no se sienta tan fatigado/a?” Lo primero es despistar la presencia de la fatiga.

Al ser un síntoma tan común (se presenta en casi el 90% de los pacientes con cáncer), debemos sospecharlo e, incluso, debemos adelantarnos a su presencia cuando ya conocemos el diagnóstico.

La segunda fase guarda relación con la evaluación primaria de la fatiga: posibles orígenes, gravedad, si algo la mejora o la empeora, etc.

En la tercera fase valoraremos la intervención elegida y propondremos a la persona un plan para llegar a la 4ª fase y última que es la reevaluación buscando medir los beneficios (o no) de la intervención seleccionada.

Este plan tiene que ser llevado a cabo entre el/la médico, el personal de enfermería y el/la paciente y su familia. Si lo llevamos entre unos cuantos, es más fácil de llevar. La persona afectada de fatiga necesita todo el apoyo posible. (3)

¿Cuál es la intervención más adecuada para tratar la fatiga?

Este es un punto crucial. Es difícil saber cuál de las intervenciones elegidas puede ser más propicia para la persona afectada de fatiga.

Tenemos que poner en la balanza varios aspectos que van desde la disponibilidad de la persona, recursos económicos, cercanía o lejanía del lugar donde se realizará la intervención, gustos de la persona, etapa de la enfermedad, etc.

Estas cuestiones deben valoradas y estudiadas por el/la paciente y su familia también.

Tratar el dolor, el insomnio, la depresión o la ansiedad desde el punto de vista farmacológico puede ser de ayuda para mejorar la fatiga

¿Y otras intervenciones? ¿Qué dice la evidencia a día de hoy?

Ejercicio aeróbico, de resitencia y estiramientos.

En el meta-análisis efectuado por Meneses y cols (2015) se valoraron los ensayos clínicos en los que las personas estaban expuestan al tratamiento quimioterápico (principalmente) que realizaban ejercicio aeróbico, ejercicios de fortalecimiento muscular, también conocido como entrenamiento de resistencia, y los programas de estiramiento musculoesquelético.

Los autores concluyeron que el ejercicio es beneficioso para reducir la fatiga en el cáncer con tratamiento quimioterápico activo (4) sin embargo, no se desglosan los tipos de cáncer y el ejercicio elegido por lo que es difícil saber si estos ejercicios van bien según la localización del cáncer.

Danza o baile

La evidencia es contradictoria. He encontrado un ensayo controlado que habla a favor del baile para mejorar la fatiga (5) pero la última revisión sistemática de la Cochrane no puede recomendar esta disciplina al haber un limitado número de ensayos clínicos (6)

Tai chi o Qi gong

En un meta-análisis publicado en 2014 y basado en 592 personas con cáncer y fatiga se encontraron efectos positivos en cuanto a calidad de vida, reducción de la fatiga y los niveles de cortisol en sangre así como mejora de la inmunidad.

Sin embargo, la población estudiada es pequeña por lo que se necesitan ensayos controlados de buena calidad y un muestreo más amplio para poder recomendar esta actividad de forma habitual (7).

Yoga

En otro meta-análisis publicado en 2012 donde se incluían pacientes con cáncer y fatiga se presentaba un leve efecto positivo (8).

Ginseng o Guaraná

Un ensayo clínico controlado que contó con 364 participantes llegó a la conclusión que el Ginseng Americano (Panax quinquefolius) puede ser beneficioso para tratar la fatiga relacionada con el cáncer (9).

El Guaraná (Paullinia cupana) podría ser útil para reducir la fatiga a corto plazo en pacientes con cáncer de mama sometidas a quimioterapia (10)

Acupuntura

Al igual que las demás intervenciones, la acupuntura presenta un efecto beneficioso para la fatiga pero necesitamos más ensayos controlados de buena calidad para saber cuándo y a quien recomendarlo en cuanto a poblaciones se refiere (11)

Terapia psicológica

Tienen un leve a moderado efecto positivo según meta-análisis del 2008 (12).

Conclusiones: leyendo el artículo da la sensación que no tenemos fórmulas que ofrecer de una forma tajante y así es.

No debemos olvidar que las personas que tienen cáncer y fatiga son eso, personas. No son solamente una enfermedad, por lo que valorar la intervención más adecuada a su vida, sus gustos y sus posibilidades, contando con la familia y amigos, será probablemente, lo más beneficioso para él o ella y su entorno.

Bibliografía:

1. Morgan J. Systematic review with meta-analysis EFECTO DEL EJERCICIO SOBRE LA FATIGA ASOCIADA AL CÁNCER DE MAMA EN MUJERES: META-ANÁLISIS DE ENSAYOS CLÍNICOS CONTROLADOS ALEATORIZADOS. J Sport Heal Res J Sport Heal Res J Sport Heal Res. 2017;9(93):285–90.

2. Crosswell A, Lockwood K, Ganz P, Bower J. Low heart rate variability and cancer-related fatigue in breast cancer survivors. Psychoneuroendocrinology. 2014;45:58–66.

3. Berger A & Cols. Cancer-Related Fatigue, Version 2.2015 Clinical Practice Guidelines in Oncology. J Natl Compr Canc Netw [Internet]. 2015;13(8):1012–39. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5499710/

4. Meneses-Echávez JF, González-Jiménez E, Correa-Bautista JE, Valle JS. Efectividad del ejercicio físico en la fatiga de pacientes con cáncer durante el tratamiento activo: revisión sistemática y metaanálisis. Cad. Saude Publica. 2015;31(4):667–81.

5. Sturm I, Baak J, Storek B, Traore A, Thuss-Patience P. Effect of dance on cancer-related fatigue and quality of life. Support Care Cancer [Internet]. 2014;22(8):2241–9. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24671434

6. Bradt J, Shim M GS. Dance/movement therapy for improving psychological and physical outcomes in cancer patients. Cochrane Database Syst Rev [Internet]. 2015; Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25565627

7. Y. Z, T. L, H. X, M. H, A.S.K. C. Health benefits of qigong or tai chi for cancer patients: A systematic review and meta-analyses. Complement Ther Med [Internet]. 2014;22(1):173–86. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24559833

8. Boehm K, Ostermann T, Milazzo S, Büssing A. Effects of yoga interventions on fatigue: A meta-analysis. Evidence-based Complement Altern Med. 2012;2012.

9. Barton DL, Liu H, Dakhil SR, Linquist B, Sloan JA, Nichols CR, et al. Wisconsin ginseng (Panax quinquefolius) to improve cancer-related fatigue: A randomized, double-blind trial, N07C2. J Natl Cancer Inst. 2013;105(16):1230–8.

10. de Oliveira Campos MP, Riechelmann R, Martins LCC, Hassan BJ, Casa FBAA, Del Giglio A. Guarana (Paullinia cupana) improves fatigue in breast cancer patients undergoing systemic chemotherapy. J Altern Complement Med. 2011;17(6):505–12.

11. Wu X, Chung VCH, Hui EP, Ziea ETC, Ng BFL, Ho RST, et al. Effectiveness of acupuncture and related therapies for palliative care of cancer: overview of systematic reviews. Sci Rep [Internet]. 2015;5:16776. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26608664

12. Kangas M, Bovbjerg DH, Montgomery GH. Cancer-Related Fatigue: A Systematic and Meta-Analytic Review of Non-Pharmacological Therapies for Cancer Patients. Psychol Bull. 2008;134(5):700–41.

 
Fuente: este post proviene de Integra Salud Talavera , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Te estás alimentando bien?

En éste artículo, la Médica Estética, Dra. Ana Gómez, nos ofrece algunas nociones básicas sobre cómo mantener una alimentación saludable. Lo primero es concienciarse Es evidente que la sociedad actual ...

Recomendamos