Salud

Marina Clay Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Meditar no es algo esotérico o religioso, es un proceso biológico

¿Alguna vez has experimentado la sensación de “quedarte en blanco” y dejar de pensar durante unos segundos al observar la llama de una vela o el fuego en la chimenea? Durante esos instantes, sin saberlo, estabas meditando. ¿Pero qué pasa?, que el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, funcional, matemático, siempre deja pasar pensamientos intrusivos y rápidamente nos “saca” de ese éxtasis.

Como dice el doctor Daniel López Rosetti en la conferencia que hoy comparto, “meditar no es algo esotérico o religioso, aunque el proceso psico-biológico de la meditación pueda tener trascendencia espiritual. La meditación es un proceso biológico”. Hoy sabemos que los dos hemisferios del cerebro se especializan en diferentes funciones aunque ambos son igual de importantes. El izquierdo es lógico, matemático, secuencial, analítico, racional, ejecutivo y tiene conciencia del paso del tiempo. Por su parte, el hemisferio derecho tiene funciones intuitivas, emocionales, creativas, espirituales… y no conoce el reloj.

Meditar es concentrar la atención del hemisferio izquierdo en un objeto focal. Cuando eso sucede, el hemisferio izquierdo se concentra y el derecho, que no tiene conciencia del paso del tiempo, entra en una situación de éxtasis que se denomina meditación. En esos momentos baja el nivel de sustancias toxicas en sangre y esto es algo que está científicamente comprobado.

Este objeto que “anula” el hemisferio izquierdo” puede ser una vela, el fuego, un mandala tibetano, o pasar las cuentas de un rosario entre los dedos (la secuencia repetitiva del rosario hace que el hemisferio izquierdo se concentre en ese punto y el derecho trabaje libremente). En yoga a esta práctica se la conoce como Japa Yoga, y, al igual que con el rosario, se medita tomando con la mano derecha un collar de 108 cuentas de sándalo llamado Japa Mala.

Yo, particularmente, practico mi meditación torneando, porque esta actividad me “obliga” a estar concentrada en un punto fijo en el momento presente, pero la práctica de yoga me ha enseñado a meditar en cualquier momento y en cualquier situación; algo tan simple como llevar la atención a la respiración y ser consciente del recorrido del aire al entrar y salir de nuestro cuerpo.

Como dice el doctor Rosetti, meditar es, sin duda, el mejor ansiolítico; la mejor medicina.



¿Te ha gustado este post? ¡Sigue mi blog en Bloglovin!: Follow my blog with Bloglovin

 

Fuente: este post proviene de Marina Clay, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Experimentando con texturas

¡Qué afortunada soy de poder asistir a los talleres temáticos de Carolina Groff! En este experimentamos mezclando diferentes pastas como porcelana o barro negro y les aplicamos texturas con arena de p ...

Bizcocho de yogur

Despedidas, despedidas y más despedidas… Los últimos días en Chile están siendo de lo más intensos…cajas, trámites, recuerdos, reencuentros y despedidas, muchas despedidas. Hoy han venido ...

Ensalada de palta

Desde que llegué a Chile la palta está presente en todos los desayunos y en muchas de las ensaladas… Mi nivel de adicción ha llegado a tal punto que hace años que planto los huesos y cultivo los ...

Desayuno de campeones

Hace mucho, mucho tiempo o al menos eso me parece…cuando no era madre y podía dedicarme a mi misma…me levantaba temprano para hacer una sesión de yoga y después desayunaba este “desa ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Para la integración Vida

Por qué tener un ingreso extra es algo bueno

No se cuántas personas se encuentran siempre en el dilema de que o no tienen tiempo o no tienen dinero. Cualquiera de las dos implica que se sienten atrapados en una rutina que dejar puede implicar poner en riesgo la seguridad de sus familias o de su estilo de vida. Por mucho tiempo pensé que la única manera de ser completamente independiente y poder decidir estaba asociado con dejarlo todo y crea ...