Salud

Yoga sin Fronteras Idea guardada 3 veces
La valoración media de 9 personas es: Excelente

El equilibrio entre el estrés y el aburrimiento en el mundo moderno

 



por Pablo Rego | En la actualidad vivimos momentos de tensión provocados por el entorno, pero también nos proponemos planes que nos sumergen en situaciones de tensión. Por otra parte, muchas de las actividades se realizan para contrarrestar el aburrimiento. Pero ¿cuál es el equilibrio para llevar a cabo nuestras actividades y no perder la salud en el intento?

La competencia propuesta por nuestra sociedad productiva y consumista hace que se desnaturalicen principios esenciales y orgánicos de las funciones equilibradas del ser humano. En estos tiempos embarcarse en un proyecto puede ser sinónimo de perder la calma mínima para poder disfrutarlo, ya que a cualquier cosa que emprendamos debemos sumar la presión externa que va en aumento, lejos de pensar en el bienestar de los individuos.

Soltar todo tipo de actividad, dejar de formar parte del juego, alejarse completamente, podría ser una idea que, en un momento de alta presión, represente en nuestro imaginario una salida hacia la calma. Pero, en realidad, aún consiguiendo tomar distancia de todo seguramente encontraríamos un desequilibrio opuesto al de la tensión y, lejos de continuar un camino de rica experimentación y aprendizaje caeríamos en un estado de falta de estímulos y perdida de la alegría; tal vez, podría ser el inicio de una depresión.

Entonces ¿cuál es el punto equilibrado en el que formar parte del juego y, al mismo, mantener un estado de acción justa y aprendizaje enriquecedor?

Para encontrar esas respuestas es importante revisar algunos de los conceptos que han perdido o transformado su significado gracias a los valores que sostienen a las sociedades modernas, pero que no son, en sí mismos saludables para los individuos.  


La contemplación, el principio de la sabiduría.

En las sociedades antiguas, algunos términos se utilizaban para referirse a ese espacio intangible en el que instalarse a observar, a contemplar y crear una proyección correcta desde la cual transitar el camino de la vida.


Wu Wei (无)

Los chinos acuñaron el término Wu Wei que en ocasiones se traduce como “no hacer”, pero que en un sentido de interpretación filosófica profunda podría traducirse como “no intervenir”, o sea, dejar que las cosas pasen y fluir con ello. Esta puede ser una interesante idea de cuál puede ser la actitud correcta si aceptamos el hecho de la vida, nuestra condición humana de seres racionales y, además, mientras todo sigue en movimiento observar y observarnos para entender hacia dónde ir, una vez que lo tengamos claro.

Una sociedad que premia la hiperacción, la hiperproducción y el hacer indiscriminado, ha ido demonizando la inacción, aunque sea transitoria y castiga a aquel que decide parar por un rato a observar-se.


Ocio ó skholè (σχολή)

Los griegos, padres de la civilización occidental, utilizaban el término “skholè” (σχολή) que podría traducirse como “ocio” o tiempo libre. Luego este término dio lugar al latino “schola” que se traduce como “escuela” Así, podemos ver como el “ocio” es, en realidad, el momento en el cual podemos aprender. La escuela de la observación, la contemplación y el autoconocimiento ocurre en las pausas del hacer, en su ausencia.

Fueron los romanos, padres de la presión tributaria moderna, los que crearon el término “negocio” o la negación del ocio para ser productivos. Así, se valora más el negocio, ausencia de tiempo libre, que el ocio, ese espacio en el que fluye el conocimiento del mundo que nos rodea.

Cabe destacar que la pereza y el aturdimiento producido por la ocupación del tiempo en actividades evasivas, la televisión, el aturdimiento, etc. nunca formarían parte de ese ocio del que hablamos.


Aburrimiento.

Otro problema con el que parece que debemos lidiar, a partir del principio del hacer y hacer hasta colapsar, es el aburrimiento.

Y aquí, simplemente se trata de observar el término “aburrir” que viene del latín “abhorrēre” (“ab” separación y “horrere” aquello que nos asusta o nos hace perder la calma, como horror) Entonces, aburrirse es mantenerse alejado de aquello que nos hace perder la calma. Negar el aburrimiento es empujarnos a hacer algo, lo que sea, con tal de estar en acción y así, otra vez, perdemos ese estado en el que podemos elegir, observar, y hacer lo que es mejor para cada uno.

Por lo tanto, no hacer, el ocio o el aburrimiento son términos que se han vuelto negativos para nuestra cultura del hacer lo que sea, pero hacer. La importancia de mantener el espacio intangible de la contemplación es capital para entender qué, cuánto y cómo hacer para que la acción sea productiva, en el más amplio sentido de la palabra, y para que el aprendizaje de la experiencia le dé sentido a la vida, a cada día, a cada minuto de la existencia.


Estrés.

Cuando abandonamos, si es que en algún momento estuvimos allí, ese lugar de calma en el que tenemos la oportunidad de contemplar y observar-nos, inevitablemente nos ponemos en acción, ya sea para estudiar, trabajar, emprender un viaje (que no necesariamente incluirá ocio), o lo que sea que hagamos, se pone en marcha el principio de acción y reacción creándose en nosotros una serie de estímulos que crearán un ambiente emocional que nos afectará de alguna manera.

Si comenzamos ese camino de acción y nunca nos detenemos perderemos de vista ese espacio al que podemos volver para observar y seguir. Si nunca nos hemos detenido a observar esta situación y confiamos ciegamente en la acción, como un principio bueno en sí mismo, cada vez nos estaremos alejando más y más, no sólo de ese espacio de calma al que podemos volver sino también de la consciencia de su existencia.

Así, el cúmulo de acciones, muchas veces sin sentido y otras realizadas desde mandatos que ni siquiera hemos cuestionado o nos hemos planteado, van aumentando el nivel de tensión psíquica-emocional hasta la degradación de nuestra integridad, el colapso de nuestros equilibrios y la enfermedad.

Pero como hacer es parte de la condición humana, siempre estaremos haciendo. Incluso no-hacer es hacer algo.

Por ello es interesante matizar el término “Estrés” y, tal como expuso en sus teorías sobre el Estrés el endocrinólogo austrohúngaro Hans Selye (1907-1982), tener en cuenta que muchas de las acciones que realizamos pueden generarnos estrés que puede ser positivo (eustrés) creando emociones intensas, pero saludables propias de experiencias enriquecedoras para nuestras vidas; o puede ser negativo (distrés) propio de actividades degradantes, excesivamente tensas, que están más allá de nuestras capacidades (sobre todo emocionales), en ambientes humanos nocivos, etc.

El eustrés es aquel relacionado con experiencias intensas, pero que al mismo tiempo puede crear sustancias y emociones positivas. Es el ambiente interno propio de abandonar nuestra zona de confort o aceptar retos razonables y es una condición sin la que sería imposible evolucionar, experimentar y profundizar nuestra experiencia vital.

El distrés, en cambio, es aquel relacionado con presiones excesivas, con la falta de descanso, con el hacer inconsciente, con la ignorancia de nosotros mismos para poner límites o elegir qué hacer y qué no.

Para aprender cuáles son aquellas cosas que nos harán crecer y ser seres más completos y sabios es necesario identificar ese lugar en el que podemos permanecer voluntariamente para contemplar y conocernos.

Desde allí podremos luego elegir qué actividades hacer y cuáles no, con la certeza de que ese camino nos conducirá a un estado de mayor bienestar, aún sin saber exactamente cuál será nuestro beneficio o cuán productivo pueda ser en lo material.

La meditación y otras vías para encontrar-nos

Si existe una actividad creada por el Ser humano que puede ayudarnos a encontrar y a permanecer en ese estado de wu wei, ocio o aburrimiento (del bueno) es la meditación.

El objetivo de esta práctica es la de adentrarnos en nuestro mundo interior, observarnos, conocernos y deshacernos de todos los condicionantes que durante siglos se han ido filtrando en nuestro inconsciente y que hemos heredado a través de la instrucción cultural y social.

De esta manera podremos ir yendo hacia un centro profundo tendiente al equilibrio total (centro absoluto) desde donde dar cada paso, experimentar más o menos intensamente lo que sea, permaneciendo en ambientes internos positivos y aumentando nuestros niveles de alegría, bienestar y salud.

Por supuesto que hay otras maneras de ejercitar la contemplación y alimentar ese espacio sagrado desde el que partir hacia la acción cuidando el equilibrio interior. Las disciplinas artísticas, la filosofía o la incorporación consciente de conductas que nos permitan soltar los condicionamientos externos, además de diferentes terapias que pueden ayudarnos a encontrar ese espacio personal, pueden resultar caminos diferentes para llegar al mismo lugar.

Es fundamental darnos tiempo y espacio físico, mental y emocional, para construir ese ambiente. Sólo tomando consciencia de lo fundamental que es contar con ello en nuestras vidas podremos dedicar tiempo y energía a cambiar o adoptar los hábitos necesarios para relacionarnos conscientemente con nuestras verdaderas necesidades, con nuestros potenciales, talentos e inquietudes profundas y con la misión que cada uno tenemos en esta rica experiencia que llamamos vida. Sin dudas de esa manera estaremos más cerca de la felicidad y la realización personal.

©Pablo Rego

Profesor de Yoga

Terapeuta holístico

Diplomado en medicina Ayurveda de India.
 
Fuente: este post proviene de Yoga sin Fronteras, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Video: Torsión - Matsyendrasana

Video explicativo en el que Pablo Rego da detalles para armar y practicar la Torsión espinal o Matsyendrasana, con diferentes propuestas para distintas circunstancias, estados físicos y niveles de prá ...

Recomendamos

Relacionado

equilibrio craneal equilibrio dental posición dental ...

Equilibrio craneal y equilibrio dental

“Tener una cabeza equilibrada”, “Tener una cabeza bien puesta sobre los hombros” o “Tener una cabeza bien amueblada…”, no son solo sencillas frases coloquiales, ya que resumen planamente una de las claves de la salud. Equilibrio craneal y equilibrio dental El equilibrio de la boca y del cráneo es básico, de entre otras ciencias para la odontología y la ...

psicología conflictos y trastornos depresión ...

Humor y equilibrio

En el post anterior (ir) analizábamos lo que es estar de buen humor y tener buen humor, y señalábamos que el ingrediente fundamental de verdadero buen humor es la positividad, el optimismo, las ganas de hacer cosas? Pero además al buen humor hemos de añadirle un último componente: el equilibrio. Y es que nuestro estado de ánimo puede oscilar entre dos extremos: el del "mal" humor y el d ...

El Blog de Lola aplicar la ley de atracción atraccion amor ...

El delicado equilibrio entre desear y permitir

El delicado equilibrio entre Desear y Permitir La Ciencia de la Creación Deliberada es una Ley con un delicado equilibrio, tiene dos partes: 1. Una es el pensamiento de lo que deseas 2. La otra, la expectativa o creencia —o la permisión de tu experiencia— de lo que estás creando a través de tu pensamiento.  Por lo tanto, si dices Quiero un coche rojo nuevo, a través de tu pensamiento, literalment ...

general entrenamiento vida paleo ...

5 ejercicios para piernas y glúteos sin morir de aburrimiento

De entre todos los ejercicios que existen para conseguir unas piernas fuertes y un culo firme, el rey es sin dudarlo, la sentadilla. Como ya expliqué en este post, tiene grandes ventajas: trabajas los músculos más potentes del cuerpo (cuadriceps, glúteos, abdominales) , contribuye a la quema grasa… Pero a pesar de ser un gran ejercicio, y ser muy...  Read More » The post 5 ejercic ...

consejos estrés ansiedad ...

Tres consejos anti estrés

Te dejo estos tres consejos anti estrés para que lo utilices en tu vida diaria. Todos padecemos estrés, el ritmo de vida actual nos produce tensiones y malestar. El pretender que las cosas se hagan en un tiempo determinado, o que salgan como nosotros creemos que deben salir suele ocasionar frustración en el caso de que no se cumpla ese propósito. También están las presiones de tu jefe, de tu parej ...

nutrición consejos salud y vida

Equilibrio en tus cenas

En reiteradas oportunidades podemos escuchar “si quieres rebajar debes dejar de cenar”. Y con respecto a esta sentencia solo diremos que quien te lo dice se encuentra sumamente equivocado, porque aunque la cena puede representar la diferencia entre unos kilos más o unos menos, es un pecado de la nutrición dejar de cenar. Todo se trata del equilibrio, sí, del equilibrio en tus cenas. Pa ...

estrés mindfulness ansiedad ...

Unos consejos para reducir el estrés

Aquí te dejos unos consejos para reducir tu estrés tomando como base el Mindfulness. El estrés es el mal de nuestros días, esta sociedad tan acelerada provoca tensiones, ansiedad, depresión y otros males que se podrían solucionar con tan solo prestar atención al presente, ser conscientes del ritmo que llevamos y detenernos a observar y respirar. En estas dos píldoras Mindfulness te propongo unos c ...

general meditación meditación sanación ...

En busca del equilibrio físico.

Tras la relajación previa, céntrate en tu respiración, visualiza un círculo imaginario entre la nariz y los pulmones y ve siguiendo con la mente dicho círculo al ritmo de tu respiración, hasta que tu mente esté totalmente relajada. Ahora pon tu atención directamente en el foco de  tu problema físico. Puede estar centrado en un órgano o zona, o puede ser global y no saber de donde procede, pero sí ...

presente mindfulness psicología

Cómo situarse en el presente y reducir el estrés

Hoy te enseño como situarse en el presente y reducir el estrés. Nuestra vida suele discurrir divagando, "columpiándonos" entre pensamientos que evocan al pasado que no existe, y pensamientos que imaginan el futuro que tampoco existe. Así, distraídos se nos escapa la única vida que existe, la que discurre ahora. La divagación nos enferma de ansiedad, nos aísla del mundo y nos lanza hac ...

estrés ansiedad mindfulness ...

El estrés de la burocracia

En este articulo hablamos del estrés de la burocracia y de como no dejarse arrastrar por el . Seguro que a ti también te ha pasado, si no fuera poco el estrés que cargas cada día, a veces, el sistema que tenemos de burocracia y demás gestiones nos agobia. Te hace falta tal o cual papel, y a pesar de que tu lo hiciste bien, alguien fallo, o la simple tecnología te obliga a ir a determinada oficin ...