Salud

Blog de reducirestres Idea guardada 8 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

¿Dónde está tu mente ahora?


¿Dónde está tu mente ahora?

Si, esa pregunta la hago a veces a mis alumnos en alguna meditación guiada. Ellos luego me preguntan si es que les leo el pensamiento, pues justo en ese momento ya estaban vagando en algún sitio lejos de allí…

No leo la mente, pero conozco algo de su funcionamiento. Todos tenemos mente y a todos nos pasa, nos vamos, nos perdemos en pensamientos que aparecen a veces sin darnos ni cuenta y en ellos pasamos tiempo, mucho tiempo.

Sucede en plena meditación y eso parece un obstaculo. De hecho aunque creas que eso es malo no lo es. No es un obstaculo, tan sólo has de darte cuenta y volver a tu respiración o a lo que sea el objeto de atención al que estés siguiendo. Darse cuenta a cada instante que te distraes y volver al instante presente te refuerza el “musculo” de la atención y con ello ya estás haciendo un ejercicio de mindfulness.

Podría extenderme muchos más en lo relativo a esos pensamientos que aparecen en plena meditación, pero de forma resumida te diré que pueden aportar y ayudar mucho. A veces los pensamientos que surgen traen un mensaje, ya sea por algo que te preocupa, por algo que quieres planear, o algo más profundo que llevas en tu “sombra”.

Cuando te sientas a meditar estás realizando un auténtico trabajo de reconocimiento y encuentro con tu ser esencial.

Para quién no lo ha hecho, es difícil de comprender. Se piensa que tan solo hay que sentarse, respirar, atender las instrucciones y relajarse. Luego ya dentro del acto mismo de la sentada aparece la inquietud por la falta de costumbre a mantener una postura, y surgen también pensamientos relativos a no encontrar el sentido a dedicar ese tiempo a lo que parece ser no hacer nada.

Otra vez te pregunto ¿dónde está tu mente ahora? lo hago para recordarte que seguimos aquí y que no dejes desviar tu atención de esta lectura. Seguro que no es fácil ¿verdad?

Tal vez esa sea una de las razones por las que encuentro que muchos de mis alumnos se resisten a establecer una rutina diaria de meditación. Parece que no hay tiempo y lugar donde hacer la práctica y aunque el ritmo de vida y la situación personal de cada uno lo pueda dificultar creo que cuando buscamos un momento para ello todos podemos.

Como en todo lo que representa crear un hábito lo difícil es el principio. En ese momento la balanza está desequilibrada en contra del hábito. Se percibe mucho esfuerzo y poco beneficio, pero cuando se mantiene la constancia observamos con agradable sorpresa que la balanza se inclina justo al lado contrario; esto es, poco esfuerzo y mucho beneficio.

La clave es ser constante, ser paciente y tener fe en los beneficios que podemos alcanzar. Es entonces cuando podemos ver y aprender cada día más sobre nuestra mente y sobre nosotros mismos. Es entonces cuando pasamos de ser parte de los pensamientos a ser observadores de los mismos y darnos cuenta que tenemos la capacidad de responder ante ellos de una forma ecuánime.

Esto quiere decir que en lugar de dejarnos llevar hacia un lugar a veces doloroso movidos por emociones negativas tales como ira, odio o rencor, podemos responder a tiempo y elegir una forma que nos traiga más paz interior. Esas reacciones emocionales suelen dirigirse contra otros y eso crea conflictos interpersonales.

A veces no son otros los perjudicados por esos patrones reactivos automáticos. Somos nosotros, pues ese pensamiento nos arrastra hacia la preocupaciòn, hacia el dolor del apego que sentimos por falta de aceptación, o al estrés por sentir que “hay mucho por hacer”.

¿Te parece poco beneficio ahora?

Por algo la práctica de la meditación o práctica formal como la llamamos en mindfulness  está reconocida actualmente como una solución terapéutica natural y alternativa a otros tratamientos más invasivos. Una reconocida práctica milenaria que en estos tiempos actuales necesitaba ser confirmada por estudios científicos.

La meditación además cambia la estructura de tu cerebro. Algo también confirmado por estudios científicos. Esto es neurociencia y hablamos de lo que se denomina “neuroplasticidad cerebral”, o sea, que tu cerebro puede cambiar para bien en este caso, ya que con esta práctica activas zonas del cerebro que se reestructuran hacia una mejor resolución de conflictos, y hacia una manera más calmada de responder a las situaciones de la vida diaria.

Esto es una de las bases sobre las que se asienta la práctica de la atención plena o mindfulness. La otra es lo que denominamos la práctica informal y es la atención a lo que sucede en cada instante de nuestra vida mientras estamos despiertos.

Para ello en los talleres y cursos que realizamos aportamos una serie de ejercicios para entrenar esa capacidad de tener la mente y la atención a lo que sucede a cada momento.

Con la práctica habitual llegará un momento en el que no necesites de forma intencional aplicar estos ejercicios pues habrás integrado en tu forma de vida la atención plena. Como antes te comentaba al principio lo fundamental es ser constante hasta crear el hábito.

Has pasado gran parte de tu vida sin prestar realmente atención consciente a muchos de los momentos vividos. Tu mente divaga entre recuerdos de pasado y planes de futuro, con lo que tan solo permaneces a “saltos” en el presente. En anteriores entradas ya te hablé de cómo aprender a estar presente. 

Si repasas tu forma de ir por la vida verás que en muchas ocasiones vas por la calle, andando o conduciendo con la mente puesta en otro lugar y en otro momento, ¿te suena esto?

Lamentablemente esto no solo implica que tu vida se te esfume sin enterarte muy bien de ella sino que puede causar accidentes. Yo mismo me he visto a punto de ser atropellado en algún paso de cebra o en algún cruce de calles al ir en bicicleta…

Y se que era debido a la falta de atención pues en esos casos me daba cuenta de que la persona que conducía aparentemente miraba al frente pero curiosamente estando a punto de atropellarme, al ver mis brazos levantar o dar un grito, repentinamente “despertaban” dando un brusco frenazo. Algunos con sus gestos reconocían que iban en sus pensamientos.

Hemos de ser conscientes de que vivimos interactuando con los demás y no podemos ir en nuestros pensamientos rumiativos ocasionando accidentes que también nos pueden dañar a nosotros o a nuestros seres queridos.

La excusa de tu mente es que necesitas planificar a dónde vas, recordar cosas anteriores y no puedes vivir sin referencias. Pero eso no es lo que sucede con la atención plena. Realmente usas tu mente cuando la necesitas para recordar o para planificar, pero en su justo momento y cuando tienes una tarea presente que atender la atiendes al cien por cien.

De hecho, verás que escribo en renglones cortos, con espacios, con frases en negrita. Esto se hace porque sabemos que la capacidad de atención del ser humano está disminuyendo. Cuesta mantener la lectura prolongada, hay muchos estímulos alrededor y no se fija la atención. Es la causa de vivir rodeados de una tecnología que nos facilita la vida pero que también nos vuelve más distraídos cada vez.

De hecho hace pocos días asistí al evento ASM La Nucía, en el que varios ponentes hablaban de social media y entre otros temas se habló de que el ser humano a bajado su tiempo de atención sostenida a algo a 8 segundos por debajo del pez dorado que se mantiene 9 segundos. Ese dato me parece escalofriante, pensar que nos cuesta mantener la atención por encima de ese tiempo.

Por eso acabas cada vez con más estrés. Es la consecuencia de querer atender varias cosas a la vez. Pero no es posible, eso hace que la atención se disperse y se pierda eficacia. Sufres estrés pues además esa demanda de atención parece ser muy urgente de atender: un correo que entra, un mensaje de whatsapp, una llamada entrante. Todo puede esperar, tan sólo es que te has hecho adicto a responder a todo enseguida.

A veces también la mente se aferra a ciertos pensamientos, de deseo o de rechazo, de dolor o de placer. Es una gama tan amplia…tal vez recuerdas a ese chico o esa chica que te gusta y parece no prestarte mucha atención, a veces el amor tal y como lo vivimos puede ser una de los aspectos más difíciles de controlar. Surge el pensamiento relativo a ello y ya parece que no puedes hacer nada para dejarlo ir.

El amor es un sentimiento bello y muy grande, pero cuando el amor se transforma en otra cosa puede traer dolor y sufrimiento. Dedicaré un post entero a este mundo emocional que gira en torno al enamoramiento, al desamor, a la pérdida del amor…Somos seres emocionales y no se trata de hacernos insensibles. Siempre se lo digo a mis alumnos, hay que sentir, de hecho  con la atención plena vas a sentir las emociones de una forma pura y clara, sin contaminar por antiguas experiencias o por deseos de controlar o cambiar las situaciones reales.

Hemos de aprender a vivir en la magia del momento presente, saber asir y saber soltar. De hecho el presente es lo único que tenemos y no se puede retener, tan solo vivirlo de forma despierta, amando cada momento pues cada instante es único e irrepetible, por tanto, ¿dónde está tu mente ahora? si no está en el momento presente te estás perdiendo la vida que es, la vida que tienes ahora.

Entiendo que si atraviesas una situación dolorosa o triste no te parezca nada atractivo estar en ella, pero lo cierto es que no puedes huir del presente. Lo que sucede cuando te das cuenta del fluir contante de ese momento es que todo surge, aparece y se desvanece a cada instante. A través de la ley de impermanencia te puedes dar cuenta de que nada, bueno o malo, agradable o desagradable es permanente. Tan sólo puedes hacerlo permanente si te aferras a una serie de pensamientos y los renuevas con el combustible del apego.

Has de fluir con esa corriente, respirar a cada instante. Puede que las cosas no sean como esperabas, que los planes no salieron a tu gusto, pero no aceptarlo solo obstaculiza la vista de una posible salida, de una sencilla puesta de sol que te dice que mañana volverá otro día nuevo, otro sol que puede alumbrar tu vida y tu conciencia para darte la oportunidad una vez más de ser feliz en este instante, en este momento…ahora.

Si te ha gustado puedes compartirlo o dejar tus comentarios, gracias!

El artículo ¿Dónde está tu mente ahora? lo puedes encontrar en Reducir Estrés.

Fuente: este post proviene de Blog de reducirestres, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La tristeza por una pérdida

La tristeza por una pérdida. Hablar sobre la tristeza o dolor producido por una pérdida no es fácil. Sobretodo si es una pérdida personal, referente a alguien a quién queremos, o también relativo a nu ...

Recomendamos

Relacionado

psicología

Adiestra tu mente hacia el pensamiento positivo

Cambiar nuestra manera de pensar, o sea, adiestrarla hacia el pensamiento positivo es todo un proceso de aprendizaje, que debemos realizarlo todos los días, para que lo incorporemos de manera automática a nuestra forma de enfrentarnos todos los días a nuestras actividades cotidianas.Este proceso, depende exclusivamente de tu fuerza de voluntad, de desear modificar tus actitudes erróneas frente a l ...

Salud Salud y Vida Uncategorized

Consejos para agudizar tu mente

Consejos para una mente sana y salva Mantenerse sano físicamente no es lo único que una persona requiere. La salud mental también es importante; como mantener la memoria activa, preservar tu mente y tus reacciones cerebrales y en general ayudar a las funciones cerebrales. Para ello hoy te hablaremos de cómo agudizar tu mente y mantenerte sano en estos aspectos que te ayudan, por ejemplo, a preven ...

consejos bienestar y armonia abundancia para todos ...

Mente Dominadora

Cada ser humano tiene el poder natural e inherente de pensar lo que quiera pensar, pero esto requiere mucho más esfuerzo que pensar los pensamientos que las apariencias sugieren. Pensar de acuerdo con las apariencias es fácil; pensar la verdad sin importar    las apariencias es muy laborioso, y requiere gastar más fuerza que la que exige cualquier otro trabajo que el ser humano deba realizar. No ...

general conciencia emociones ...

Mente sana

Mente sana Una buena practica diaria para tener nuestros pensamiento en orden y a nuestro servicio seria ser consiente en cada momento de todo lo que realizamos . Cuando nos levantamos hacer un momento de conciencia y decirnos a nosotros mismo, a nuestra mente que pase lo que pase , nada de lo que los demás digan -me lo voy a tomar personalmente . Al ducharnos vamos a sentir esa agua como cae po ...

Consejos de Psicologia felicidad pensamiento negativo

Cómo Alejar de Tu Mente los Pensamientos Pesimistas

El pensamiento tiene una gran influencia sobre el estado de ánimo. Algunos pensamientos pueden ser totalmente involuntarios, surgen con una intensidad muy importante en la mente de la persona de una forma automática. Pueden ser pensamientos negativos del tipo : “Todo me sale mal”, “no valgo lo suficiente”, “nunca seré feliz”. Este tipo de pensamiento consolida u ...

consejos catalogar la mente el poder de la mente ...

Mente no Mente

Una persona puede utilizar su mente cuando trabaja en algo material; ahí la razón constituye una gran herramienta. Sin embargo, la misma persona puede dejar de lado la mente cuando se dirige hacia su lugar de meditación y se encamina a la no-mente. Porque la mente no eres tú; es simplemente un instrumento como mi mano, como mis piernas. Si quiero andar, usaré las piernas; si no quiero andar, no us ...

mujer autoestima blog

La mente puede ser tu enemiga

Si se lo permites... Las creencias negativas y pensamientos tóxicos tienen mucho impacto en nuestra conducta y emociones. De hecho se sabe que a nivel fisiológico pueden llegar a provocar impacto considerable. Por ello es necesario ser muy conscientes del tipo de pensamientos que permitimos que nuestra mente consuma y atienda constantemente. Si tu crees que no puedes, tendrás razón. Si tu crees q ...

BUSQUEDA DE LA FELICIDAD AJNA CHAKRAS ...

MEDITACIÓN; ENFOCA TU MENTE.

SWAMI SIVANDANA, Nos muestra cómo enfocar la mente en un punto para poder concentrarnos después en sensaciones internas o ideas. Nuestro objetivo es liberarnos de distracciones y encontrar nuestro centro mental. Para comenzar necesitamos debemos ejercitarnos con visualizaciones sencillas, como una flor del jardín, un grupo de sonidos o una fruta, y después continuar con un ejercicio de concentraci ...

Salud y Belleza ejercita tu mente

Consejos para ejercitar tu mente

Todos los seres humanos desde temprana edad estamos sometidos a varias experiencias que nos permiten ejercitar la mente, cuando estamos pequeños jugamos memoria, jugos de palabras y otros juegos que nos parecían divertidos. Tu blog de Rutinas Deportivas siempre pensando en tu bienestar físico y mental, te trae varios tips de cómo puedes ejercitar tu mente. Como puedes ejercitar la mente Existen mu ...

Pon tu mente a trabajar en tu bienestar

En el artículo anterior estuve hablando sobre cómo funciona teóricamente nuestra mente cuando atraemos algo, nos demos cuenta de ello o no, desde la perspectiva de la Ley de la atracción y el Principio del mentalismo. Hoy os traigo algunos ejercicios para poner en práctica el control de nuestra mente en lugar de permitir, como normalmente hacemos, que se cree un caos de pensamientos aleatorios mez ...