Salud

Blog de Fisio-online Idea guardada 6 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

Dolor lumbar bajo o dolor de cintura: ¿Qué puede ser?

Dolor lumbar bajo o dolor de cintura: ¿Qué puede ser?


Se estima que 8 de cada 10 personas sufren, al menos, un evento de dolor lumbar a lo largo de su vida. Bien instaurado de forma rápida y aguda (distensión músculo-ligamentosa), o bien producido de forma lenta y crónica (artrosis o hernia discal). El dolor lumbar está causado, en el 97% de los casos por una alteración de la propia maquinaria vertebral. 

En su mayoría, se trata de trastornos de origen músculo-ligamentoso (50% de los casos), y otros menos frecuentes de origen degenerativo o relacionados con la edad, como artrosis (40%), hernias de disco (4%) o estenosis del canal vertebral (3%). Tan sólo el 1% de los casos de dolor lumbar son atribuibles a causas no mecánicas, como neoplasias o infección, y el 2% restante se origina por alteraciones viscerales (enfermedades renales, de órganos pélvicos, gastrointestinales o aneurismas aórticos, entre otras) que producen dolor referido. 

Por tanto, la causa del dolor lumbar que presentan nueve de cada diez pacientes se debe a una alteración de algún músculo, algún ligamento o alguna articulación. Y aunque es interesante conocer esta incidencia teórica, la práctica no debe verse condicionada con estas estadísticas, siendo la anamnesis y exploración el camino clave para llegar al diagnóstico.

Lumbalgia de origen músculo-ligamentoso

La mayoría de los episodios agudos de dolor lumbar se deben a una puesta en tensión excesiva de algún músculo o ligamento.  Este estiramiento brusco que cursa con dolor se denomina distensión, y se produce cuando el músculo se estira por encima de sus posibilidades fisiológicas, manteniendo su integridad pero sin llegar a romperse. 

Los músculos que con mayor frecuencia vemos asociados al dolor lumbar son el cuadrado lumbar, el psoas ilíaco y el piramidal. Por el contrario, el ligamento con mayor probabilidad de lesionarse es el ligamento iliolimbar.

El psoas ilíaco

Su función es ser el gran flexor de la cadera, así como rotador externo y abductor. El dolor del psoas se reproduce en el punto gatillo a nivel inguinal, con la presión sobre el troquiter, sobre la fosa ilíaca derecha (en pacientes delgados) y con las maniobras de flexión activa de cadera contra-resistencia o extensión pasiva de ésta (por el estiramiento).

El cuadrado lumbar

Su función a nivel unilateral es la inclinación lumbar, y a nivel bilateral se encarga de la extensión de la columna lumbar (produciendo hiperlordosis si está fuertemente contraído conjuntamente con el músculo psoas) y del descenso de la 12ª costilla en la espiración.

El dolor del cuadrado lumbar se reproduce de manera típica al darse la vuelta en la cama, y al presionar sobre su punto gatillo por fuera de las apófisis espinosas y la musculatura paravertebral (aproximadamente 4 cm por fuera de la línea media y unos 2 cm por encima del punto más alto de la cresta ilíaca).

El piramidal

Su función es la rotación interna cuando la cadera está neutra, pero cuando ésta se encuentra en flexión de 90º se encarga de la rotación externa. El dolor del músculo piramidal se reproduce cuando presionamos su tigger point o punto gatillo ubicado profundamente en el centro del glúteo. También con la rotación interna pasiva (estiramiento) o con la rotación externa de la cadera, con o sin contra-resistencia.

El ligamento iliolumbar

Es un ligamento que se inserta en la punta de la apófisis transversa de L5 y ocasionalmente en L4 y en la parte posterior del labio interno de la cresta ilíaca. Se encuentra entre el psoas por delante y el cuadrado lumbar por detrás. Este ligamento tiene una gran posibilidad de lesionarse, debido al gran estrés mecánico que sufre. Es el inhibidor primario del exceso de nutación sacra y el más débil de los 3 ligamentos participantes en ésta (sacrociáticos, sacrotuberosos y iliolumbares). Es un ligamento altamente inervado nociceptivamente, por lo que constituye una frecuente causa de dolor a este nivel.

Lumbalgia de origen articular. 

Articulaciones facetarias

En más del 40% de pacientes con lumbalgia, el dolor es debido a la sobrecarga facetaria. La presión o sobrecarga de estas articulaciones aumenta cuando la altura del disco intervertebral disminuye por lesión, deshidratación o degeneración. Los parámetros clínicos que nos predisponen a pensar de una patología facetaria son: 

Dolor lumbar central, normalmente bilateral, en forma de cinturón. En ocasiones irradiado a nalgas, ingles o caderas, pero nunca hasta los pies. 

Dolor que se incrementa con la bipedestación y la sedestación prolongada. 

Disminución de la movilidad lumbar en todos los planos, especialmente la extensión y extensión más rotación lumbar. 

Exploración neurológica y maniobra de Valsalva negativos. 
Articulacion sacroiliaca

El dolor de la articulación sacroilíaca (SI) es una causa frecuente de dolor lumbar bajo crónico (10-25%). Sin embargo, el diagnóstico de artralgia sacroilíaca no es fácil de confirmar y la exploración física es controvertida.

La disfunción SI se suele manifestar en forma de dolor localizado por debajo de la espina ilíaca posterosuperior, o como dolor referido desde la región del sacro hacia la cadera o la ingle (más frecuente). De manera característica, el dolor es más intenso a primera hora de la mañana y se incrementa con el movimiento, sobre todo con el cambio de sedestación a bipedestación, o con los movimientos de rotación. 

Teniendo en cuenta la poca especificidad de la historia clínica, la dificultad del examen físico y la escasa validez de las técnicas radiológicas para determinar la causa del dolor SI, el uso de bloqueos diagnósticos intraarticulares es el patrón de referencia en el diagnóstico del dolor. Así lo ha aprobado la IASP (International Association for the Study of Pain), defendiendo la teoría de que si la infiltración provoca una mejoría de los síntomas se deduce que el origen del problema procedía de la articulación.

Lumbalgia de origen radicular

El dolor radicular puede estar producido por diferentes causas: presión ejercida por el núcleo pulposo herniado sobre el nervio, irritación del mismo por liberación de sustancias químicas derivadas del disco o estenosis del canal lumbar.

El dolor radicular es de tipo neuropático, causado por irritación o compresión de una o más raíces y se describe como urente, semejante a una corriente eléctrica por el recorrido del nervio, acompañado de entumecimiento que irradia a la extremidad inferior. La localización del dolor sigue la distribución del dermatoma de la raíz comprometida. Las más frecuentes son:

Radiculopatía L4: el dolor se presenta en región lumbar, glútea y cara antero-medial de la pierna con trastornos de sensibilidad en rodilla y cara interna de la pierna. Parestesias se presentan en cuádriceps, sartorio y tibial anterior. El reflejo patelar se ve afectado. 

Radiculopatía L5: el dolor se distribuye en región lumbar, glútea, cara lateral del muslo y cara anterolateral de la pierna. Se presentan cambios de sensibilidad en cara anterolateral de la pierna, cara dorsomedial del pie y primer dedo. Parestesias en el glúteo medio, glúteo menor, tensor de la fascia lata, tibial posterior, peroneos, extensor corto de los dedos, extensor largo del hallux. El reflejo patelar y aquíleo no están comprometidos. 

Radiculopatía S1: Dolor en región lumbar, glútea, cara anterior del muslo y pierna. Trastornos de sensibilidad en el quinto dedo, cara lateral del pie y planta del pie. Las paresias se presentan en glúteo mayor, bíceps femoral, gastronemio y sóleo, flexor largo de los dedos, extensor corto de los dedos. El reflejo aquíleo se ve comprometido.
A modo de conclusión podemos resumir que:

La causa más frecuente del dolor lumbar se debe a una alteración de las estructuras musculares, ligamentosas o articulares.

Las patologías músculo-ligamentosas más frecuentes asociadas a dolor lumbar son la distensión y la disfunción de los músculos psoas-ilíaco, cuadrado lumbar y piramidal.

La patología articular más habitual que encontramos ante un dolor lumbar es la artrosis.
La conclusión a la que llegan la mayoría de los profesionales, es que el tratamiento de elección para pacientes con dolor lumbar suave o moderado, es el tratamiento conservador. 

Recomendaciones ante un dolor agudo de origen musculo-ligamentoso

No reposo en cama, aconsejable andar de forma suave, regular y controlada. 

Sentarse en superficies duras y no en asientos inestables como el sofá o el coche.

Calor. Preferiblemente elegir el calor húmedo (chorro de la ducha) antes que el seco (manta eléctrica). Sin embargo, se pueden compaginar ambos. 

El paracetamol ha demostrado la misma eficacia que algunos AINES tipo ibuprofeno. Debido a los menores efectos adversos que presenta el paracetamol, éste será el fármaco a elegir. 
En Pakistán, la población de buitres ha disminuido un 50%. La explicación parece ser el uso indiscriminado veterinario del diclofenaco (un tipo de AINE) que se hace en los mataderos del país. Los buitres que habitan cerca de los mataderos consumen restos de estos animales y mueren de intoxicación hepática. Tal vez, estos efectos secundarios también deberían ser tomados en cuenta en nuestra aldea global.

Recomendaciones ante un dolor crónico de origen degenerativo

Programa de ejercicios regulares que comprenda estiramientos, actividades aeróbicas y anaeróbicas.

Programas educativos y posturales.
Una revisión exhaustiva de estudios clínicos ha mostrado que el poder preventivo del ejercicio es mayor que el de los programas educativos (por ejemplo, informar sobre cómo levantarse) y que la colocación de medidas ortopédicas como cinturones abdominales.

En la misma línea, el tratamiento curativo que más ha demostrado su eficacia en trastornos lumbares, ya sean instaurados de forma aguda (músculo-ligamentoso) como crónica (artrosis, hernia de disco…), es el ejercicio. Por ello, es muy importante favorecer la adherencia de la actividad física en nuestros pacientes. 

Además de esta recuperación activa, y bajo la información que hemos recibido durante la anamnesis y valoración, estará en nuestra mano recurrir a diferentes alternativas terapéuticas para disminuir el dolor y restaurar la buena función de la columna lumbar. 

Si deseas conocer algunas opciones terapéuticas que tenemos los fisioterapeutas para abordar el dolor lumbar de forma más específica, te recomiendo que veas los siguientes vídeos:







Jose Cortes Fernandez

Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

sin categorizar

¿Qué puede ser si tengo dolor lumbar bajo o dolor en la cintura ? Diagnósticos mas comunes

El dolor en la cintura o zona lumbar baja  provoca una gran cantidad de consumo de medicamentos y de gasto sanitario así como de bajas laborales, existen múltiples factores y causas que pueden provocarlos como por ejemplo, problemas sacro-iliacos, problemas lumbares bajos espondilolisis - espondilolistesis, artrosis lumbar, hipermovilidad lumbar baja, o sobrecarga de los cuadrados lumbares a conti ...

general lesiones vídeos ...

Dolor lumbar, ¿me preocupo?

En esta entrada te dejo un vídeo que tiene como propósito transmitirte lo poco común que son los dolores lumbares por los que deberías alarmarte. Lo normal es que los dolores lumbares tiendan a preocuparnos, pero la realidad es que son muy pocos los casos en los que esa preocupación es justificada. Además aprenderás lo que son las “red flags”. De esta manera, con un simple vistazo al v ...

consejos ajo arcilla verde ...

Dolor lumbar: combátelo con ajo y arcilla

El dolor lumbar, también conocido como lumbago o lumbalgia, provoca una fuerte molestia en la zona baja de la espalda y aparece como consecuencia del levantamiento de un objeto pesado, de un espasmo en algún músculo o de un estiramiento demasiado intenso, principalmente. A pesar de lo desagradable que resulta para las personas que lo padecen, el dolor lumbar puede aliviarse haciendo uso de los rem ...

Cómo podemos estirar el músculo psoas ilíaco para mejorar el dolor lumbar

Cómo estirar el psoas ilíaco y su importancia para el dolor lumbar En este vídeo te voy a explicar la importancia de saber estirar el músculo psoas ilíaco para ayudarte a tratar tu problema lumbar desde casa. Músculo psoas ilíaco El músculo psoas ilíaco se origina en la zona lumbar y en la cresta ilíaca y se inserta en el trocánter menor del fémur (parte interna), está diseñado para flexiona ...

¿Cómo puedo saber si padezco una hernia discal en la columna lumbar?

El dolor de espalda es una de las causas de incapacidad más frecuente hoy en día y sobre todo, por problemas lumbares y especialmente, debido a una hernia discal lumbar. Si padecemos una hernia discal lumbar grave los síntomas son fácilmente reconocibles, dolor en el recorrido del nervio ciático, normalmente de una intensidad fuerte y el dolor puede llegar hasta el tobillo e incluso hasta el pie.  ...

Ejercicios de pilates recomendado en caso de hernia discal lumbar

En este video se enseñarán unos ejercicios de Pilates que serán de gran ayuda en casos de hernia discal. Ejercicios de Pilates para hernias discales El pilates también brinda beneficios para casos de hernia discal, por medio de los siguientes ejercicios. Imprint y relajar Estiramiento del gato El caracol Círculos con una pierna La brazada Patadas laterales Nadando/swimming Estiramiento del gato Pa ...

consejos de salud dolores comunes enfermedades óseas y musculares ...

4 claves para evitar el dolor lumbar después de correr

El dolor lumbar es excepcionalmente frecuente en la sociedad en la vivimos. La lumbalgia es una de las causas más usuales de patología que afecta a un 60 a 80 por ciento de las personas en algún momento de la vida. Es la segunda causa más normal de consulta médica, luego de las afecciones respiratorias comunes. Los corredores de fondo han padecido en algún momento de dolor en la espalda a lo larg ...

general lesiones dolor de espalda ...

Cuándo preocuparte por un dolor lumbar

Tenemos tendencia a preocuparnos demasiado y muy pronto cuando tenemos dolor lumbar y más aún si no estamos acostumbrados a lidiar con este dolor (para una persona con fibromialgia, puede ser el pan de cada día). La realidad es que el dolor lumbar, por lo general, no es un gran problema (obviamente, si estás leyendo esto y tienes dolor lumbar, estarás en desacuerdo conmigo), aunque puede ser basta ...

dolor lumbar lumbalgia enfermedades

El síndrome facetario

El síndrome facetario Es una sobrecarga de las pequeñas articulaciones( denominadas facetas) que están en la parte posterior de las vértebras. Se da mayoritariamente a nivel lumbar y es más frecuente en gente joven. Las funciones de estas pequeñas articulaciones son: proteger el disco intervertebral por detrás, evitar el desplazamiento hacia delante de la vértebra y no permitir un exceso de rotac ...

Enfermedades Pinzamiento Pinzamiento lumbar

Pinzamiento lumbar

El pinzamiento lumbar está dentro de nuestro vocabulario cuando tenemos algún dolor en la parte lumbar de la espalda, lamentablemente es fácil encontrar a personas que lo padecen, pero ¿qué es y cómo saber si padeces un pinzamiento lumbar? ¿Qué es el pinzamiento lumbar? Antes de seguir, hay que saber que los médicos no tienen un concepto definido para referirse a ésta dolencia, aunque la más típic ...