Salud

Revista Belleza Idea guardada 7 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

8 Pasos para eliminar la ansiedad y ataques de pánico

La ansiedad generalizada es un trastorno que está afectando cada vez más a las personas.

Se dice que la depresión es el exceso de pasado y la ansiedad el exceso de futuro, hoy en día los quehaceres y las agendas de todos, están llenas, el tiempo pasa cada vez más rápido y todos nos ponemos ansiosos por terminar algún mandado o por saber si nos dará tiempo de estudiar para el examen, con todo esto es normal sentir un poco de nervios, pero el problema está cuando esa ansiedad crece y se convierte en un estado constante de nervios y miedo que terminan por desencadenar otros problemas como "los ataques de pánico".

 En esta ocasión tenemos una invitada especial en la web, su seudónimos es Mery y nos contará su testimonio de cómo sufrió ansiedad y como la superó. ¡Continua leyendo!

 

Testimonio

Hola, soy Mery y hoy quiero contarte mi historia. Si eres una de esas personas que sufren de ansiedad déjame decirte algo, pero necesito que te lo creas, ¡ESTO SI SE CURA!. Cuando perdemos la esperanza nos sumergimos en un hoyo de donde nos costará muchísimo salir, sin embargo si mantenemos la fe y convicción de que un día seremos libres nuestro cuerpo tendrá sanidad interna.

La entrada al infierno

Hace 5 años me encontraba muy estresada porque los exámenes finales estaban a pocos días, tenía mucho trabajo que entregar y una presentación en público se acercaba, había tenido mucho estrés esos últimos meses debido a otras situaciones y cuando se me vino esas semana de tareas pendientes encima, mi cuerpo colapsó y sufrí el primer ataque de pánico.

No puedo olvidarlo, estaba en mi salón de clases, comencé a sentir un adormecimiento que recorría mi rostro, todo el salón comenzó a darme vueltas, me costaba mantenerme en pie de lo mareada que estaba, comencé a sentir miedo -¿qué me estaba pasando?-, mi corazón comenzó a latir tan fuerte que sentí que se me salía del pecho -¿voy a morir?-, comencé a sentir ganas de salir corriendo -¿voy a perder el control?-, entonces tuve que salirme del salón y sentí que quería irme a casa, llamé a mi madre y le dije que me sentía mal, así que me fue a traer, para cuando llegó, mi corazón se había calmado, mi mente se había aclarado y todo había vuelto a la normalidad, sin embargo yo estaba aterrada por lo que acababa de sentir.

La experiencia anterior fue el inicio del infierno, la ansiedad continuo día tras día, los ataques de pánico llegaban sin invitación, a cualquier hora y en cualquier momento. Mis preocupaciones eran escandalosamente exageradas, me preocupaba cuando mi hermana no llegaba a casa temprano, cuando me agarraba una gripe, cuando mi sobrino se caía, cuando me despertaba, cuando me dormía y lo peor de todo es que le comencé a tener miedo al miedo, dejé de poder estar sola en la calle porque me daba miedo sufrir un ataque de pánico. Todo esto se volvió un circulo vicioso que me acechaba y atormentaba día tras día.

Por si todo lo anterior fuera poco, me levantaba con una sensación de inquietud, a veces no podía pegar un ojo en toda la noche, estaba súper irritable, sentía tristeza y ganas de llorar todo el tiempo, llegué al punto de querer quitarme la vida.

De vuelta a la vida

Seguramente te estarás preguntando ¿por qué no fui aun psicólogo? Porque mantenía la esperanza de algún día curarme. Si hubiera ido al psicólogo me hubieran recetado medicina y ese hubiera sido el principio de la esclavitud de verdad. He conocido a muchas personas que comienzan a tomar medicina y el problema mejora, sin embargo se hacen dependientes a este medicamento y la ansiedad suele volver con frecuencia.

Me di cuenta que el problema estaba en mi interior, tenía que ordenar todo dentro de mi y comenzar mi sanidad interior.

1. Meditación

La meditación fue un paso clave para comenzar a eliminar la ansiedad y los ataques de pánico. Mi recomendación es meditar 15 minutos  al levantarse. ¿Cómo se hace? Busca un lugar silencioso y ordenado donde sientas paz, ponte en una posición cómoda sentada o acostada, coloca música instrumental tranquila y de relajación y comienza a realizar inhalaciones y exhalaciones profundas, concéntrate en tu respiración e imagina como el aire entra y sale de tus pulmones, la idea es que dejes de pensar en todo lo que te asusta, en todas las preocupaciones y problemas. Si los pensamientos vienen a tu cabeza sólo déjalos pasar e imagina que eres el espectador de tus pensamientos y que los ves en una proyección pero que no se detiene a redondear en ninguno. Al principio será muy difícil concentrarte en la respiración y dejar de pensar en todo, pero si eres constante cada vez será mucho más fácil.

2. Sentir el miedo

Cuando sufría un ataque de pánico intentaba no sentir el miedo, evadía los sentimientos y creía que ignorándolos se iban a ir, sin embargo era un gran error pues el miedo en vez de irse incrementaba. Entonces hice lo contrario y comencé a "disfrutar del miedo", cada vez que tenía un ataque de pánico me decía a misma -Adelante cuerpo, libera todo el miedo que haz acumulado, quiero sentir cómo lo liberas, cómo se va-. Cuando tengas un ataque de pánico en vez de temerle, siéntelo en cada parte de tu cuerpo, busca el miedo en cada parte de tu cuerpo y deja que pase. Mantén presente en tu cerebro que un ataque de pánico no dura para siempre, y que eventualmente se quitará.

3. No morí

Si estoy contando mi historia es porque estoy viva, un ataque de pánico no me mató y es algo que debes recordar siempre. Por muy fuerte que sientas que te late el corazón y que el mundo te da vueltas un ataque de pánico no te va a matar. Cuando te das cuenta de esto, comienzas a perderle miedo al miedo y ese circulo vicioso de pánico se rompe y los ataques de pánico comienzan a irse.

4. Ejercicio

Para eliminar la ansiedad no hay nada mejor que el ejercicio, cuando tenía días demasiado malos no había nada que me reconfortara más que irme a nadar o a correr a la pista de atletismo. Agrega actividad física a tu día a día, sal a caminar al menos 30 minutos al día.

5. Actividades sociales

Sumergirte en la soledad de tu casa no es una buena idea cuando padeces de ansiedad. A veces me daba miedo salir con mis amigos o relacionarme con más gente pues temía perder el control en algún ataque de pánico, sin embargo me di cuenta que cuando me involucraba en actividades de convivencia se me olvidaban un poco los problemas y la ansiedad.

6. Auto-motivación

Perder la motivación es probablemente el mayor error de las personas con TAG (trastorno de ansiedad generalizada). Tienes que mantener la esperanza de que algún día sanarás. También debes decirte a ti misma que este proceso te está haciendo más fuerte y que en el futuro te ayudará a superar obstáculos mucho más grandes.

7. Desahogarse

Yo no busqué ayuda psicológica pues no quería que me recetaran medicamentos, sin embargo busqué a una persona madura y de confianza para que me escuchara. A ella le contaba todo lo que me pasaba, pensaba y sentía, esto fue como una terapia para mi todo el tiempo.

8. Fe

No sé si tu eres agnóstico, ateo o creyente, respeto todo acerca de ti, pero en lo personal mi fe en Dios fue lo que me ayudó a seguir adelante. Estoy segura que reconectarme con Él y dejar que llenara el vacío que sentía fue clave para recuperar mi vida y eliminar la ansiedad. No busco hacerte creer en Dios, sólo te cuento mi experiencia y opinión.

Hoy puedo decirte que después de 3 años, al seguir estos 8 pasos fui sana de la ansiedad, libre de los ataques de pánico y llevo una vida plena y saludable, soy una persona aventurera que disfruta la vida al máximo, soy una persona que siente más, ama más, río más y vive más. A veces cuando las preocupaciones de la vida me cargan la ansiedad regresa, sin embargo sé como luchar con ella, ya no me da miedo y soy feliz.

 

Esperamos que con estos 8 pasos que Mery nos contó puedas ser libre de la ansiedad. ¡Recuerda nunca perder la esperanza!

eliminar la ansiedad

combatir la ansiedad

Eliminar la ansiedad

eliminar los ataques de pánico

eliminar el trastorno de ansiedad

Fuente: este post proviene de Revista Belleza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Jugo verde para adelgazar

Nota: ¡Queremos perdir perdón a nuestras lectoras y lectores por haber dejado abandonada la web, sin embargo ya estamos de vuelta, con todopara enseñarte a lucir guapa o guapo! Hoy en día hacer dietas ...

Etiquetas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora